Haberlas haylas

El castellonense Àlvar Monferrer nos plantea si creemos en las brujas en su libro Bruixes, dimonis i misteris (Edicions del Bullent, 2013), donde nos presenta historias a caballo entre la imaginación, la literatura y la vida diaria vinculadas con nuestra cultura popular.

Brujas, brujos, sanadores, curanderos, mujeres buenas y no tan buenas, demonios o diablos, astrólogos, clérigos, monjes y obispos crédulos, incrédulos y supersticiosos, algunos de los cuales ponen los pelos de punta, desfilan por este trabajo que ha hecho al autor merecedor del Premi Bernat Capó de Cultura Popular.

bru0

Retrato de Katharina Guldenmann, acusada de brujería y madre de Johannes Kepler

bru1

Brujas en la hoguera, siglo XV

Monferrer está convencido de que brujas, como demonios, cada vez hay más. Y aunque es consciente de que el engaño y la picardía, nacida muchas veces de la necesidad más que de la mala fe, todavía campan a su libre albedrío, añade que las brujas y demonios de nuestros días tienen más que ver con la avaricia y la estupidez humana que con lo que entendemos por brujas y demonios de los de toda la vida.

bru2

Una bruja, un demonio y un mago vuelan hacia una mujer, c. 1400

Nada que ver, pues, con los pobres hombres y mujeres que el célebre Malleus Maleficarum, verdadero best seller desde 1487, en el que los dominicos Heinrich Kramer y Jacob Sprenger describen con ingenua crueldad la situación sin salida de unas personas convertidas en chivos expiatorios de la comunidad. Curanderas, comadronas, preparadoras de filtros diversos, hechiceras sin llegar a la categoría de magas (la magia suele reservarse a los varones), fueron objeto de caza sistemática.

bru00

"The Magic Circle" (1886), óleo de John William Waterhouse

Curiosamente, y aunque la creencia en hechizos y maleficios hunde sus raíces en periodos muy arcaicos, es a finales del siglo XV cuando se extiende paradójicamente el temor y la persecución gracias a la imprenta, que contribuyó a difundir y a reforzar su imagen con una serie de obras por las que cualquiera podía reconocer a una bruja y denunciarla por desviarse de la ortodoxia.

Así, los tribunales encargados de su rigurosísima represión no tenían más que aplicar el estereotipo establecido a los casos particulares y proceder a dictar sentencia sin necesidad de ulteriores averiguaciones.

bru3

"Le champion des dames" (1451), de Martin Le France

Las inseguridades de la época, hambres, plagas, el temor a los avances de los turcos, reforzaron la creencia en la acción demoníaca sobre el mundo y en un ejército de adoradores secretos a su servicio.

Las personas que eran mental y emocionalmente más débiles y los grupos sospechosos de traición por sus vinculaciones religiosas o por su situación marginal pagaron muchas veces con su vida lo que no eran más que alucinaciones colectivas creadas por el miedo y la inseguridad. De todo ello fueron víctimas personas injustamente acusadas, perseguidas y quemadas en la hoguera. Es una historia en la que se nos demuestra que hoy en día siguen peligrosamente vigentes las pequeñas persecuciones de todos los días, esas que todos hemos sufrido alguna vez… que acaban causando víctimas como los grandes desastres de la historia.

bru4

"Bruja a lomos de un macho cabrío", Albrecht Dürer, c. 1500

bru5

"Tres brujas golpeando a un diablo", Daniel Hopfer, comienzos del siglo XVII

bru6

"La carcasa" (, c. 1520), grabado de Agostino Veneziano

bru7

Las brujas de Macbeth, pintadas por  John Raphael Smith (1751-1812)

bru8

"Hechiceras" (1510), de Hans Baldung Grien

bru9

Una fiesta de disfraces a fines del XIX

bru10

Homenaje jovial a la brujería

bru1950 glam witch joyce ho

La actriz Joyce Holden, en torno a 1950

bruBlack Sunday 1960

Barbara Steele en "La máscara del demonio" (1960), de Mario Bava

bruwitches vintage hallowee

Dos pin-ups en Halloween

bru veronica lake theredlis

Veronica Lake en "Me enamoré de una bruja" (René Clair, 1942)

bruKimNovak

Kim Novak en "Me enamoré de una bruja" (Richard Quine, 1958)

brueastwick

"Las brujas de Eastwick" (George Miller, 1987)

Copyright del artículo © Alfredo Llopico. Reservados todos los derechos.

Imagen superior: "El Mago de Oz" (Victor Fleming, 1939).

Alfredo Llopico Muñoz

Gestor Cultural de la Fundación Caja Castellón desde 2002.  

Licenciado en Geografía e Historia, Alfredo Llopico realizó los cursos de doctorado en Historia del Arte en la Universidad de Valencia y el Máster de Gestión de Recursos Culturales de la misma universidad. Se inició en el ámbito de la gestión cultural por medio de la organización y coordinación de actividades del área de cultura del Ayuntamiento de Onda, entre 1995 y 2002.

Desde 2003 hasta 2005, fue director de la Galería L'Algepsar de Castellón y participó en proyectos de sensibilización intercultural como Ecuapop, los de aquí, los de allí.

Asimismo, es colaborador de El Mundo y del suplemento cultural de El Periódico Mediterráneo.

 

Sitio Web: agitaciondesdelaperiferia.blogspot.com.es/

Social Profiles

LinkedIn

logonegrolibros

  • Cómo escuchar libros
    Escrito por
    Cómo escuchar libros En la época actual tenemos, en efecto, la posibilidad no sólo de leer los libros, sino de escucharlos. Algunas personas a las que he comentado mi afición a escuchar los libros me han dicho que un…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Los jardines de Felipe II
    Escrito por
    Los jardines de Felipe II Los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla fueron utilizados como "estación de tránsito" de diversas especies vegetales que, procedentes del Nuevo Mundo, se traían a la Península con el objetivo de adornar los jardines…

Cartelera

Cine clásico

  • Música para una butaca vacía
    Escrito por
    Música para una butaca vacía Tu padre te tomaba de la mano, con apenas cinco años, y te llevaba al cine. Hablabais el mismo idioma. El idioma de dos almas unidas por el amor y por la magia de la…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Paganini y sus cuerdas
    Escrito por
    Paganini y sus cuerdas Paganini fue un músico de cuerdas. Frotadas, punteadas, pellizcadas, pulsadas, pero siempre tensas y vibrantes. No es casual que haya reunido, en numerosas ocasiones, al violín con la guitarra. En el compacto que motiva estas…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los leviatanes del pasado
    Escrito por
    Los leviatanes del pasado "Este es el mar, grande, inmenso / allí reptiles sin número, / animales pequeños y grandes. / Allí las naves se pasean / y ese Leviathan que hiciste para ti." (Salmos 104:25-26) La identidad del…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC