Green Arrow y Canario Negro Nº 01

greenarrowcanarionegro1Tras haber renunciado a la alcaldía de Star City, Ollie pide el matrimonio a la que ha sido la mujer de su vida, Dinah Lance. Toda la comunidad superheroica participará del enlace y un nutrido grupo de supervillanos intentarán boicotearla... sin éxcito aparente. No obstante, en la noche de bodas, repentinamente, Oliver buscará acabar conl a vida de su esposa y esta se verá obligada a matarlo en defensa propia.

Del guión se ocupa Judd Winnick, el dibujo y entintado corresponde a Cliff Chiang y Trish Mulvihill se hace cargo del color.

«Oliver Queen –escribe Fran San Rafael– era un heredero millonario que llevaba una vida ociosa y que tenía un único ídolo: el Robin Hood interpretado por Errol Flynn. De hecho, de pequeño, sus padres consiguieron que le diera clases de tiro con arco Howard Hill, el doble del actor en las escenas de acción. Ya adulto, compró el arco que este había llevado en los filmes y se lo llevó al viaje en yate que cambiaría su vida. Y es que su empleado y amigo Hackett tenía intención de robarle varios millones de dólares a toda costa. Cuando Oliver descubrió su plan, el antiguo marine le dio una paliza pero, incapaz de rematarlo, lo arrojó al mar. En la isla desierta a la que fue a parar, Oliver desarrolló una tremenda destreza con el arco que le ayudó a sobrevivir a los elementos y también a los narcotraficantes asociados con Hackett que utilizaban el lugar como campo de cultivo. Su amistad con una mujer embarazada que trabajaba allí como esclava hizo de él mejor persona y, una vez se deshizo de los malhechores, logró volver a su hogar, a Star City, donde se convertiría en el justiciero enmascarado que la prensa apodó Green Arrow.»

Copyright de texto e imágenes © Planeta DeAgostini Cómics. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

Hay un momento para echar la vista atrás, recordando las condiciones en que nosotros, la especie Homo sapiens, emprendimos nuestra andadura. Hay un momento para explicar lo que fuimos, en el plano científico y cultural, e imaginar lo que seremos, más pronto que tarde. Tú y yo. Ustedes que nos leen y los que escribimos a este lado de la pantalla. Hay, en fin, un momento para explicar el trabajo de los paleontólogos ‒los historiadores de la vida‒ y sumarlo al de tantos otros investigadores que comprueban cómo la cultura altera nuestro recorrido social y evolutivo. Sabios que rastrean las civilizaciones en que se escindió la humanidad. Expertos que nos hacen partícipes de creencias y costumbres, creaciones artísticas y avances tecnológicos. Entre todos, definen una sutil conexión que que nos mantiene unidos desde hace... ¿cuánto tiempo ya? ¿165.000 años? ¿315.000?

Quién sabe si ese interés por la naturaleza humana, en su increíble diversidad, es lo que te trajo hasta aquí. Ahora ya lo sabes: si nosotros hacemos cada día TheCult.es (Thesauro Cultural), es porque tú sientes esa curiosidad por los retos más desafiantes de la ciencia y la cultura. Quizá acabas de descubrir esta revista, buscando un dato que necesitas para la clase de mañana. O acaso usted ‒a quien le incomoda el tuteo‒ hace mucho que completó sus estudios, y nos sigue fielmente desde que nos asomamos a internet, allá por 2007.

¿Sabe lo que le digo? Queremos observar con usted ‒contigo‒ cada detalle del mundo que nos rodea. Queremos recorrer la historia de la biosfera y explorar las huellas más nobles que hemos dejado en el planeta: nuestra cultura científica, nuestro arte y nuestro legado intelectual.

Social Profiles

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC

  • Agua, el recurso más valioso
    Agua, el recurso más valioso La primera vez que se reconoció ampliamente que el derecho al agua es un derecho humano fundamental fue apenas en 2002, con el Pacto sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que firmaron 145 países. Y…
  • Paseando por el Hayedo de Montejo
    Escrito por
    Paseando por el Hayedo de Montejo Si tuviera que recomendar a un científico y a un viajero un espacio natural de tanta belleza como interés biológico, en mi lista figuraría sin duda este hayedo, un santuario verde que está situado en…