Crítica: "Black Mass" (Scott Cooper, 2015)

Dentro del cine estadounidense, el policíaco posiblemente sea el género que se haya mantenido con más firmeza a lo largo de las décadas, y el que ha mantenido un nivel general más digno.

En las listas de “mejores películas del año” siempre se suele colar alguna acerca de ladrones, gangsters, policías y demás actividades criminales, y es que el género negro es ideal para tratar temas adultos y del mundo real sin dejar de lado el entretenimiento.

Black Mass no es una obra destacable pero sí correcta. Ambientada principalmente a finales de los 70 y comienzos de los 80, se aprovecha de la atractiva fealdad de aquellos tiempos, pero sin entregarse a la imitación de estilos, más allá de la presencia de una fotografía con grano que se agradece enormemente en el actual panorama de fría nitidez digital.

El film, inspirado en el libro Black Mass: Whitey Bulger, the FBI, and a Devil's Deal, de Dick Lehr y Gerard O'Neill, a su vez basado en hechos reales, nos habla sobre las lealtades erróneas, con el protagonismo un peligroso delincuente de San Francisco que se aprovecha precisamente de estas amistades, devociones y vínculos familiares para trepar en la escala criminal.

black1

Dicho delincuente, James "Whitey" Bulger, está encarnado por un Johnny Depp menos sobreactuado que de costumbre, aunque sacando provecho a una peculiar caracterización que, en teoría, imita el aspecto del personaje de la vida real, pero que convierte al actor en algo parecido a un vampiro.

Como Drácula usaba a Renfield, “Whitey” se aprovecha de la lealtad de un amigo-protegido de la infancia que ahora trabaja para el FBI. Este pobre desgraciado es, en realidad, el verdadero protagonista de la película. Joel Edgerton sabe llevar con dignidad este papel de tipo atrapado entre dos mundos, de muchacho que no ha llegado a crecer nunca del todo y que siente, a su pesar, una fuerte admiración (se sugiere que amor romántico) por el carismático hampón.

A pesar del potencial de tener a un Depp encarnando a un criminal psicótico, e incluso de algún aviso que se nos da en la propia película, Black Mass nunca llega a ser una película ultraviolenta o desquiciada. La violencia es realista, pero el director no se recrea en la misma, y los niveles de suspense y acción se mantienen a un nivel bastante discreto.

Esta es una de esas producciones que se centran en el retrato de personajes, más que en una trama sorprendente. La cinta se apoya en un plantel de magníficos actores secundarios que son lo más interesante en este policíaco, del que no se puede decir nada especialmente malo, pero que no contiene ninguna característica ni momento realmente memorable.

blackmass

Sinopsis

Johnny Depp, el actor nominado en tres ocasiones a los Oscar (Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet, En busca de Nunca Jamás, la saga Piratas del Caribe), protagoniza el drama Black Mass, una película dirigida por Scott Cooper (Corazón rebelde) en la que interpreta al popular mafioso James Whitey Bulger.
En el reparto también destacan Joel Edgerton (El Gran Gatsby, La hora más oscura) en el papel del agente del FBI John Connolly; el nominado a los Oscar Benedict Cumberbatch (The Imitation Game: Descifrando Enigma), quien encarna al hermano de Whitey, el poderoso senador estatal Billy Bulger; Rory Cochrane (Argo) en el papel de Stephen Flemmi, el cómplice de Whitey; Jesse Plemons (la serie de televisión Fargo), actor que interpreta al principal secuaz de Whitey, Kevin Weeks; y Kevin Bacon (Crazy, Stupid, Love, la serie de televisión The Following) en el papel del agente especial a cargo de la oficina del FBI, Charles McGuire.
En el barrio de South Boston de los años 70, el agente del FBI John Connolly (Edgerton) convence al mafioso irlandés Jimmy Bulger (Depp) para que colabore con la oficina con el objetivo de eliminar a su enemigo común: la mafia italiana. El drama cuenta la historia de cómo perdieron el control de su terrible alianza, y cómo, gracias a ella, Bulger pudo escapar de la ley y adquirir cada vez más poder hasta acabar convirtiéndose en el capo de la escena criminal de Boston y en uno de los mafiosos más peligrosos de la historia de EE.UU.
Cooper dirige Black Mass a partir de un guión de Mark Mallouk y Jez Butterworth, basado en el libro de Dick Lehr y Gerard O'Neill.

Durante más de una década y hasta que logró capturarle en 2011, uno de los objetivos del FBI fue perseguir a James Whitey Bulger, el capo más despiadado de la escena delictiva de Boston, quien figuraba en el segundo puesto de la lista de los delincuentes más buscados de la oficina de la ciudad, precedido únicamente por Osama Bin Laden. Resulta irónico, pues puede que Bulger nunca hubiera sido capaz de convertirse en alguien tan poderoso si no hubiera contado con la ayuda y persuasión del FBI.

Black Mass ofrece una perspectiva más profunda de cómo la alianza entre el despiadado mafioso Whitey Bulger y el agente del FBI John Connolly permitió al primero extender su imperio delictivo con total impunidad, mientras el último, cegado por su propia ambición, le protegía de las investigaciones que le perseguían, ignorando el cada vez mayor número de víctimas.

En palabras del director/productor Scott Cooper: "John Connolly conocía a Whitey y a su hermano, Billy Bulger, desde que eran unos niños, pues se criaron juntos en el pequeño Barrio de South Boston, conocido como 'Southie'. La historia me parecía muy interesante debido al vínculo que une a estos hermanos, tan diferentes entre sí, y a John Connolly, un hombre que era consciente del poder del clan de los Bulger, a quienes siempre ha admirado. Al final, Connolly permite que Bulger cause estragos en la ciudad, pues siempre quiso llevarse bien con Whitey desde que este le rescatara de una pelea que sucedió en el recreo cuando eran niños".

Mientras Connolly ascendía de categoría en el FBI enfrentándose a la mafia de Nueva York, Whitey Bulger empezó a hacerse famoso en el lugar gracias a otro tipo de cuestiones. A medida que adquiría más poder, lo que al final le llevó a hacerse con el liderazgo de la "Winter Hill Gang", una banda local de mafiosos, empezó a ser temido por algunos, pero muchos otros le consideraron una especie de Robin Hood, alguien necesario y bueno dentro del barrio.

Johnny Depp, el actor que encarna a James Whitey Bulger, explica: "Southie fue y sigue siendo un barrio muy unido que juró lealtad a Jimmy", comenta el actor, utilizando el nombre por el que Bulger prefería que le llamaran. "Mucha gente le consideró una especie de ídolo y muchos querían ser como él porque hacía las cosas a su manera y, la mayoría de las veces, le salían como quería. También fue un hombre con mucho carisma y con un magnetismo que provocaba que la gente quisiera comprenderle, conocerle y formar parte de su entorno. El personaje de James Bulger me parece fascinante, y me interesaba mucho conocer sus motivaciones".

Joel Edgerton, quien interpreta el papel de John Connolly, opina: "Creo que John veía a Whitey como si fuera una especie de renegado considerado como una estrella del rock dentro de la comunidad. Para John, ambos compartían un vínculo mucho más fuerte, pues conocía personalmente a esa estrella del rock que, en una ocasión, se portó bien con él. Creo que sus intenciones eran buenas cuando empezó a trabajar para el FBI, pues aspiraba a convertirse en un gran agente. Pero en su ciudad natal, la frontera entre el crimen y la ley era muy difusa, y si la persona a la que admirabas se encontraba en el otro lado de la ley, esto podía derivar en otro tipo de aspiraciones. Creo que esa aparente libertad ilimitada con la que actúan los delincuentes empezó a envenenarle poco a poco".

El productor John Lesher opina que la fascinación que Connolly siente hacia Whitey no difiere mucho de la que sentimos el resto de la gente. "Todos nos sentimos intrigados por los mafiosos de las películas, de las novelas, o de la televisión, pues se rigen por unas normas distintas a las del resto de la sociedad. Este caso concreto trata sobre el estrecho vínculo entre un agente estrella del FBI y un popular mafioso, cuyo hermano resulta ser uno de los políticos más poderosos del Estado; es algo casi inconcebible e inverosímil".

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Cross Creek Pictures, 360 Films, Warner Bros. Pictures. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • Los navajos vencen a los japoneses
    Escrito por
    Los navajos vencen a los japoneses Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos decidió inventar un código que no pudieran descifrar los japoneses. Para ello, además de emplear las mejores técnicas de criptografía, capaces de transformar las palabras originales en términos…
  • La poesía de Leopoldo Castilla
    Escrito por
    La poesía de Leopoldo Castilla Una rápida ojeada a la obra de este poeta salteño recoge la difícil síntesis que produce el encuentro de Rilke y Vallejo. Del primero palpita el ánima exaltado al descubrir que el mundo está lleno…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Cuando sobran los humanos
    Cuando sobran los humanos En una conversación entre el historiador Yuval Noah Harari y el economista Daniel Kahneman, organizada por la plataforma Edge.org, el primero expone ciertas posibilidades que harían del futuro un espacio-tiempo poco agradable para los hijos…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Gloria y desdicha del Mozart final
    Escrito por
    Gloria y desdicha del Mozart final Mucho ha tardado La clemenza di Tito en conseguir un lugar en las temporadas y grabaciones de ópera. Podría decirse que no antes de la década iniciada en 1970, con la Nueva Edición corregida y…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¿99% chimpancé y 50% banano?
    Escrito por
    ¿99% chimpancé y 50% banano? Parte 1 Sabemos que nuestros parientes más cercanos son los dos tipos de chimpancé (el común y el bonobo), que comparten con el ser humano un ancestro común que vivió hace seis millones de años.…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC