Sarah Bernhardt, que estás en los cielos

Sarah Bernhardt, que estás en los cielos Pál Szinyei Merse, "El globo", Magyar Nemzeti Galéria, Budapest, 1878

Sarah Bernhardt subió al cielo en 1878. La acompañaban su amante en esas fechas, Georges Clairin, una silla, una cesta con la merienda y un aeronauta profesional. La silla –una silla sencilla, con asiento de paja‒ nos relata la historia del viaje en globo de la celebrada actriz en un texto titulado Dans les nuages: Impressions d'une chaise.

Parece ser que, en pleno vuelo, los tres viajeros celebraron un pequeño piscolabis: comieron tartines de foie-gras y naranjas y bebieron champán –Sarah, en una copa de plata‒. Sin demasiados escrúpulos, arrojaron la botella vacía al lago de Vincennes y soltaron lastre sobre unos turistas ingleses y los invitados a una boda que celebraban un picnic campestre. Podemos suponer que, ante la inesperada lluvia, todos ellos miraron hacia lo alto y mascullaron alguna maldición, sin imaginar que quien arrojaba todo aquello sobre sus cabezas era, nada más y nada menos, Sarah Bernhardt.

Sarah Bernhardt fotografiada por Nadar

Todo esto nos lo cuenta Julian Barnes en Niveles de vida, un libro donde se habla de globos, de fotógrafos, de actrices, de amor y de pérdida. De la mano de Barnes ascendemos al cielo con Sarah Bernhardt, con el coronel Fred Burnaby, aeronauta enamorado apasionadamente de la actriz, y con el fotógrafo y también aeronauta Félix Tournachon, más conocido como Nadar, quien realizó diversas fotografías de Sarah a lo largo de su vida.

Julian Barnes, "Niveles de vida", Anagrama, 2014

El globo de Burnaby se llamaba The Eclipse; el de Nadar, Le Géant; aquel en que Sarah Bernhardt merendó, Doña Sol, el nombre del personaje que en esas fechas interpretaba en la Comédie Française. Barnes nos refiere las andanzas de estos tres personajes –Nadar, Burnaby, Bernhardt‒, unidos en la tierra y en el cielo, así como las aventuras y desventuras de los pioneros de la aeronáutica.

Félix Tournachon (Nadar), 1860 c.

Félix Tournachon (Nadar)

Honoré Daumier, "Nadar eleva la fotografía a la altura del arte", 1869

Barnes nos habla también de amor: del amor de Nadar por su esposa, Ernestina; de la pasión de Fred Burnaby por Sarah Bernhardt; de su propio, inagotable amor por Pat, su mujer.

James Jacques Tissot, "Frederick Gustavus Burnaby", detalle, National Portrait Gallery, Londres, 1870

Nadar y su esposa, 1870

Volamos. Nos sentimos libres, en lo alto; también nos sabemos en peligro, porque los globos sufren accidentes. No hace falta subir en globo para sufrirlos. La vida duele.

En la última parte del libro, Julian Barnes nos habla, de nuevo, de Pat Kavanagh, y dice una gran verdad: “el hecho de que alguien haya muerto puede significar que no está vivo, pero no significa que no exista”.

Julian Barnes y y su esposa Pat Kavanagh, fallecida en 2008. National Portrait Gallery © Jillian Edelstein / Camera Press

Globos, fotografía, teatro, pasión, dolor. “Juntas dos cosas que no se habían juntado antes. Y el mundo cambia. La gente quizá no lo advierta en el momento, pero no importa. El mundo ha cambiado, no obstante”, nos explica Barnes.

Juntas dos cosas. La ausencia y una copa de plata, el amor y una caricatura de Daumier, la muerte y una silla.

La vida.

Y un globo rojo.

Paul Klee, "El globo rojo", Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York, 1922

Copyright © Carmen Pinedo Herrero. Reservados todos los derechos.

 

Carmen Pinedo Herrero

Doctora en Historia del arte y licenciada en Historia moderna, investigadora y escritora. He impartido clases de Patrimonio cultural, he sido comisaria de exposiciones y he catalogado fondos museísticos, pero el terreno en el que me siento más a gusto es el de la investigación y la escritura. Los temas que más me atraen son los relacionados con los espectáculos precinematográficos, la escenografía teatral, la historia de las mentalidades y las relaciones entre arte, técnica y sociedad.

He publicado artículos en diversas revistas especializadas, capítulos de catálogos de exposiciones y los libros La ventana mágica: la escenografía teatral en Valencia durante la primera mitad del Ochocientos (2001), Cuatro artistas de Meliana. Una generación (2001), La enseñanza de las bellas artes en Valencia y su repercusión social (2003), El viaje de ilusión: un camino hacia el cine. Espectáculos en Valencia durante la primera mitad del siglo XIX (2004) y El profesor que trajo las gallinas a la escuela: Antonio Cortina Farinós (1841-1890) (2007).

Durante los últimos años he realizado investigaciones sobre la industria artesana aplicada a la arquitectura; sobre las noticias relativas a arte y artistas publicadas en la prensa histórica y sobre diversas metodologías aplicadas a la escritura autobiográfica y biográfica.

En la actualidad prosigo con las investigaciones sobre escenografía y espectáculos precinematográficos, preparo una serie de libros sobre fuentes documentales del arte y escribo un libro sobre arquitectura y terror, de próxima publicación en Punto de Vista Editores. 

Sitio Web: carmenpinedoherrero.blogspot.com.es/

logonegrolibros

  • Asesinatos de andar por casa
    Escrito por
    Asesinatos de andar por casa Hay una escena repetida: una adolescente arrastra su maleta por alguna estación de ferrocarril y se para ante el expositor de libros de cualquiera de sus quioscos. La mirada se detiene en un libro. Se…
  • Lo auténticamente falso
    Escrito por
    Lo auténticamente falso Las falsificaciones e imitaciones suelen conmover las más lucidas tardes en las salas de remate y anticuarios. La diferencia de precio entre lo auténtico y lo inauténtico es enorme y, en ocasiones, difícil de establecer.…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El elefante de Maximiliano II
    Escrito por
    El elefante de Maximiliano II En el Kunsthistorisches Museum de Viena se conserva un curiosísimo bajorrelieve del siglo XVI, obra del artista alemán Severin Brachmann, que representa, con toda probabilidad, la primera casa de fieras vienesa, antecedente de los actuales…

Cartelera

Cine clásico

  • "La ley del silencio" (Elia Kazan, 1954)
    Escrito por
    "La ley del silencio" (Elia Kazan, 1954) Palomas. Blancas, grises, moteadas. Palomas enjauladas. Palomas libres. Palomas que picotean la mano. Palomas que buscan comida en el asfalto. Palomas mimadas, palomas perseguidas. Palomas oscuras. Palomas transparentes, palomas hambrientas. Palomas en un poema de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Psicodelia brasileña
    Escrito por
    Psicodelia brasileña ¿Cómo podríamos definir esta versión brasileña de la psicodelia? Yo la sitúo como una suerte de eslabón perdido entre dos manifestaciones musicales de mucho peso: la Jovem Guarda, aquel movimiento de fines de los sesenta…
  • Gherardeschi sale del armario
    Escrito por
    Gherardeschi sale del armario La invasión napoleónica de Italia produjo fuertes alteraciones en su mapa político. Una de ellas consistió en fundar el efímero reino de Etruria, el supuestamente antiguo país de los etruscos, en el centro de la…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC