Buenas vibraciones

Son las que sentimos en cuanto conocimos a la Dra. Carol Queen, que nos recibió con los brazos abiertos frente a las puertas del Antique Vibrator Museum que dirige en San Francisco, continuando entusiásticamente la labor de su fundadora Joani Blank. Joaquín, un amigo de Málaga, nos sugirió salirnos del circuito convencional turístico para detenernos en uno de esos lugares, fuera de ruta, que merece la pena visitar. ¡Y tanto que lo merece!

Joani Blank atesoró vibradores antiguos durante décadas. A esta colección inicial se han ido incorporando nuevas y singulares adquisiciones, encontradas en lugares tan peculiares como mercadillos o la cibertienda universal donde está todo lo que se busque que es eBay. El resultado es una exposición en la que podemos contemplar vibradores de finales de 1800 hasta la década de 1970. Todo tipo de vibradores eléctricos, algunos de los cuales atesoran, en íntimo secreto, curiosas historias e íntimas vivencias.

vi4

El origen del vibrador eléctrico se remonta a 1869 con la invención de un masajeador de vapor patentado por un médico estadounidense. Este dispositivo, diseñado como herramienta médica, se destinó al tratamiento de "trastornos femeninos". Dos décadas después un médico británico incorporó al prototipo una batería portátil y poco después, ya en 1900, vibradores eléctricos de todo tipo, como los que podemos ver en el museo, se encontraban a disposición de los exigentes profesionales de la medicina del momento. El salto al mundo doméstico era inminente.

Los médicos los empleaban para el tratamiento de la "histeria", un angustia de lo más común entre las mujeres de la época que se trataba con masajes genitales inductores del "¡¡paroxismo histérico!!" en el paciente. Un tratamiento que “exigía” tanto de destreza manual como de una buena cantidad de tiempo, por lo que los médicos estaban encantados con la eficiencia, la comodidad y la fiabilidad de los vibradores portátiles.

vi6

El siguiente paso fue la consideración del vibrador como un electrodoméstico en revistas femeninas y catálogos de venta por correo como objeto para proferir "la salud, el vigor y la belleza de la mujer moderna, una panacea para los males que van desde los dolores de cabeza, el asma e incluso la tuberculosis”.

vi0

Otro gran anuncio se jactó de haber sido "inventado por una mujer que conoce las necesidades femeninas pues se puede utilizar en la intimidad del tocador y proporcionar a cada mujer la esencia de la eterna juventud e incluso la reducción de peso". ¿Quién no se sentiría tentado a experimentar "esa deliciosa sensación emocionante, el cosquilleo de la alegría de vivir?"

Parece de lo más absurdo, pero no es así. Porque todo el mundo tenía más que claro desde el primer momento para qué servía esta innovación tecnológica. Porque en este caso más que tecnología de uso doméstico de lo que estamos hablando es de “camuflaje tecnológico”. ¡Ya nos entendemos!

vi3

vi2

vi5

Copyright del artículo © Alfredo Llopico. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Barnaby Ltd dba Good Vibrations. Reservados todos los derechos.

Alfredo Llopico Muñoz

Gestor Cultural de la Fundación Caja Castellón desde 2002. 

Licenciado en Geografía e Historia, Alfredo Llopico realizó los cursos de doctorado en Historia del Arte en la Universidad de Valencia y el Máster de Gestión de Recursos Culturales de la misma universidad. Se inició en el ámbito de la gestión cultural por medio de la organización y coordinación de actividades del área de cultura del Ayuntamiento de Onda, entre 1995 y 2002.

Desde 2003 hasta 2005, fue director de la Galería L'Algepsar de Castellón y participó en proyectos de sensibilización intercultural como Ecuapop, los de aquí, los de allí.

Asimismo, es colaborador de El Mundo y del suplemento cultural de El Periódico Mediterráneo.

Sitio Web: agitaciondesdelaperiferia.blogspot.com.es

logonegrolibros

  • La estructura del espectador
    Escrito por
    La estructura del espectador En El espectador es el protagonista, empleo el comienzo de la película El Show de Truman para mostrar la diferencia entre analizar la estructura de un guión teniendo en cuenta al personaje o teniendo en cuenta al…
  • ¿Qué es eso de los libros?
    Escrito por
    ¿Qué es eso de los libros? Había una vez unos editores que solían ser escritores, lo cual suponía que eran lectores. La Nouvelle Revue Française fue fundada por un grupo de escritores, y editores de libros fueron Ortega y Gasset, Benedetto…
  • La existencia de las cosas
    La existencia de las cosas Parece extraño cuestionar la existencia de lo que percibimos en la vida diaria. Después de todo, la ciencia pretende ocuparse de lo que existe; entenderlo, explicarlo y manipularlo. Las cuestiones ontológicas (¿qué existe…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La Diosa y el Marqués
    Escrito por
    La Diosa y el Marqués Es un cementerio de pueblo cordobés. Pequeño y recoleto. Situado a la salida de la villa, en una avenida larga que desemboca en el camino hacia Sevilla. Un cementerio bellísimo, cuajado de flores, con paredes…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Psicodelia brasileña
    Escrito por
    Psicodelia brasileña ¿Cómo podríamos definir esta versión brasileña de la psicodelia? Yo la sitúo como una suerte de eslabón perdido entre dos manifestaciones musicales de mucho peso: la Jovem Guarda, aquel movimiento de fines de los sesenta…
  • Una hora con Calderara
    Escrito por
    Una hora con Calderara Giacinto Calderara fue un compositor que vivió entre 1729 y 1803 y trabajó durante 54 años en Asti, estrenando algunas óperas que gozaron del esperado éxito como el Ricimero, ofrecida por vez primera en el…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La zoología y el conejo de Playboy
    Escrito por
    La zoología y el conejo de Playboy La clasificación zoológica de este conejo tiene, si no un título de nobleza, al menos su tarjeta de visita. ¿Qué es esta criatura? Para la mayor parte de los lectores y de los aficionados al…