¿Tiene usted el cuerpo de moda?

¿Tiene usted el cuerpo de moda? Russell Patterson

Dedicado a Caty León, que quiere escribir sobre moda

Un fenómeno característico del siglo XX es el creciente culto al cuerpo, fenómeno todavía en curso, que se vincula con la identificación progresiva del sujeto con su cuerpo.

Rafael Penagos

La primera guerra mundial trae consigo muchas y profundas transformaciones. Entre ellas, una, que podríamos llamar revolucionaria, afecta, fundamentalmente, al aspecto físico de las mujeres, en mucha mayor medida que al de los hombres. Inciden en ello la moda, el cine, la fotografía, la ilustración gráfica, los avances del psicoanálisis, las reflexiones que en torno al arte se producen desde las vanguardias plásticas y literarias, etc. Unos nuevos tipos de mujeres van forjándose: la garçonne, la mujer clásica, la atleta, la divina, la mujer fatal…

Flappers, años 20

Eduardo García Benito, 1931

Harriet Meserole, 1927

Marlene Dietrich

Es curioso constatar cómo, en los mismos años en que Antonin Artaud exige rehacer el cuerpo, propugnando una "revolución fisiológica total", son muchas las mujeres que acometen esta revolución, este "volver a hacer" su cuerpo: desde unos presupuestos frívolos, en muchos casos; desde el dolor, en otros.

Antonin Artaud

Hablar del cuerpo nos remite, aunque sea desde unos determinados y muy concretos puntos de vista, a la moda: no solo por los efectos directos que esta tiene sobre la nueva concepción del cuerpo y por los modelos físicos que difunde, sino también por la relación de significación que, como recuerda Hegel, mantiene el cuerpo con el vestido.

Respecto a lo primero, los cambios, en la moda, son drásticos al finalizar la contienda bélica del 14–18. Estos cambios afectan con mucha mayor decisión a la moda femenina que a la masculina. Retrocede el corsé, se acortan las faldas…

Moda 1910

Moda 1914–18

Moda 1920–30

Nuevas exigencias derivan de los cambios producidos en la moda. Al acortarse las faldas, se impone la necesidad de depilarse. La desnudez del cuerpo no es auténtica sin depilación. "Por higiene y por belleza todas las mujeres deberían depilarse el vello y pelos superfluos de todo el cuerpo", reza el anuncio del depilatorio Jovincela. Más misterioso resulta el método depilatorio que aparece explicado en el "folleto intitulado 'Un secreto Egipcio' el cual se manda bajo sobre cerrado, GRATIS y muy discretamente".

Son abundantes, en los artículos dedicados a la moda, en estos años, las referencias al predominio de la línea recta, la búsqueda de la sencillez y el contraste entre esta simplificación formal y la riqueza de los materiales empleados. Esta moda, que comparte los mismos presupuestos, de inspiración déco, que presiden la arquitectura, el diseño de muebles o la decoración de interiores, en su conjunto, tiende a delinear otras siluetas, otro tipo de cuerpo femenino, muy distinto al que prevalecía anteriormente. La mujer, no cabe duda, debe estar “a juego con la decoración”, a juego con la nueva arquitectura urbana.

Harry Beaumont, "Our Dancing Daughters", 1928

Georges Lepape, 1928

En la creación de este nuevo tipo de mujer, delgada, elegante, de aire juvenil y estilizado, juega un importante papel la ilustración gráfica. Artistas como Rafael de Penagos, Erté, Harriet Meserole, Eduardo García Benito, Georges Lepape, José Zamora, Rene Gruau, etc., van forjando los modelos ideales a los cuales las mujeres reales tenderán a adaptarse.

Rafael de Penagos

Los cuerpos han de adaptarse a los modelos propuestos por la publicidad, la fotografía, la ilustración gráfica y el cine, ya desde que la sociedad de consumo da sus primeros pasos. Se trata de modelar el cuerpo propio a semejanza de los arquetipos propuestos por estos medios.

