"El caballo de hierro" (John Ford, 1924)

La filmografía de John Ford nos tiene a todos metidos en un puño. Su sabiduría narrativa despliega un humanismo prodigioso, que a casi nadie le resulta indiferente, a no ser que su idea del cine no pase por el clasicismo de los grandes maestros.

Épica, apasionante y espectacular, El caballo de hierro nos narra la construcción del ferrocarril transcontinental. Todos los motivos del viejo Oeste, sin excluir a uno solo, aparecen a lo largo del film. Sin duda se trata de la mejor producción muda de Ford.

"La película –leemos en el libro John Ford, editado por Filmoteca Española en 1988– está dedicada a los constructores del primer enlace transcontinental por ferrocarril, que unió con Promontory Point, no lejos de la actual Salt Lake City, las líneas complementarias de la Central Pacific y de la Union Pacific, que llegaba del lejano litoral atlántico vía MiddleWest. La película, paralelamente al trabajo ferroviario, va desarrollando una historia de venganza y amor, ésta entre George O'Brien y Madge Bellamy. La unión final de los amantes está simbolizada, coronada por la colocación en las vías unidas del último remache de oro, el Golden Spike, justamente después de que O'Brien haya dado su merecido al siniestro asesino de su padre."

Ford desplazó a su equipo hasta el desierto de Nevada. ¡Y menudo equipo! Casi cinco mil figurantes llegaron a intervenir en la cinta, y se dice que el director quiso que todos ellos llevasen la misma existencia que los pioneros del Far West.
"Los detalles históricos –seguimos leyendo– abundan en la película, por donde desfilan algunas grandes figuras de un Grévin un poco agitado: Lincoln, cuya participación es un poco arbitraria; el general Dodge, quien sí tuvo un papel decisivo; los exploradores Pawnees del Mayor North, de donde un escritor astuto sacó por la misma época el modelo para un héroe de gran éxito: Buffalo Bill; el propio Cody; Wild Bill Hickock..., y supongo que el tabernero-juez Haller, a quien vemos administrar una Tribus de guerreros indios, rebaños de ganado, locomotoras auténticas... No hay un solo estereotipo del género que podamos echar de menos.

"Uno de los errores –escriben Santiago Sánchez González y Emilio C. García Fernández– que comete una parte de la teoría histórica -y al socaire de esta, cierta crítica cinematográfica- es, a posteriori, llorar por lo que en cualquier caso es irremediable. Por desgracia, en el discurrir de unos hombres siempre hay quien va quedando por el camino. A Ford no le importó utilizar clichés a la hora de realizar su película. Al fin y al cabo, el western está repleto de ellos, forma parte de su estética y de su concepción narrativa. Además supo dar rienda suelta a su concepción de la epopeya.

La película contó con un trabajo de producción excelente. Se utilizaron más de 3.000 ferroviarios, entre ellos 1.000 chinos, con el fin de cumplir los requisitos históricos de una manera escrupulosa. Entre los indios fueron contratados y se construyeron dos ciudades para las tomas necesarias. Hubo más de 1.280 escenas y Ford llegó a considerar esta película como su mejor filme, incluso después de haber rodado La diligencia.

El filme tenía su mensaje, al que evidentemente Ford no resultaba ajeno, aunque la productora impusiese, como es lógico, su visión de la historia. El obrero es contemplado como un miembro de la civilización. Una civilización que pasa de puntillas por los aspectos negativos de la misma. Así, el indio, con sus ataques, con su comportamiento, es el ejemplo que se necesita para dar una justificación a la acción colonizadora que el ferrocarril representa. Es la pieza que hay que sacrificar en una partida, cuyos resultados, estrofas gloriosas al margen, están predeterminados desde el principio" (Micronet).

Ficha técnica

Director John Ford

Título original The Iron Horse

Guión Charles Kenyon

Productor William Fox

Fotografía George Schneiderman y Burnett Guffey

Música original Erno Rapee

Intérpretes George O'Brien (Davy Brandon). Madge Bellamy (Miriam Mash), Juez Charles Edward Bull (Abraham Lincoln), William Walting (Thomas Marsh), Fred Kohler (Deroux).

Copyright de las citas entrecomilladas © sus respectivos autores. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

El diálogo entre las ciencias y las humanidades. A eso nos dedicamos en Thesauro Cultural (The Cult.es), una revista consagrada a la divulgación cultural y científica y al diseño de recursos educativos.

El mundo está cambiando. Para entender el porvenir ‒y sobre todo, para mejorarlo‒, ya no basta con encasillarse en una sola especialidad. Y aunque todavía se abre un abismo entre ciencias y letras, lo deseable es la cooperación entre diversas disciplinas, explorando así las fronteras del conocimiento.

Para alcanzar esa síntesis entre diversas áreas del saber, colaboran en Thesauro Cultural profesores, periodistas, divulgadores, científicos y gestores culturales. 

Gracias a esta interacción entre autores procedentes de distintos campos del conocimiento, Thesauro Cultural, a través de más de 25.000 artículos, ofrece a sus seguidores curiosidad, elementos para la reflexión y el debate, recursos para el estudio, y por encima de todo ello, herramientas para una mejor comprensión del mundo que nos rodea.

Thesauro Cultural es conocimiento al servicio de la acción: un repaso a nuestra herencia cultural para comprender nuestro presente y organizar nuestro futuro.

Social Profiles

logonegrolibros

  • El libro en blanco
    Escrito por
    El libro en blanco Los libros que contiene esta biblioteca imposible no son fáciles de encontrar. Muchos hay que buscarlos entre los fragmentos de libros desaparecidos, algunos en el interior de otros libros y otros en librerías y bibliotecas…
  • James Bond
    Escrito por
    James Bond A mediados de los sesenta del siglo pasado, cuando también mediábamos la veintena, se nos apareció James Bond. Rompía algunas tradiciones detectivescas. No era un investigador medio sumergido en la mala vida, como los que…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Las reglas para discutir
    Las reglas para discutir En las redes sociales podemos descubrir lo distinta que puede ser nuestra forma de discutir y argumentar. Tanto así, que a veces la comunicación parece imposible. Por mi parte, mi formación científica me ha condicionado…
  • La rueda de Santa Catalina
    Escrito por
    La rueda de Santa Catalina Decía la tradición que el séptimo hijo varón nacido de un matrimonio que sólo hubiese engendrado varones era un saludador. Saludador de dar salud a través de su aliento y de su saliva. Los saludadores…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El científico y el hombre araña
    El científico y el hombre araña Una cosa es construir un relato ficticio en el que se explican los poderes de un superhéroe mencionando vagamente alguna justificación científica, y otra es seguir los cánones de la verdadera ciencia ficción. Éstos exigen…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los mastodontes de la Península Ibérica
    Escrito por
    Los mastodontes de la Península Ibérica Cuando se habla de mastodontes muchas personas evocan erróneamente los legendarios mamuts, sin embargo se trata de animales muy diferentes. Varios millones de años antes de que los mamuts –que son elefantes– aparecieran en la…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC