Cinco motivos para criticar a Bogart

Posiblemente sea el actor más admirado por los hombres. Muchos hombres quieren ser Humphrey Bogart, desde ahora, HB. El motivo de esta admiración lo he venido pensando desde hace algún tiempo. Podría haber hecho, incluso, una tesis doctoral sobre el tema. Pero una tesis es un plomazo, algo aburrido y sin chispa. Además, no habría forma de encontrar un catedrático que se aviniera a mi punto de vista sobre la cuestión.

A saber: HB es un mal prototipo de hombre. Y ha influido negativamente en nuestros contrarios, es decir, en ELLOS.

Intentaré explicar por qué con palabras muy sencillas, nada de alharacas literarias, ni juicios severos. No, más bien volátiles y transparentes razonamientos que todos podamos entender:

HB es un actor intercambiable. Lo mismo da el papel que haga, la película que interprete, el siglo, el momento, el día o la hora. HB siempre hace la misma función. Siempre pone el mismo gesto, la misma expresión, la misma escasa sonrisa (reír no le favorecía nada), siempre mira igual, siempre... siempre...Uf, qué pesadez.

HB es absolutamente predecible. A fuerza de ser siempre el mismo, ya tenemos claro qué dirá en cada ocasión, de qué manera solventará una situación y cómo se portará en cada caso. Tiene una retahíla de opiniones y de reacciones, todas muy a mano, con las que sale del paso sin sofocarse lo más mínimo. Fijaos en que nunca se despeina.

HB trata mal a las mujeres. Para empezar, no las toma en serio. Larga sus frasecitas supuestamente ingeniosas y ellas las reciben como si tal cosa. A todas las llama "encanto", sean como sean. No las escucha, siempre habla como si no hubiera oído conversación previa alguna. Y usa un vocabulario bastante molesto a veces.

HB se las da de atractivo. O sea, que se lo cree. O sea, que se piensa que es guapo. O sea, que se considera el centro del mundo mundial. O sea, que va de ligón. O sea, que es un misógino que le gustan todas. O sea, que.... bueno, ya vale.

HB nos miente. Porque, aunque el papel que representa en todas sus películas, el mismo ya os lo he dicho, es el de un cínico, sin escrúpulos, que no es capaz de querer a nadie, que no respeta a las mujeres y que las trata como si estuvieran a su servicio, a pesar de eso......ja, ja, ja, se enamoró de la Bacall. Se enamoró perdidamente y le fue fiel toda su vida, la que vivieron juntos. ¿Entonces, a qué viene tanta displicencia diletante, Bogey?

Por eso, aunque haya pasado a la historia como un actor de actores y como un consumado conquistador, lleno de encanto, afirmo que se pasea de una peli a otra sin distinción de lugar o de argumento y que no me va el tonito con el que me interpela...Todo, para caer luego en los brazos de una it girl de la época.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Periodismo "low cost"
    Escrito por
    Periodismo "low cost" Aprendí a leer leyendo el periódico. No porque fuera una inmigrante, como esa señora Smith de El cuarto poder, sino por la sencilla repetición de un rito: todos los días mi padre llegaba a casa…
  • Westfalia
    Escrito por
    Westfalia En 1648, tras cinco años de negociaciones voluntariamente demoradas, las potencias europeas firmaron en Münster y Osnabrück el tratado que se conoce como Paz de Westfalia. España lo desconoció y continuó su guerra particular con…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Carl Martin Reinthaler, en la buena senda
    Escrito por
    Carl Martin Reinthaler, en la buena senda Infrecuentes apariciones hacen las obras de Carl Martin Reinthaler (1822-1896) en los programas de música en vivo o grabada. Tal vez su vida en el rincón natal de Bremen, donde fue organista, maestro de coros…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • El sueño de Dédalo
    Escrito por
    El sueño de Dédalo Una de las historias más conocidas de la mitología griega es la del vuelo de Dédalo y la caída de Ícaro. Dédalo, uno de los inventores más talentosos de su época, había cobrado fama por…

etimologia