Clarence Brown, "Letty Lynton", 1932

Las revistas femeninas plantean a menudo la pregunta: "¿Tiene usted el cuerpo (o el rostro) de moda?". He ahí la clave: el aspecto físico, el cuerpo y el rostro de la mujer, se conciben como un objeto de consumo, sujeto a las modificaciones de la moda. No se trata tan sólo de suprimir el corsé, de alargar o acortar la longitud de la falda, de utilizar unos u otros tejidos, colores o diseños: es el cuerpo mismo el que está de moda o –gran catástrofe– deja de estarlo. Y, para seducir, para ser bella –primer deber de la mujer–, es necesario ser absolutamente moderna (Baudelaire, siempre Baudelaire): estar a la moda.

Flappers

¿Tiene usted el cuerpo de moda? Esa es la cuestión: construir y reconstruir, una y otra vez, el cuerpo, para que no se nos escape la modernidad, para no quedar "pasados de moda".

Louise Brooks

Copyright © Carmen Pinedo Herrero. Reservados todos los derechos.

Carmen Pinedo Herrero

Doctora en Historia del arte y licenciada en Historia moderna, investigadora y escritora. He impartido clases de Patrimonio cultural, he sido comisaria de exposiciones y he catalogado fondos museísticos, pero el terreno en el que me siento más a gusto es el de la investigación y la escritura. Los temas que más me atraen son los relacionados con los espectáculos precinematográficos, la escenografía teatral, la historia de las mentalidades y las relaciones entre arte, técnica y sociedad.

He publicado artículos en diversas revistas especializadas, capítulos de catálogos de exposiciones y los libros La ventana mágica: la escenografía teatral en Valencia durante la primera mitad del Ochocientos (2001), Cuatro artistas de Meliana. Una generación (2001), La enseñanza de las bellas artes en Valencia y su repercusión social (2003), El viaje de ilusión: un camino hacia el cine. Espectáculos en Valencia durante la primera mitad del siglo XIX (2004) y El profesor que trajo las gallinas a la escuela: Antonio Cortina Farinós (1841-1890) (2007).

Durante los últimos años he realizado investigaciones sobre la industria artesana aplicada a la arquitectura; sobre las noticias relativas a arte y artistas publicadas en la prensa histórica y sobre diversas metodologías aplicadas a la escritura autobiográfica y biográfica.

En la actualidad prosigo con las investigaciones sobre escenografía y espectáculos precinematográficos, preparo una serie de libros sobre fuentes documentales del arte y escribo un libro sobre arquitectura y terror, de próxima publicación en Punto de Vista Editores. 

Sitio Web: carmenpinedoherrero.blogspot.com.es/

logonegrolibros

  • Toda creación es hipertextual
    Escrito por
    Toda creación es hipertextual El año pasado publiqué un ensayo llamado “Homero en el ciberespacio” en el volumen recopilatorio Páginas pasaderas, editado por la revista L’Atalante. En él desarrollé algunos aspectos que había mencionado en El guión del siglo…
  • "El prisionero de Zenda", de Anthony Hope
    Escrito por
    "El prisionero de Zenda", de Anthony Hope En 1894, sir Anthony Hope Hawkins publica El prisionero de Zenda. Hope murió hace medio siglo y sus demás obras pertenecen al vasto olvido salvo, quizá, la historieta que intentó ser la secuencia de aquella…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Alan Turing: el genio y la leyenda
    Alan Turing: el genio y la leyenda Hasta hace poco, Alan Mathison Turing (1912-1954) era un personaje conocido sólo por el reducido grupo de los nerds aficionados a la computación, la inteligencia artificial, la criptografía y demás disciplinas arcanas. La vida de…
  • Microhistoria
    Escrito por
    Microhistoria De Carlos Gilly, el inconmensurable Carlos Gilly, aprendí que la Historia está hecha por personas de carne y hueso. Una verdad que puede parecer de Perogrullo pero que encierra el verdadero secreto de nuestro arte.…

Cartelera

Cine clásico

  • Una historia real
    Escrito por
    Una historia real Esta película bien podría catalogarse de cine histórico. Aunque los personajes sean inventados. Aunque los escenarios sean inexistentes. Porque uno de esos personajes guarda un sospechoso parecido con alguien que incendió un continente. Y el…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC