Diego Armario

Diego Armario

Diego Armario es periodista, escritor y experto en comunicación y asesoramiento en empresas y a directivos. Ha sido director general de Radio Nacional de España, director de Proyectos Nuevas Tecnologías de la Información de RTVE y director adjunto a la presidencia del ICO (Instituto de Crédito Oficial).

Consejero de la agencia de noticias EFE, colabora en diversos medios de comunicación. Asimismo, es autor de los libros La España de los 50 a través de Bardem y Berlanga, El Triángulo: el PSOE durante la transición, La muerte de un Señor de Quinta (finalista del Fernando Lara 2003), La Hora Cero (Almuzara 2005), Universo Alzheimer, Los tontos con poder y El PSOE en llamas.

dmasmedia

smithPASIONcover

Tercera época - Nº 326

La seducción de una voz

Si un hijo suyo les dice que quiere ser poeta, es posible que a más de uno le dé un disgusto, porque habrá quien piense, con razón, que lo va a tener difícil en la vida para comer caliente todos los días.

En recuerdo de una rubia lista

Yo no soy nadie para dar consejos, pero si usted decide tener un amante, búsqueselo entre la gente normal y huya de encamarse con los poderosos, porque al final ellos siempre saldrán ganando y usted, en el mejor de los casos, algo perjudicada.

El bufón

No hace mucho desayuné con un maldito de nariz aguileña, pelo escaso, blanco y abultado, sonrisa abierta, mirada clara, voz amable, mente brillante y provocadora, que como hombre del teatro ha conseguido, desde hace más de 40 años, molestar siempre al poder.

Otra forma de ser capaz

Desde hace años, Telecinco tiene una campaña en marcha que se llama 12 meses, 12 causas, con la que quiere definir su sentido de la solidaridad y su vocación de ejemplaridad , y cada mes del año apuesta por algo que considera digno de ser defendido.

Carmen Balcells merece que alguien escriba un libro sobre su forma de entender la vida, porque esta catalana a la que no le gustan los halagos porque destruyen, que es capaz de guardar rencor a algunos que la abandonaron, que reconoce que tiene cuentas pendientes y al mismo tiempo un respeto infinito por el creador, porque admira en quienes escriben todo lo que a ella hubiera gustado ser o tener, es un lujo que está al alcance de pocas personas.

JFK y sus asesinos

Aquella noche –era de noche en Madrid– fue la primera vez que sentí que algo muy grave había ocurrido lejos de donde yo estaba. Aquí vivíamos en una dictadura y en una de las democracias más antigua del mundo asesinaban a otro Presidente, pero no a uno cualquiera, porque al que le habían descerrajado un tiro en la cabeza era a John Fitzgerald Kennedy.

El oficio de contar cuentos

Ayer leí una frase del escritor francés Gérard de Villiers, fallecido hace unos días a los 83 años de edad, que decía: "Me considero un cuentacuentos, alguien que escribe para distraer a la gente, porque la mayoría de la gente tiene una vida de mierda”.