Crítica de "Moonrise Kingdom" (2012)

Moonrise-Kingdom00

Sobre Moonrise Kingdom ha escrito la crítica párrafos asombrosos. Wes Anderson es un estilista, ya lo sé, y casi ningún periodista dedicado a este negocio se atreverá a discutir que su película es un cuento de hadas lleno de originalidad. Con todo y con eso, también conviene advertir al público que paga su entrada: el cine de Anderson no es plato para todos los gustos, y esa originalidad puede llegar a ser indigesta.

Sigo la trayectoria de este cineasta desde sus inicios. Me irritaron especialmente Academia Rushmore (Rushmore, 1998) y Los Tenenbaums. Una familia de genios (The Royal Tenenbaums, 2001). Pese a sus alardes creativos y su singularidad, tampoco logré encontrarle la gracia a Life Aquatic (2004), una extrañísima comedia inspirada lejanamente en la figura de Jacques Cousteau.

Contra todo pronóstico, me encantó esa rareza que es Viaje a Darjeeling (The Darjeeling Limited, 2007), aunque tampoco le encontré mucho sentido al corto que Anderson añadió al comienzo de este largometraje, Hotel Chevalier.

Moonrise-Kingdom0

Posteriormente, me conquistó Fantástico Sr. Fox (2009) y siento el mismo entusiasmo tras ver Moonrise Kingdom, una cinta muy personal, en la que Anderson modera su tendencia a las marcianadas para centrarse en una historia excéntrica pero encantadora.

No obstante, repito aquí un aviso a navegantes. Esta es la típica película realizada para el público hipster. Es decir, para los amantes de la cultura alternativa, el cine independiente, el fetichismo nostálgico y las gafas de pasta negra.

Esa orientación hipster se advierte en la ambientación de la película –mediados de los sesenta, con una estética inspirada en las pinturas de Norman Rockwell– y en el inteligente surrealismo del relato, cuyo sentido del humor exige la complicidad del espectador.

Moonrise-Kingdom1

A traves de un narrador poco convencional, Bob Balaban, se nos cuenta aquí la historia de amor entre Sam (Jared Gilman), un boy scout huérfano, y Suzy (Kara Hayward), una niña radiante, hija de padres disfuncionales, Walt (Bill Murray) y Laura (Frances McDormand), con los que veranea en un faro.

La huida de los dos enamorados movilizará a las fuerzas vivas de esa isla de Nueva Inglaterra donde transcurre su aventura, empezando por el jefe de scouts Randy Ward (Edward Norton), el sheriff Sharp (Bruce Willis) y la responsable de servicios sociales (Tilda Swinton).

En su estilo ácido y rebuscado, Anderson alude a una forma de hacer cine que también es una forma de ser. En otras palabras, esto es cine de autor, y bajo esa premisa conquistará el corazón de los espectadores que estén dispuestos a sumarse a su juego. El resto es mejor que se abstenga.

grande4

Copyright del artículo © The Cult. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Studio American Empirical Pictures, Indian Paintbrush, Scott Rudin Productions, Focus Features. Cortesía de Alta Films. Reservados todos los derechos.

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • La maledicencia
    Escrito por
    La maledicencia Aunque ahora apenas se usa la palabra maledicencia, su existencia parece probar que se creó porque aquello a lo que se refiere era bastante frecuente, tanto como para merecer una palabra propia. Maledicencia: hablar mal…
  • Borges, Bioy, el detective y el psicólogo
    Escrito por
    Borges, Bioy, el detective y el psicólogo Al prologar La invención de Morel en 1940, Borges adoctrina acerca del rigor que exhiben las novelas de aventuras y aun las policiacas –de modelo inglés, “novelas-problema” que, estrictamente, no lo son sino cuentos con…
  • El deseo que nos consume
    El deseo que nos consume Explica José Antonio Marina en Las arquitecturas del deseo que la proliferación de los deseos siempre se consideró una amenaza a la cohesión social, de ahí la preocupación por controlar en tratados morales…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Esperanzas de inmortalidad
    Esperanzas de inmortalidad Evitar la muerte ha sido una gran ilusión de la humanidad. Durante mucho tiempo se pensó que sólo las religiones podían ofrecer esperanzas de este tipo, con base en la creencia en un alma o…
  • Juana la Loca y la fatalidad del amor
    Escrito por
    Juana la Loca y la fatalidad del amor Juana quería hacerse monja. Pero sus padres, en especial su madre, ya tenían diseñado otro futuro para su hija. Porque Juana era hija de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, que trazaron al milímetro los…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

  • Música para una butaca vacía
    Escrito por
    Música para una butaca vacía Tu padre te tomaba de la mano, con apenas cinco años, y te llevaba al cine. Hablabais el mismo idioma. El idioma de dos almas unidas por el amor y por la magia de la…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Lou Marini: el saxo y las estrellas
    Escrito por
    Lou Marini: el saxo y las estrellas Starmaker (BluJazz, 2012) es el tercer álbum en solitario del saxofonista de Ohio Lou Marini después de Lou's Blues (2004) y Highly Classified (2010). Se trata de un maravilloso disco que comienza con el tema que…
  • Paolo Gavanelli: todo un barítono
    Escrito por
    Paolo Gavanelli: todo un barítono Pese a dos Marcellos puccinianos, un Filippo Visconti belliniano y unos verdianos Nabucco, Rigoletto (éste videográfico en el Covent Garden) y Gusmano de Alzira, Paolo Gavanelli no ha encontrado aún en la discografía un reflejo…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1