John Forsythe, el galán suave

«El drama denso no está en mi naturaleza», dice John Forsythe. «Prefiero la comedia o situaciones humanas que provoquen una sensación de alegría y risa.» «Pero ¿quién mató a Harry?» es un agudo film de suspense que se adapta idealmente a su refinado y sofisticado talento, como lo era su personaje, un caprichoso pintor abstracto que se enamora de Shirley MacLaine.

Fue su primer papel importante para el cine y también demostró ser uno de los puntos culminantes de su carrera. Hitchcock se sintió tan feliz con la interpretación de Forsythe en el film, que en 1962 le contrató para «I Saw the Whole Thing», uno de los episodios que él dirigió personalmente para su programa de televisión «The Alfred Hitchcock Hour».

El maestro del suspense le volvió a llamar en 1969 para que hiciera de un oficial de inteligencia de la CIA en la adaptación cinematográfica de la historia de espionaje de Leon Uris «Topaz ».

Hijo de un ejecutivo de Wall Street, el verdadero nombre del actor es John Lincoln Freund, y nació en 1918 en Carney's Point, Nueva Jersey.

Educado en la Universidad de Carolina del Norte, comenzó su carrera como una combinación de actor y conductor de camiones con una pequeña compañía de repertorio shakespeariano. Cuando se fue a vivir a Nueva York con la esperanza de conseguir trabajo en Broadway, fue camarero en el restaurante Schrafft junto a otros dos jóvenes y desconocidos actores: Kirk Douglas y John Dall.

Otro trabajo que en última instancia ayudó a su carrera fue el ser anunciador en un estudio para los Brooklyn Dodgers. Esta experiencia le condujo a unirse al equipo de radio de la NBC como locutor de noticias. Mientras cobraba confianza y desenvoltura en esta tarea, volvió a la actuación, y finalmente hizo su debut en Broadway en 1942, apareciendo en «Vicki» y «Yankee Point», dos comedias que tenían por protagonistas a José Ferrer y Edna Best, respectivamente.

También obtuvo papeles en dos películas de guerra: «Destination Tokyo» y «Northern Pursuit». Mientras estaba en la aviación, interpretó las versiones de teatro y de cine del musical de propaganda de Ross Hart «Winged Victory».

A menudo Forsythe ha dicho que la época que pasó como especialista a cargo de la rehabilitación oral de pilotos en hospitales del ejército fue «uno de los períodos más gratificantes» de su vida.

Cuando dejó el servicio apareció en Broadway en dos obras: «Woman Bites Dog» y «It Takes Two». En 1947 fue elegido por Elia Kazan para reemplazar a Arthur Kennedy en la obra de Arthur Miller «All My Sons».

También se unió al Actors Studio de Lee Strasberg, donde sostiene que era el único miembro que se vestía con traje. Aquel mismo año apareció en la televisión, el medio que le haría famoso. Desde entonces dividió su tiempo entre el teatro y una serie de teatro en vivo que se hacía por televisión.

En 1950 hizo una gira con «Mister Roberts» antes de reemplazar a Henry Fonda en Broadway. En 1953, por primera vez fue votado como «el actor de televisión más popular» del año. También fue protagonista de la obra de John Patrick «The Teahouse of the August Moon». El éxito de la misma duró dos años, ganó un Premio Pulitzer y le consagró como una estrella de comedias.

En 1957 comenzó la serie de televisión con la cual más se le identifica: «Bachelor Father», donde interpretaba a un soltero cuyos romances terminaban arruinados por sus responsabilidades como guardián de una sobrina adolescente.

A ésta le siguió «The John Forsythe Show», donde hacía de un oficial de aviación que heredaba un colegio interno de señoritas, y luego «To Rome with Love». También fue el presentador y narrador del documental «The World of Survlval», y apareció en dramas como «Wuthering Heights», «The Teahouse of the August Moon» (donde recreó su papel de Broadway) y «A Bell for Adano».

Y por supuesto, era la voz de Charlie en la exitosa «Los ángeles de Charlie» («Charlie'sAngels»).

En 1968 regresó a Broadway para ser protagonista de «Weekend », de Gore Vidal, y en 1971 interpretó, con el Los Angeles Centre Theatre Group, una reposición de «The Caine Mutiny Court–Martial», que fue dirigida por Henry Fonda.

Los múltiples compromisos de televisión de John Forsythe han limitado su número de apariciones en cine, pero comezó a hacer trabajos importantes a mediados de los cincuenta.

Como la esencia del galán suave, fue reunido con Loretta Young en dos comedias de la Universal: «It Happens Every Thursday» y «The Ambassador's Daugther». En los sesenta, regresó otra vez a la Universal para «Kitten with a Whip», con Ann Margret, y «La mujer X» («Madame X»), el «remake» de Ross Hunter del clásico melodrama con Lana Turner en el personaje del título. En ambos hacía de un político cuya carrera se veía amenazada por el escándalo.

En 1967, la versión cinematográfica de Richard Brooks del «best–seller» de Truman Capote «A sangre fría» («In Cold Blood»), le mostraba como un empecinado policía que descubría a los asesinos. Dos años más tarde era co–estrella de Jean Simmons en otra película de Richard Brooks, «Con los ojos cerrados» («The Happy Ending»). En 1979 cambió de tipo de personaje para animar a un pervertido juez en «Justicia para todos» («... and Justice for All»), que tenía por protagonista a Al Pacino.

Desde entonces, Forsythe hizo una importante contribución al éxito de la serie de televisión «Dinastía» («Dinasty»), en la cual interpretaba a Blake Carrington, un magnate del petróleo que lucha para mantener el control de su imperio. «Es dinámico, despiadado, manipulador; todas las cosas que yo no soy», dijo el actor. «Por eso acepté el personaje: No me pude resistir al reto que implicaba.»

El actor falleció el 1 de abril de 2010.

Copyright de las notas de producción de "Pero... ¿quién mató a Harry?" © 1984 Universal Pictures, Universal Classic, Cinema International Corporation. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

El diálogo entre las ciencias y las humanidades. A eso nos dedicamos en Thesauro Cultural (The Cult.es), una revista consagrada a la divulgación cultural y científica y al diseño de recursos educativos.

El mundo está cambiando. Para entender el porvenir ‒y sobre todo, para mejorarlo‒, ya no basta con encasillarse en una sola especialidad. Y aunque todavía se abre un abismo entre ciencias y letras, lo deseable es la cooperación entre diversas disciplinas, explorando así las fronteras del conocimiento.

Para alcanzar esa síntesis entre diversas áreas del saber, colaboran en Thesauro Cultural profesores, periodistas, divulgadores, científicos y gestores culturales. 

Gracias a esta interacción entre autores procedentes de distintos campos del conocimiento, Thesauro Cultural, a través de más de 25.000 artículos, ofrece a sus seguidores curiosidad, elementos para la reflexión y el debate, recursos para el estudio, y por encima de todo ello, herramientas para una mejor comprensión del mundo que nos rodea.

Thesauro Cultural es conocimiento al servicio de la acción: un repaso a nuestra herencia cultural para comprender nuestro presente y organizar nuestro futuro.

Social Profiles

logonegrolibros

  • Shakespeare, el vulgar
    Escrito por
    Shakespeare, el vulgar En la mejor defensa que probablemente se ha hecho de Shakespeare, Samuel Johnson enumera en su Prefacio a las obras del dramaturgo isabelino una lista casi interminable de sus defectos. Uno de esos defectos es su vulgaridad: “Nunca pasa…
  • Cogitus interruptus
    Escrito por
    Cogitus interruptus Los grandes proyectos constructivos de Sartre quedaron inconclusos. De su tetralogía de novelas Los caminos de la libertad sólo escribió tres partes. El ser y la nada, suma de su filosofía, se interrumpió tras llenar…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Para comprobar la evolución
    Para comprobar la evolución Una de las principales objeciones de quienes rechazan la teoría de la evolución por selección natural –normalmente por razones religiosas– es que hay estructuras biológicas que “no pudieron haber evolucionado” por una serie de pasos…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Victor Herbert, un inventor del glamour
    Escrito por
    Victor Herbert, un inventor del glamour El escritor argentino Manuel Puig decía que el glamour de Hollywood provenía de la Europa Central anterior a la guerra de 1914 y que bastaba con comprobarlo viendo la iluminación nocturna de Budapest. Podría agregarse…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC