Crítica: "Bone Tomahawk" (S. Craig Zahler, 2015)

Que una película de serie B sobre cavernícolas antropófagos en el Oeste haya logrado tan buenas críticas es algo que, en otros tiempos, hubiera resultado difícil de creer. ¿Es Bone Tomahawk tan buena como dicen, o es que actualmente ya nos damos con un canto en los dientes si una cinta no es un total desastre?

Ni una cosa ni la otra.

Bone Tomahawk no es un prodigio cinematográfico. De hecho, cuenta con una realización y una fotografía meramente funcionales, de aspecto casi televisivo. El guión, escrito por el propio director, S. Craig Zahler, es correcto, pero no precisamente profundo. Y los personajes cumplen la función de caer simpáticos, sin buscar más complejidades.

¿Qué tiene de positivo, entonces? Básicamente, Bone Tomahawk da lo que promete: es una muy entretenida película “de indios”, de las de toda la vida, cambiando a los apaches de turno por una tribu casi monstruosa, al estilo de Las colinas tienen ojos o La matanza de Texas, todo ello aderezado con toques de efectivo gore, suspense y humor bien dosificado.

Por otro lado, el reparto del film está formado por magníficos actores que brindan unos trabajos poderosos: el sublime Richard Jenkins reinterpreta a su manera el clásico personaje que se solía adjudicar a Walter Brennan, Kurt Russell nos vuelve a demostrar que el Viejo Oeste le sienta muy bien y Matthew Fox sorprende agradablemente al alejarse de su habitual papel de superviviente llorón.

bone3

¿Nos hallamos ante un western clásico o revisionista? Más bien ante una película que no se plantea ese tipo de cuestiones. Demasiado brutal para ser clásico, y no lo bastante autocomplaciente como para autoanalizarse o diseccionar el género, el film se limita a narrar una simple historia de búsqueda y rescate, sin más miramientos artísticos.

Por su violencia, más propia del cine de terror que del western al uso, Bone Tomahawk no es recomendable para los espectadores de estómago sensible, pero tampoco es un film construido sobre los disparos o las mutilaciones. Es más, habrá algún que otro impaciente que considere a la película “lenta” (signifique eso lo que signifique), limitada en acción o demasiado centrada en las relaciones de los protagonistas.

Salvo para ese tipo de espectador con trastorno de déficit de atención, Bone Tomahawk es un eficaz entretenimiento, digno y honesto, hecho con pocos medios pero con las ganas y la astucia suficientes como para que el film no huela a chapuza o a subproducto.

bone4

Sinopsis

Año 1850. La llegada de un forastero a la pequeña localidad de Bright Hope levanta las sospechas del sheriff Franklin Hunt (Kurt Russell), que le detiene después de una disputa. Una mujer cuida del preso en la cárcel hasta que una noche ambos desaparecen. La única pista de la desaparición es una flecha que parece pertenecer a una violenta tribu de indios antropófagos. El sheriff irá a la búsqueda de los desaparecidos, acompañado de su viejo ayudante (Richard Jenkins), de un curtido pistolero (Matthew Fox) y del marido de la desaparecida (Patrick Wilson).

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Caliber Media Company, RLJ Entertainment. Cortesía de La Aventura Audiovisual. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • Ventanas que hablan
    Escrito por
    Ventanas que hablan De mis clases escolares de literatura recuerdo un tema que se comentaba una y otra vez, no sé si por afición de mis profesores o debido a que repetí el mismo curso varias veces: me…
  • Eco en migajas
    Escrito por
    Eco en migajas Postulo que el primer deber de todo escritor es identificar sus obsesiones, corrientemente traducidas como temas. El segundo, disimularlas. La mejor prueba de ambos suele ser una miscelánea, como Sobre literatura, que recoge conferencias, artículos,…
  • Galileo y el rapto de Europa
    Escrito por
    Galileo y el rapto de Europa Io, Europa, Ganimedes y Calisto son los nombres de los cuatro satélites mayores de Júpiter. En la mitología clásica, cada uno de ellos corresponde con amantes de Zeus (el equivalente griego de Júpiter)…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Dedos y sexo
    Dedos y sexo Hace unos cuantos años, apareció en periódicos y revistas una noticia curiosa, que de vez en cuando regresa a las redes sociales: un grupo de investigadores reportaba que el largo de los dedos de la…
  • Bonne de Luxemburgo y el origen del mundo
    Escrito por
    Bonne de Luxemburgo y el origen del mundo Bonne de Luxemburgo (1315-1349), Duquesa de Normandía, fue esposa de Juan II de Francia y madre de sus nueve hijos, hombres y mujeres que regirían los destinos de la Borgoña francesa durante todo el siglo…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • Salonística decimonónica
    Escrito por
    Salonística decimonónica Opera Rara a la par que rescata repertorio teatral del XIX, con una unción y un empeño digno de los más encendidos elogios, ha emprendido también un paralelo esfuerzo con la contemporánea canción de salón,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Uros, cuando los toros no eran de lidia
    Escrito por
    Uros, cuando los toros no eran de lidia “..Líbrame señor de la boca del león, y óyeme librándome de los cuernos de los uros...” (Salmo 22:21) Siempre que se habla de grandes animales que convivieron con nuestros antepasados uno piensa en gigantescos mamuts…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC