¿Sabes cómo silbar?

El set de rodaje estaba alterado. Hoy era un mal día. El director estaba de los nervios. Llevaban varias horas y aquello no tenía ningún sentido. Las tomas no salían y el actor estrella estaba desquiciado. Bien sabía que era algo que solía ocurrirle los lunes por la noche, tras un fin de semana ciertamente curioso, en el que se alternaban y ahora la palabra viene al pelo, botellas con libretos del guión. Mala cosa.

La peluquera juró no volver a trabajar nunca más con este equipo. Era una profesional muy honrosa y dispuesta, así que acababa molesta cuando sus esfuerzos no se recompensaban. Ningún tupé aguantaba varias horas.

Por su parte, la script, la más joven del equipo y la recién llegada, lloraba intermitentemente. Seguramente toda la culpa era suya, que tenía un carácter depresivo y que se asustaba con facilidad cuando el actor y el director se enredaban a gritos. De aquello no podía salir nada nuevo, auguró un cámara veterano, curtido y en mil producciones de postín.

A la hora de comer, todos tiraron cada uno por su lado. Nadie quería encontrarse con nadie. La habitual labor pacificadora de una ayudante de producción muy avezada, tampoco sirvió en esta ocasión. Estaba harta de hacer labor de mediación con aquellos tipos tan brutos. Y, aquel día, desde luego, era especial, comienzo de rodaje y la llegada de una actriz nueva que iba a encontrarse con un cesto lleno de frutas podridas.

La actriz había sido captada por los ojos entendidos de la mujer del director. Fue ver la portada del Harper's Bazaar y tenerlo claro. Aquella chica daría bien en pantalla. Así que allí estaban todos, en un mal día, esperando que se dignara aparecer.

Cuando llegó, Dan Seymour, uno de los actores secundarios, pudo observar la sonrisa de Bogey, la estrella. Una sonrisa entre maliciosa y sorprendida. No me extrañaría, pensó Dan, que en un descanso del rodaje, Bogey “asaltara” el camerino de Betty y la besara.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • El asco como categoría moral
    Escrito por
    El asco como categoría moral El filósofo británico Simon Blackburn analiza en Ruling Pasions de qué manera una cuestión de gusto, como lo es aparentemente el asco, se convierte fácilmente en una categoría moral e ideológica. Veamos algunos ejemplos: Un enólogo…
  • Nosotros, los medievales
    Escrito por
    Nosotros, los medievales En 1973, un grupo de intelectuales italianos –Umberto Eco, Furio Colombo, Francesco Alberoni y Giuseppe Sacco– se reunieron en un volumen colectivo estudiando cómo el mundo posmoderno adquiría ciertos rasgos similares a los de la…
  • Los límites de la vida
    Los límites de la vida La ciencia moderna lo revela una y otra vez: cuando las analizamos detenidamente, las cosas casi nunca son tan claras ni bien definidas como parecen. Pensemos en el concepto de vida, central para…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La dama del abanico y el agua destilada de rosas
    Escrito por
    La dama del abanico y el agua destilada de rosas Una de las pintoras más injustamente desconocidas del siglo XVI es la italiana Sofonisba Anguissola. [Primera acotación: sí, he dicho bien, pintora, acabado en a, femenino singular. Lejos de mí el reclamo feminista: quienes me conocen…

Cartelera

Cine clásico

  • La saga "Evil Dead": el bosque animado
    Escrito por
    La saga "Evil Dead": el bosque animado Evil Dead, o Posesión Infernal si lo prefieren, lleva tres décadas consolidándose como película de culto. Su influencia se va extendiendo como el propio Mal que se desata en la película. Generaciones de jóvenes aficionados…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El cuarto Turco de Pésaro
    Escrito por
    El cuarto Turco de Pésaro El verano de 1983 fue la primera ocasión en que el Festival Rossini de Pésaro –el abreviado ROS iniciado tres años atrás con La gazza ladra– consideró la ópera número trece del compositor local, es…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC