Cómo se hizo "Ghost Rider: Espíritu de venganza"

ghost-rider-2

Nicolas Cage vuelve como Ghost Rider en una nueva y valiente visión del clásico personaje de Marvel Comics en Ghost Rider: Espíritu de venganza. La película está dirigida por los directores Neveldine y Taylor (Mark Neveldine y Brian Taylor) quienes se han labrado un lugar especial entre el público de culto con cintas como Crank: Veneno en la sangre y Gamer.

Taylor explica que, como directores, estaban emocionados ante la idea de colaborar en esta nueva película por dos razones principales. “Estábamos entusiasmados de tener la oportunidad de dirigir una película de franquicia con Nicolas Cage, y en segundo lugar, nos encantó la idea de trabajar con una serie de comics tan alucinante y rompedora. Es decir, a este tío se le incendia el cráneo y patea el culo a medio mundo” explica Neveldine. “Creo que el estudio quería hacer algo más innovador con esta franquicia y nuestra actitud y estilo de hacer cine encajó perfectamente con todo lo que esperaban ver. Todos compartimos la misma visión.”

Gracias a la libertad que recibieron por parte del estudio para darle al filme ese tono más rompedor, los directores dejaron volar su imaginación. “Sólo había una cosa que queríamos mantener de la primera película: a Nick Cage. Quisimos cambiar todo lo demás – su imagen, su vestuario, su moto. Queríamos incendiar almas y arrastrarlas al infierno. Y por suerte el estudio dijo: ‘Genial; eso es precisamente lo que queríamos escuchar.’ Y así comenzó todo. Lo que buscábamos en realidad era una atmósfera, una emoción, una estética. Vamos, todo lo necesario para hacer de él el perfecto macarra.”

Ese proceso continuó hasta iniciada la producción ya que Neveldine y Taylor emplean un estilo cinético tanto delante como detrás de la cámara. En palabras de Cage: “La energía de esta película resultó ser una experiencia diferente para mí. Es mucho más salvaje, casi como una experiencia temeraria- hasta en la forma en la que rueda Mark Neveldine. Es como un especialista, arriesgando su vida cientos de veces, colgado de cableados, o rodando mientras patina sobre ruedas– es muy activo, un cineasta muy macho. Los fans van a alucinar con la fotografía ya que Mark, Brian y Brandon Trost (el director de fotografía) son temerarios detrás de la cámara.”

Al describir su intensa experiencia en el plató, afirma Neveldine: “Al final, tenemos que captar la interpretación y conseguir los planos, y haremos lo que sea necesario para lograrlo. Nos verás colgados de vehículos o con los patines puestos, todo para llevar la experiencia cinematográfica al límite.”

Mientras que otros directores pudieron haberse decantado por crear el mundo Ghost Rider en un ordenador, Neveldine/Taylor optaron por captar lo más posible con el mayor realismo y practicidad. “Rodamos con especialistas de verdad y la acción sobre ruedas es verdadera – aunque sí es cierto que le incendiamos el cráneo posteriormente en el ordenador", asegura Taylor. “Pensamos que así, al mostrarle algo real, le proporcionamos al espectador una experiencia mejor, más visceral.”

El montador Brian Berdan, quien colaboró con los directores en Crank: veneno en la sangre, asegura que: “Son inmensamente creativos; trabajan con la cámara en mano, de forma intuitiva y no todo está planeado. Esa viveza que le aporta la cámara en mano y la sensación que transmite alguien que sabe qué hacer con ella, hace que todo lo que se capte cobre vida. Es un reto a la hora de montar porque tienes muchísimo metraje y al principio puede que pienses ‘No puedo hacer nada con esto’ y luego la cámara entra en el lugar preciso y ¡capta exactamente lo que necesitas!”

Idris Elba quedó impresionado con los directores. “Fueron capaces de captarlo todo, cuidando los detalles, la interpretación y el segundo plano. Son un equipo de directores muy valiente. Se ve que se lo están pasando bien, pero también sientes que saben lo que quieren. Se implican de lleno. Cuando vi que Mark sacó los patines, y yo iba en moto en una autovía de Rumanía (apenas sabía llevarla, acababa de aprender) – pensé: ‘Este tío está chalado, pero venga vamos, ¡a por todas!’”

Es un estilo que encaja con Cage. “Derrochan energía – una energía exagerada e inusual, además trabajan con una intensidad salvaje. Están dispuestos a hacerlo todo. Y creo que yo también encajo con esa forma de trabajar.”

“Nos emocionó saber que nuestro tono y humor oscuro se reflejarían en el proyecto” explica Neveldine. “Pero también era importante que estuviera bien cimentado y fuera contundente.”

La forma extrema de hacer cine de Neveldine/Taylor exigía una historia rompedora. No sería suficiente retomar la historia donde acabó la última película. “Esta historia transcurre años después, cuando Blaze – y Ghost Rider – se encuentran en un momento totalmente diferente", afirma el productor Ari Arad. “Ahora Johnny Blaze está a kilómetros de su ciudad natal, intentando huir del demonio que lleva dentro. Conoce a un cura, Moreau, interpretado por Idris Elba, quien promete ayudarle a librarse de su maldición si éste a su vez le ayuda a encontrar a un chico. Si Johnny es capaz de encontrar a ese chico y salvarle el alma, tal vez pueda salvar también su propia alma.”

ghost-rider-3

Algunas de las ideas para la nueva película nacieron cuando Cage promocionó la primera. “Estaba en Inglaterra, haciendo entrevistas, y estaba vestido de cuero de pies a cabeza y decidí visitar la Abadía de Westminster durante un descanso” recuerda el actor. “No tenía ni idea de que en ese momento se estaba celebrando una cumbre medioambiental con el Arzobispo de Canterbury y la cabeza de la Iglesia Ortodoxa Griega. Entré disimuladamente y me sentaron atrás. Cuando me vio un obispo de Colorado me invitó a sentarme delante. Me presentó al Arzobispo, quien me dijo: ‘Déjame enseñarte la abadía de Westminster.’ Durante el recorrido se fijó en mi atuendo y dijo ‘Ah, y por cierto, yo también puedo ser travieso.’ Para mí, todo comenzó ahí – que de alguna manera John y Ghost Rider trabajaran con la iglesia, que la iglesia los necesitara de alguna forma.”

Para Cage, acercarse a Ghost Rider: Espíritu de venganza fue “como empezar de cero en muchos sentidos. Es como un John Blaze completamente nuevo – ya lleva tiempo viviendo con Rider. En la película siempre intentaba calmarse – evitando el alcohol, escuchando a Karen Carpenter… cosas que evitarían que se le incendiara la cabeza. Años después su cabeza ya se ha incendiado y tiene que vivir con ello. Así que es una experiencia totalmente diferente la de Johnny ocultándose en Rumanía.”

“Nick es un brillante actor y todo un caballero” explica Neveldine. “Siempre pone primero a la película y nos sentimos honrados por su compromiso. Aportó ideas nuevas al plató cada día y éstas nos motivaban a ser mejores directores. Además, aceptó encantado nuestro estilo y disfrutó de nuestra forma de trabajar, por lo que nos sentimos a gusto, centrados y atentos en todo momento. Por todo ello, fue un verdadero placer llegar todos los días a trabajar.”

“Nick parece un lunático cuando lo ves en las películas, pero su forma de actuar es súper cerebral” define Taylor. “Todo lo que hace está pensado de antemano – su locura se construye en base a la razón. Por eso sus interpretaciones son tan interesantes – no está actuando como un loco sin más. Y eso se plasma en un proyecto como éste – va de un tío en moto cuya cabeza está incendiada, pero pudimos profundizar en la mitología. No sólo construimos una evolución nueva para Blaze, quisimos explorar quién es el demonio y cuál es su historia, y qué es lo que hace que Ghost Rider sea como es.”

Los compañeros de reparto de Cage quedaron igualmente impresionados con el registro y el compromiso del actor. “Sencillamente es uno de los actores más divertidos y amables con los que he trabajado", dice Idris Elba. “Sabes que obviamente es una gran estrella pero cuando lo conoces compruebas que tiene los pies en la tierra, que está feliz de trabajar y de ensayar y de hacerlo una y otra vez. Es un buen tipo.”

Cage apunta que al igual que Ghost Rider tiene un look nuevo en esta película, también lo tiene Johnny Blaze. “Su aspecto es más desaliñado. La chaqueta es más ajustada y no lleva pinchos. Es menos heavy metal", asegura el actor. “Cuando Blaze, enfundado en una ajustada chaqueta de carreras tradicional se transforma en Ghost Rider, su aspecto es mucho más orgánico y vivo. Brian y yo conversamos, entre otras cosas, acerca de cómo es que se empieza a calentar, y oscurecerse, a rezumar y burbujear.”

La diseñadora de vestuario Bojana Nikitovic añade que: “Brian y Mark no querían que fuera estilizado; querían que todo tuviera un aspecto real – tanto que ni siquiera te fijaras en el vestuario. Casi todos los personajes principales llevan un único atuendo – hablamos de personajes que realmente viven en su ropa, así que su vestuario se convierte en su piel, especialmente Johnny Blaze y Moreau. Todo tenía que estar desgastado.”

John Blaze no es el único papel que tiene Cage en el filme; también interpreta a Ghost Rider por primera vez. (En el filme del 2007, Rider lo interpretaron varios especialistas cuyos rostros fueron sustituidos por la famosa calavera ardiente.) “Brian Taylor realmente quiso que nos adentráramos en el espíritu de sacrificio– para no perder jamás de vista el dolor del pacto inicial con el Diablo", explica Cage. “Por ello defendió que yo debía encarnar no sólo a John Blaze, sino también a Ghost Rider. Para Brian era importante que yo habitara el espíritu, Zarathos – él es el espíritu corrupto y caído de la justicia convertido en el espíritu de la venganza. Esto me abrió nuevas puertas ya que aunque anteriormente había interpretado más de un papel en la misma película, como en Adaptation (el ladrón de orquídeas), en esta ocasión encarnaba a un personaje que no era humano. ¿Cómo podría darle vida a un personaje así? Me resultó estimulante, y siendo sinceros la película se llama Ghost Rider: Espíritu de venganza, o se llama John Blaze. Ghost Rider es la estrella del filme.”

“Pensamos que sería una gran oportunidad – cuentas con el increíble actor Nick Cage interpretando un papel doble: Johnny Blaze y Ghost Rider", dice Neveldine. “Creo que a él le encantó meterse en un alma oscura, lidiando con la adicción de este demonio que lo posee.”

“Realmente lo consideramos como un papel doble – Ghost Rider no es Johnny Blaze", afirma Taylor. “Johnny está controlado por el demonio Zarathos. Es algo completamente diferente. Así que Nick tuvo que imaginar ¿cómo es ese demonio y qué hace cuando está en el infierno? Ahora habita un cuerpo humano, ¿y eso cómo es? ¿Cómo camina? ¿Cómo se mueve?”

Al volver a imaginar el personaje para la nueva película, Cage y los directores meditaron cómo representarían al espíritu demoníaco. “Brian y yo pensamos que sería como un faraón de la antigüedad; lo rodea un aura regia, y no es alguien con quien te puedas identificar” explica Cage. “Y también pensé en animales que pudieran servir de inspiración; tuve dos cobras como mascotas durante un tiempo y yo observaba cómo se movían y qué hacían cuando me daban la espalda. Si miras la parte trasera de una cobra verás un diseño que se asemeja a un ojo oculto. Empezaban a bailar y luego se giraban y de repente se lanzaban y mostraban sus colmillos. Esto se convirtió en un rasgo de Ghost Rider, esa especie de movimiento hipnótico que intenta adormecerte para atacarte seguidamente. Así, poco a poco fuimos creando una entidad que fuera totalmente diferente a todo lo que has visto anteriormente, y esperamos que asuste a la vez que entretenga a los espectadores.”

Aunque en la película los espectadores jamás verían el rostro de Cage como Ghost Rider, el actor llegaba al plató maquillado con el diseño que él mismo creó para la calavera, y además con lentillas que oscurecieron por completo su mirada.

Pero, ¿Por qué crear un maquillaje tan elaborado cuando la cabeza de Cage sería sustituida por una calavera incendiada mediante animación por ordenador? Para Cage, el motivo era sencillo: para encontrar al personaje y para ayudar a sus compañeros de reparto a poder reaccionar a él. “Para mí Ghost Rider es un ángel caído", prosigue el actor. “Puesto que no te puedes identificar para nada con él me resultó necesario mantener cierta distancia y representarlo con cierto temor. Cuando trabajas desde afuera para adentro, a veces resulta beneficioso creer o confiar en un personaje que espero estimule no sólo mi propia imaginación sino también la de mis compañeros de reparto – ellos saben que hay algo más en la habitación y que no es John Blaze, es un ser totalmente diferente.”

ghost-rider-1

Violante Placido (El americano) asegura que todos los actores están acostumbrados a echar mano de su imaginación para visualizar lo que el ordenador introducirá en la pantalla…. pero nada sustituye lo real. “Se notaba la diferencia cuando Nick llevaba el maquillaje y las lentes de contacto oscuras", asegura la actriz. “El maquillaje le da un aspecto muy diferente, parece un insecto o una serpiente con esos impenetrables ojos negros. Son dos agujeros que te hipnotizan y horrorizan a la vez.”

“Al final de la película", explica Ciarán Hinds, “él llega con un rugido de su motocicleta y yo intento arrastrarme desesperadamente hacia cualquier dirección. Cuando giré y vi el extraordinario maquillaje que diseñó, su rostro se transformó como si fuera una criatura de otro mundo- ha creado algo potente con esa energía tan poderosa.”

Idris Elba encabeza un elenco de actores europeos y estrellas en ascenso que le dieron la réplica a Cage. Elba interpreta a Moreau, “un hombre religioso que ha tomado su propio camino – un personaje solitario", explica el actor. “Cuando lo conocemos descubrimos que está inmerso en un viaje en busca de Nadya y Danny, y lleva tiempo en ello. Ha viajado por el mundo y ha vivido en muchos y muy diferentes lugares. Cuando conocí a Mark y a Brian, hablamos que el personaje tiene que dar la sensación de haber hecho y experimentado muchas cosas. A pesar de ser monje, le gusta tomarse una copita o dos. Tiene moto y viste guay – es valiente.”

El director Mark Neveldine comenta: “Idris tiene una presencia física tremenda y su capacidad física alcanza la de las grandes estrellas de acción de los últimos 20 años. Me encanta su visión de Moreau, su energía y carisma. Su lema es “nunca digas nunca”, le encanta hacer sus propias escenas peligrosas y es uno de los chicos más apuestos de la industria. Un auténtico tipo duro que tiene el talento de doce actores, y por cierto es muy divertido trabajar con él.”

“Primeramente, me gusta como persona – es alguien con quien disfruto hablar y como actor, es valiente", describe Cage. “A Idris no le asusta ir a lo grande, de hecho le da una gran envergadura a su personaje de Moreau. Hay una locura que encandila en su mirada y de cuando en cuando suelta una risa alocada y maravillosa.”

Al igual que hizo en su memorable papel en Thor, Elba optó por llevar lentillas especiales que aclararan el color de sus ojos. “Describieron al personaje como un hombre con luz en la mirada – lo cual interpreté yo como luz que desprendía su mirada” describe el actor. “Así que le dije a Mark y a Brian, ‘Oye, ¿por qué no le cambiamos el color de los ojos? ¿Por qué no aportarle algo de ambigüedad a lo que ocurre tras esa mirada?” No es un superhéroe, no es un místico – es real – pero yo quería que de cuando en cuando tuviera una apariencia de un ser de otro mundo. Y les encantó la idea.”

“En cuanto se puso las lentillas el personaje de Moreau quedó caracterizado", afirma Neveldine. “El poder espiritual es el que brilla a través de esa mirada. Y eso es lo que necesitábamos – es más que un monje ebrio, es un monje ebrio con una mirada poderosa, y la necesitará para enfrentarse a Ghost Rider.”

Ciarán Hinds interpreta a un personaje llamado Roarke, pero no nos engañemos. “No hay forma de suavizarlo, Roarke es el Diablo", dice Ciarán Hinds, “y no está en busca de redención. Ha poseído el cuerpo de un ser humano; desafortunadamente los seres humanos, son por naturaleza, débiles y falibles, y sus cuerpos empiezan a desintegrarse. Desde que engendró un niño Diablo, tiene un plan B, pero pronto se verá inmerso en una carrera contrarreloj porque no se trata únicamente de asegurar al niño en un marco de tiempo específico sino que además, según avanza el reloj, comienza a desintegrarse. Con el paso del tiempo parece que su rostro se va deslizando hasta desaparecer.”

Por extraño que parezca, ésta no es la primera vez que Hinds interpreta al Diablo. “Hace unos cuantos años, Connor McPherson, un conocido dramaturgo y director de teatro irlandés me pidió que participara en una obra [“The Seafarer”] que había escrito y dirigiría en Broadway. El personaje se llamaba Mr. Lockhart – y resultó ser el Diablo. No sé cómo pero las decisiones que tomo como actor me llevan a ser elegido como el Diablo, pero es divertido ser malvado.”

“Ciarán Hinds es el chico más amable del mundo – de alma tierna – pero estoy seguro que el Diablo también es el hombre más agradable del hombre” afirma Cage. “Él ha incluido todo ese encanto en su caracterización. Además, es muy divertido.”

El director Mark Neveldine asegura que Hinds es “todo un profesional. Es fascinante verlo actuar y le aporta tanta vida al personaje y con tantísima facilidad. Siempre nos emocionaba saber que él estaría en el set. Es un actor incansable que nunca se queja y puede hacer una toma perfecta 20 veces seguidas. Al igual que Nic, es uno de los grandes actores de nuestra era.”

Al describir el look de su personaje bromea Hinds que “a pesar de lo que se dice por ahí, el Diablo no viste de Prada. El Diablo viste de Brioni. Bojana hizo un trabajo tremendo a la hora de comprender y plasmar sutilmente al personaje – se trata de un hombre que se conduce con lo que él considera dignidad y orgullo a la antigua usanza. Procura mantener intacta su apariencia, pero en realidad se está derrumbando. Su aspecto es impecable pero mientras tanto su cuerpo se está desintegrando.”

La diseñadora de vestuario Bojana Nikitovic prosigue: “Brian y Mark marcaron la pauta acertada de no diseñar la versión típica del diablo, así que sabíamos que tenía que ser un hombre extremadamente elegante vestido con inmaculada distinción. Y Ciarán Hinds fue de gran ayuda al llevar el traje con ese porte y al conducirse como el personaje.”

El vestuario es fundamental a la hora de crear el personaje de Roarke, pero Hinds también hizo uso del maquillaje y partes protésicas. “El trabajo es realmente creativo y fascinante", asegura maravillado el actor. “Requiere algo de Zen y mucha paciencia porque es una tarea que lleva dos horas– peluquería, maquillaje, y lentillas. La mayor parte del trabajo protésico se mezcla y sella en las mejillas y en la nariz. Observaba cómo iba progresando poco a poco y al final cambiaba por completo una mitad de mi rostro.”

Violante Placido interpreta el papel de Nadya, quien establece un vínculo con Johnny cuando una secta secreta de la iglesia lo recluta para ayudar a su hijo. “Ha tenido una vida dura, viviendo en la calle, y eso la ha endurecido", explica Placido. “Yo la imagino como una gata callejera. Sabe usar pistolas y cuchillos – y está dispuesta a matar si es necesario. Su mayor pecado es su hijo, Danny; es paradójico, porque también es su único motivo para vivir. Su misión en la película es proteger a su hijo y posiblemente redimirse y comenzar una nueva vida.”

“Nadya está loca – ha engañado, robado, probablemente matado. Pero al final lo más esencial es que quiere ser madre; quiere cuidar de su hijo", dice Neveldine. “Violante resalta esta cualidad; sientes que por encima de todo está su papel como madre, y eso redime al personaje.”

Christopher Lambert interpreta al importante personaje de Methodius, el líder de la sofisticada secta religiosa a la que Moreau se esfuerza por llevar a Danny, Nadya y Blaze para asegurar, lo que todos esperan, supondrá la protección del chico.

“Es genial contar con alguien como Christopher – con un legado como el suyo – en esta película", observa Idris Elba.

Pero el concepto de Methodius de lo que hará que el mundo sea seguro respecto al destino de Danny es sorprendentemente diferente al concepto que tiene el amigo del chico y la madre del mismo. “Es imposible decir que es bueno o malo. Sencillamente es un hombre con convicción y sigue adelante con ella” apunta Lambert.

Pero interpretar a un hombre de fe que está preparado para ejecutar a un niño no fue el mayor reto al que tuvo que hacer frente el actor – más bien, fue aceptar la visión que tenían los directores del aspecto de Methodius. “Cuando Mark y Brian me preguntaron si me importaría raparme la cabeza y tatuarme el rostro, me asusté. No sabía cómo me quedaría la cabeza rapada. Intenté convencerles infructuosamente de que me dejaran simular la calvicie. Al final, me fui rapando paulatinamente. Primero me lo corté muy cortito, luego más y más corto, y contra todo pronóstico, me gustó mucho. De hecho me lo dejaré crecer un poco pero lo mantendré corto porque, por un lado es muy práctico y por otro, te proporciona una sensación muy agradable. Iba a decir eso de sentir ‘el viento en tu pelo,’ pero de hecho sería más apropiado decir que es muy agradable sentir el viento en el cráneo.”

Los tatuajes fueron diseñados por el maquillador de efectos especiales Jason Robert Hamer y según describe Lambert, “son bastante sencillos. Por suerte, no se caen los tatuajes; duermo con el maquillaje. El día antes de rodar hacemos la mitad del rostro y el cráneo y la mañana del inicio del rodaje la otra mitad. Dura unas dos horas y media y lleva más tiempo retirarlo que aplicarlo.”

El actor Fergus Riordan, quien en aquel entonces tenía trece años, completa el reparto principal en el importante papel de Danny. “Desafortunadamente es el hijo del Diablo. “Su madre pactó con el Diablo para quedarse embarazada de su hijo así que el niño huye de los buenos y también de los malos; de hecho, no está realmente seguro quién es bueno y quién malo. Al final deberá escoger entre el bien y el mal.”

Acerca de las motos y las escenas peligrosas

Los realizadores escogieron la Yamaha V-Max como la icónica motocicleta de Johnny Blaze. Su conductor, Nicolas Cage, quedó encantado con dicha elección. “Fue un alivio saber que llevaría una Yamaha porque hace que mi trabajo sea mucho más sencillo", aclara Cage. “Cuando tienes que conducir una motocicleta chopper con una horquilla alargada y un manillar más estrecho es muy difícil alcanzar tu objetivo. Es casi imposible maniobrar y cuando te observan tres centenares de personas, no quieres cometer error alguno. La V-Max me solucionó el problema. Se porta de maravilla. Me siento totalmente conectado con esta motocicleta.”

El director de producción Kevin Phipps y el supervisor de vehículos de acción Alex King se pusieron manos a la obra para vestir a la V-Max para la gran pantalla, para que aparentara ser una máquina aceitosa y robusta pero muy querida, marcada por el paso del tiempo y el desgaste, barnizada en ciertas partes donde se había caído la pintura.

Y por supuesto necesitarían otra motocicleta para Ghost Rider. La moto de Blaze cambia a medida que él se transforma – cuando él se convierte en Ghost Rider, ella se convierte en la moto del infierno: la Hell Cycle. Explica King: “la versión Hell, la de Ghost Rider, se transforma – es como lava fundida, una motocicleta que parece chamuscada. Para que pudiera incendiarse, el equipo de efectos visuales le colocó luces LED y la señaló con un rotulador naranja para indicar los efectos.”

Añade Phipps: “Esta máquina se calienta hasta alcanzar un estado de fundición y después se vuelve a enfriar y lo ha hecho miles de veces. Observamos campos de lava, procesos de fabricación de acero a altas temperaturas, y otros procesos de expansión y contracción con metales producidos por la expansión del calor y la corrosión. Experimentamos con acabados de pintura con arena, pinturas a altas temperaturas y espumas en expansión y gradualmente añadimos una capa tras otra a la motocicleta con complicados acabados de pintura. Mark y Brian se acercaban y nos daban algún apunte, y realmente nos sentimos entusiasmados con lo que hemos logrado.”

Además, habría que prenderle fuego a la motocicleta (en el ordenador, en la fase de post producción). Para darle al supervisor de efectos visuales Eric Durst y al estereógrafo de 3D Craig Mumma amplia referencia, Phipps y King le añadieron a la moto luces LED y señalizaciones con rotulador naranja que los artistas de efectos visuales pudieran retirar al añadir al fuego.

La motocicleta que Moreau lleva es una moto rusa Ural Solo 750 personalizada con un asiento nuevo de cuero y alforjas de aspecto vintage.

Pero el vehículo que resultó ser el más impresionante de la película es la gigantesca Bagger 288 manipulada por Ghost Rider durante su explosiva pelea en la cantera contra un Carrigan muy bien armado y el equipo de este. El Bagger es una colosal excavadora rotopala, una máquina móvil de explotación de minas a cielo abierto que puede llegar a medir 219 metros de largo y 96 metros de alto.

Emplearon la misma atención a la hora de conducir estos vehículos que a la hora de encontrarlos. El coordinador de especialistas Markos Rounthwaite supervisó las escenas especiales y el especialista Rick English desempeñó un papel importante como el doble de Ghost Rider. “El equipo de especialistas es increíblemente importante", halaga Cage. “Rick es uno de los grandes motociclistas del mundo y las cosas que hace él con una moto son absolutamente acrobáticas. Y Markos, al ser conocedor de las artes marciales, ha diseñado movimientos realmente llamativos en las escenas.”

Rounthwaite era responsable no sólo de ayudar a diseñar y planear un conjunto agresivo de movimientos peligrosos para su propio equipo, sino que además tenía que garantizar la seguridad de sus directores cuando éstos rodaban en situaciones límite. “Markos llegó a nosotros con un planteamiento natural y tradicional de las escenas peligrosas", recuerda Neveldine. “Sencillamente quería chocar coches y poner a sus hombres sobre cables. Contaba con un gran equipo de especialistas – conductores que podían hacer caballitos en motocicleta y caer de maravilla y saltar de camiones y conducir con gran precisión. Y al final nos puso a nosotros colgando de un cable cuando tuvimos que rodar en un precipicio.”

Observa Rounthwaite: “Cuando trabajas como doble en las escenas de acción, tienes que fijarte mucho en cómo se mueve el actor, cómo actúa, para que puedas imitar sus gestos corporales. Por eso no piensan exclusivamente en la acción, también tienen que tener conocimientos de cómo se mueven los actores y Rick tiene mucha experiencia en eso y se le da muy bien.”

Añade el especialista Rick English: “A nosotros nos gusta que los actores hagan todo lo que sean capaces de hacer – y Nick es muy capaz. Le enseñábamos nuestros ensayos y él los comentaba y nosotros ajustábamos el plan – estaba siempre dispuesto y se le da muy bien hacer las escenas peligrosas y en cuanto a llevar la moto, igual de bien. Salimos en moto al inicio de la producción; él llevaba mucho tiempo sin montar y pensé que podríamos empezar despacio e ir poco a poco y dos minutos después me adelantó a 160 kilómetros por hora y pensé, ¡más me vale alcanzarlo! Es muy buen conductor y además muy consciente de la seguridad, lo cual es genial. Siempre ha respetado a Markos y a la opinión del equipo de especialistas.”

“Rick es el Michael Jordan de las escenas peligrosas", afirma Taylor. “Lo domina todo. Sabe luchar, sabe trabajar en altura colgado de cables, sabe tumbar una moto a 128 km. Sabe hacer todo eso y además sabe interpretar, – Nick había desarrollado un estilo de movimiento bastante complejo e interesante en su papel de demonio y en las escenas en la que el demonio lleva la moto Rick fue capaz de canalizarlo y recrearlo – no sólo imitarlo, sino hacerlo en sí.”

Además, Rounthwaite realizó otras hazañas peligrosas detrás de las cámaras – un ejemplo conocido fue montar el cableado del que se colgó el director Mark Neveldine con su cámara para engancharse y balancearse en un precipicio para captar una imagen. “Estoy encantado de introducir a un respetado director en una situación arriesgada", afirma Rounthwaite entre risas.

El rodaje en Rumanía y Turquía

Ghost Rider: Espíritu de venganza se rodó en exteriores en Rumanía y Turquía. “Rumanía tiene una comunidad cinematográfica establecida” comenta E. Bennett Walsh, productor ejecutivo de la película. “Se han criado con producciones Hollywoodienses de bajo presupuesto – han hecho treinta o cuarenta películas en un rango de entre cinco y diez millones de dólares - más Cold Mountain, pero ésta fue la excepción. Ellos comprenden nuestro sistema de producir películas. La diferencia entre Cold Mountain y nuestra película es que para Cold Mountain contrataron a doscientas personas de fuera de Rumanía. Nosotros hemos traído aproximadamente sólo unas 25 personas y el resto eran rumanos”.

En referencia al país y a su equipo técnico, Cage descubrió que “Rumanía tiene energía y vitalidad y nuestro equipo técnico era muy trabajador; hicieron un trabajo estupendo. Es gente que se preocupa y valora su trabajo.”

La base para la producción de Ghost Rider: Espíritu de venganza fue el área de Bucarest, rodando varias escenas en algunos platós interiores y exteriores de los estudios de grabación Castel en Snagov. El equipo técnico también viajó y rodó durante más de un mes en la bella e histórica Rumanía central (incluyendo parte de Transilvania).

Al rodar en Transilvania, captamos esas carreteras de montaña, el majestuoso castillo y el espíritu indómito que deseábamos para el escenario del Este Europeo. Rumanía fue perfecta", acota el director Mark Neveldine.

La escena inicial de la película, en la que Moreau conduce por una carretera, y las escenas donde posteriormente Carrigan persigue a Nadya y a Danny tras su huida del monasterio, se rodaron en las cerradas curvas de la carretera Transfăgărăşan, la vía pavimentada más espectacular del país que atraviesa la cresta de las Montañas Fagaras. Poco después de finalizar el rodaje, la carretera fue cerrada al tráfico hasta junio debido a la proximidad del invierno y las nevadas (pese a no divisarse en la película, las ruinas de Cetatea Poienari, un castillo del siglo XV propiedad de Vlad el Empalador (Drácula) se erigen en la vía, en un ascenso de 1400 pasos desde el campamento base del equipo de producción).

Una escena clave se rodó en una plaza de la pintoresca Sibiu, la más grande y próspera de las siete ciudadelas fortificadas construidas en el siglo XII por pobladores alemanes (Sajones Transilvanos). Esta bella ciudad fue elegida como Capital Europea de la Cultura en el año 2007. Otra secuencia, donde Blaze se gana la confianza de Danny en la parte trasera de la furgoneta robada por Nadya, se rodó en una autovía recientemente pavimentada y aún no abierta al tráfico, en las afueras de Sibiu.

El destino al que se dirige Moreau al comienzo de la película, donde conocerá a Nadya y a Danny en el monasterio densamente fortificado, se rodó en el Castillo de Corvin (también conocido como Castillo Hyundai) en la ciudad de Hunedoara (también en Transilvania). Este castillo del siglo XIV, maravillosamente restaurado y conservado, es una fortaleza gótica (completa con un enorme foso) y uno de los castillos más imponentes del mundo.

El encuentro casi mortal de Carrigan con Ghost Rider se rodó en una cantera gigantesca a las afueras de la ciudad de Targu Jiu en el suroeste de Rumanía. Partes de la secuencia en la cantera, incluyendo la resurrección de Carrigan a manos de Roarke, se rodaron en un plató recreado en los sets exteriores de los estudios Castel a las afueras de Bucarest.

Desde Rumanía, el equipo de producción se trasladó a Turquía. “Yo estuve allí seis años antes buscando exteriores para otra película y pensé, ‘Estos lugares son fenomenales, tengo que volver,’” recuerda Walsh. “Mark y Brian querían algo completamente distinto en el tercer acto, para contrastar con las ubicaciones europeas que son intrínsecamente frondosas y exuberantes. En Capadocia y Pamukkale el color era espectacular; daba la sensación de antigüedad. No se trata de un plató diseñado de 500.000 dólares con imágenes generadas por ordenador. Estos fantásticos exteriores son reales.”

“Estaba emocionadísimo con la paleta de colores de la película”, comenta Kevin Phipps, director de producción. “Comienza bastante verde y exuberante en Rumanía y a medida que la travesía prosigue en carretera hacia Turquía, el color se diluye en gran medida.”

Los encuentros finales entre Ghost Rider, Carrigan/Blackout y Roarke se rodaron en Capadocia. A Cage le impresionó mucho el país. “Era un paisaje totalmente nuevo para mí; las formaciones rocosas de Capadocia, donde rodamos, son torres rocosas con ventanas rectangulares sin cristales, donde han habitado personas durante miles de años. Y entre las ruinas griegas y romanas había miles de piezas de mármol una encima de la otra; montañas de mármol y nosotros trabajando como si se tratase de un día más en la oficina. ¡Extraordinario! Es imposible no sentirse totalmente perplejo y asombrado.”

Las escenas en el Santuario, la guarida de Methodius y sus monjes hacia donde Moreau lleva a Blaze, Nadya y Danny, también se rodaron en Capadocia, en el museo al aire libre de Zelve, un antiguo y casi increíble poblado que parece fruto de la fantasía, un laberinto de viviendas-cueva y cámaras religiosas y laicas. Aquí habitaron por cientos de años cristianos y musulmanes (hasta el siglo XX).

Desplazándose hacia Pamukkale, al suroeste de Turquía, el equipo de producción rodó la espléndida ceremonia en la que Roarke intenta transferirle sus poderes al cuerpo de Danny en las ruinas de Hierápolis, una antigua ciudad griega que posteriormente fue romana y luego cristiana. Fue edificada en lo alto de un sistema de aguas termales (Pamukkale significa castillo de algodón, por la serie escalonada de cataratas fosilizadas creadas por los manantiales calientes que brotan de su interior). El lugar específico donde se produjo la ceremonia satánica es el anfiteatro romano, que data del siglo II después de Cristo y está muy bien conservado.

A Ciarán Hinds, quien personificó a Julio César en la serie de HBO Roma, le impresionó el lugar. “Estás de pie en el centro de un ruedo semicircular y todos pueden oírte. Imagínatelo: el teatro está lleno, todos escuchando las grandes obras de la antigüedad. Como yo también provengo del teatro, fue emocionante el simple hecho de estar allí, de pie, empapándome del ambiente. Es hermoso y está maravillosamente cuidado – y aquí estamos, realizando una especie de extraña ceremonia diabólica en él. Fue bastante divertido.”

Copyright de texto e imágenes © Columbia Pictures, Hyde Park Entertainment, Marvel Entertainment, Crystal Sky Pictures, Ashok Amritraj, Michael De Luca. Cortesía de Sony Pictures Releasing de España. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

Hay un momento para echar la vista atrás, recordando las condiciones en que nosotros, la especie Homo sapiens, emprendimos nuestra andadura. Hay un momento para explicar lo que fuimos, en el plano científico y cultural, e imaginar lo que seremos, más pronto que tarde. Tú y yo. Ustedes que nos leen y los que escribimos a este lado de la pantalla. Hay, en fin, un momento para explicar el trabajo de los paleontólogos ‒los historiadores de la vida‒ y sumarlo al de tantos otros investigadores que comprueban cómo la cultura altera nuestro recorrido social y evolutivo. Sabios que rastrean las civilizaciones en que se escindió la humanidad. Expertos que nos hacen partícipes de creencias y costumbres, creaciones artísticas y avances tecnológicos. Entre todos, definen una sutil conexión que que nos mantiene unidos desde hace... ¿cuánto tiempo ya? ¿165.000 años? ¿315.000?

Quién sabe si ese interés por la naturaleza humana, en su increíble diversidad, es lo que te trajo hasta aquí. Ahora ya lo sabes: si nosotros hacemos cada día TheCult.es (Thesauro Cultural), es porque tú sientes esa curiosidad por los retos más desafiantes de la ciencia y la cultura. Quizá acabas de descubrir esta revista, buscando un dato que necesitas para la clase de mañana. O acaso usted ‒a quien le incomoda el tuteo‒ hace mucho que completó sus estudios, y nos sigue fielmente desde que nos asomamos a internet, allá por 2007.

¿Sabe lo que le digo? Queremos observar con usted ‒contigo‒ cada detalle del mundo que nos rodea. Queremos recorrer la historia de la biosfera y explorar las huellas más nobles que hemos dejado en el planeta: nuestra cultura científica, nuestro arte y nuestro legado intelectual.

launicaperfil

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El ensayista Octavio Paz
    Escrito por
    El ensayista Octavio Paz Se suele atribuir a Michel de Montaigne la invención –en el sentido de hallazgo de lo no buscado– del ensayo. Conviene acercarle una excelente compañía: Pedro Mexía y su sabrosa Silva de varia lección. Montaigne…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Las tres ciencias
    Las tres ciencias La ciencia tiene fama de ser complicada. Y lo es. Las teorías científicas, que describen, explican y hasta predicen los fenómenos naturales, constan de complejos modelos matemáticos o conceptuales, muy abstractos y formados…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • El terror de Neal Adams
    El terror de Neal Adams Neal Adams es casi invariablemente mencionado en las enciclopedias como renovador gráfico del género de superhéroes a finales de los sesenta y principios de los setenta gracias a su trabajo en Deadman, Batman, Green Lantern/Green…

Cartelera

Cine clásico

  • La flamante historia del celuloide
    Escrito por
    La flamante historia del celuloide En 1990 el cineasta Martin Scorsese creó The Film Foundation, una fundación sin ánimo de lucro encomendada a la preservación y restauración de películas de cine clásico. Probablemente esta fundación no existiría si Scorsese no…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Truth” (1968), de Jeff Beck
    Escrito por
    “Truth” (1968), de Jeff Beck “Truth” es un álbum que hay que evaluar más por su importancia histórica que por lo que simplemente podemos oír en él. A primera vista (oída), el álbum está repleto de covers de temas blueseros…
  • Viajando con Novák
    Escrito por
    Viajando con Novák A veces, la historia tiene un gusto dramático por las parábolas. Vaya como ejemplo de los más amables el de Vítezslav Novák (1870-1949), a quien tocó ser súbdito del Imperio Austrohúngaro durante un medio siglo,…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia