Crítica: "Colossal" (Nacho Vigalondo, 2016)

Nacho Vigalondo es un director muy conocido en ciertos círculos, y goza de una considerable popularidad más allá de nuestras fronteras por sus películas ‒en especial, por Los cronocrímenes (2007)‒. Además, es toda una estrella en las redes sociales españolas. Pese a todo ello, su cine nunca ha funcionado bien en taquilla y sigue siendo un desconocido para el público general.

Este hecho (estrella en Internet, “desconocido” en el mundo real) daría para una reflexión sobre el verdadero valor de las redes sociales y los blogs, pero lo dejaremos como mera introducción para señalar que Colossal merece realmente una difusión más allá del “mundillo friki” (término odioso como pocos), porque es un estupendo film para todo tipo de público, incluso para ese que nunca ha visto una película de Godzilla.

En Colossal aparece un monstruo gigante (o kaiju, si lo prefieren), que provoca no pocos destrozos en Seúl, pero no deja de ser un gimmick para contar la historia de una mujer en una encrucijada vital.

Colossal1

El film está narrado en tono de película indie estadounidense, y Vigalondo incluso hace un chiste relativo al look Wes Anderson. Pero más allá de esta apariencia, Colossal nos habla de una persona afectada de una notable falta de amor propio. Su vida está a la deriva bajo la dependencia de los hombres y del alcohol. Es incapaz de tomar las riendas. Y pese a tener el potencial para ello, carece de voluntad.

Este personaje protagonista está maravillosamente escrito, pero una gigantesca (gracieta de saldo) Anne Hathaway le da auténtica vida, con una interpretación tan divertida como emotiva, repleta de ricos matices.

Al leer esto, algún lector pensará que Colossal es un drama deprimente, pero principalmente es una comedia de diversos tonos, incluyendo los más oscuros y con una notable parte fantástica. Todas las piezas de la película, en principio dispares (¿alcoholismo y monstruos gigantes?), están ensambladas sin discordancia por un sagaz Vigalondo, que nos ofrece algunos momentos realmente potentes, como esa antológica elipsis en la que el sencillo plano de unos pies pisando la arena de un parque nos resultan terroríficos.

Hay unos cuantos giros en la historia de Colossal que no conviene revelar, y que hacen que la película sea algo más animado que una mera comedia dramática sobre la vida real. Son pinceladas para dar color, pero también sirven para que el espectador se haga preguntas sobre determinadas conductas en las que todos podemos caer sin darnos cuenta, y que estaría bien erradicar de inmediato.

Entre la avalancha de superproducciones veraniegas, Colossal corre el peligro de ser pasada por alto, lo cual supondría un injusticia. No es un film-espectáculo, y aunque cuente con algún llamativo momento de destrucción titánica, no está en la onda de, pongamos, Pacific Rim (Guillermo del Toro, 2013), pero bien merece una oportunidad de éxito antes de transformarse en el film de culto que posiblemente llegue a ser en el futuro.

colossal2

Sinopsis

Tras perder su trabajo y romper con su novio Tim (Dan Stevens), Gloria (Anne Hathaway) decide dejar Nueva York y volver a su ciudad natal. Allí se reencontrará con su amigo de la infancia Oscar (Jason Sudeikis) dueño de un bar donde se reúnen para beber con otros amigos (Tim Blake Nelson y Austin Stowell).

Paralelamente las noticias informan de que en Seúl un monstruo gigantesco y nocturno está destruyendo la ciudad. Gloria se da cuenta de que está relacionada con estos extraños sucesos al otro lado del mundo puesto que esa criatura monstruosa está imitando todos sus movimientos a gran escala produciendo graves destrozos. Cuando se dan cuenta de todo ello, aparece un segundo monstruo, todavía más destructor, y comienza una lucha entre ambas criaturas.

Para evitar que la destrucción vaya a más, Gloria tendrá que averiguar el papel de su insignificante existencia en un evento colosal que podría cambiar el destino del mundo.

El escritor y director de Colossal que revisa y deconstruye el género de monstruos de manera muy imaginativa, es el cántabro Nacho Vigalondo (Cronocrímenes, Extraterrestrial y Open Windows). La historia de esta película es un cuento fantástico y a la vez una comedia romántica que giran alrededor de la interpretación de Anne Hathaway.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Versus Entertainment. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

Es coautor del libro 2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario (Notorius Ediciones, 2018).

logomamut

logonegrolibros

  • Fidelidad e infidelidad en la China caballeresca
    Escrito por
    Fidelidad e infidelidad en la China caballeresca En su biografía del gran historiador chino Sima Qian (–135/–45), Burton Watson explica cómo la transición desde una época con un poder central poderoso ‒la de los Zhou (“Chou”)‒ a otro períodos de estados enfrentados y…
  • Mitos y utopías americanas
    Escrito por
    Mitos y utopías americanas Una nutrida investigación de Juan Gil (Mitos y utopías del Descubrimiento, tres volúmenes coeditados en 1989 por Alianza y la Comisión del Quinto Centenario: Colón y su tiempo, El Pacífico y El Dorado) permite volver,…
  • Otros mundos...
    Otros mundos... Hace una década, los periódicos del mundo reportaron el descubrimiento de un planeta parecido a Júpiter, girando alrededor de una distante estrella llamada 55 Cancri, en la constelación del cangrejo. A primera vista…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Sevilla, puerta de Indias
    Escrito por
    Sevilla, puerta de Indias (...) Pasear por el centro histórico de Sevilla es todo un acontecimiento. Y no sólo porque es una ciudad monumental de primera, que también, sino por las emociones que transmiten los lugares que fueron testigos…

Cartelera

Cine clásico

  • Los años 20: 174 imprescindibles de Miguel Marías
    Escrito por
    Los años 20: 174 imprescindibles de Miguel Marías 1920 Way Down East (D.W. Griffith) Mästerman (Victor Sjöström) Körkarlen (V. Sjöström) Erotikon (Mauritz Stiller) Johan (Mauritz Stiller) L’Hirondelle et la Mésange (André Antoine) Prästänkan (Carl Th. Dreyer) The Penalty (Wallace Worsley) The Love Flower…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Chris Isaak, más allá de las modas
    Escrito por
    Chris Isaak, más allá de las modas Sin notables muestras de envejecimiento físico o artístico, Chris Isaak sigue deleitando a fans y sorprendiendo a neófitos con sus espectaculares conciertos, en los que evidencia cierto carácter sobrehumano al mostrar sus distintas facetas: virtuoso…
  • Robert Fuchs, vienés y brahmsiano
    Escrito por
    Robert Fuchs, vienés y brahmsiano Robert Fuchs (1846-1927) vivió lo suficiente como para asistir a varios derrumbes: el imperio austrohúngaro, la paz octaviana de la Europa finisecular y la música tonal. Su extendida labor como pedagogo oscureció el resto de…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Un sueño de película
    Un sueño de película Según se me dijo hace años, muchos, la música era, es, el arte de combinar el sonido con el tiempo. Una frase que, debido a las numerosas y grandes limitaciones que me acompañan, ni aprendí…