Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 159

graciasportadadefesq

Las trece últimas horas en la vida de García Lorca

El historiador Miguel Caballero Pérez ha dedicado buena parte de su trabajo a desentrañar los misterios que envuelven la desaparición de Lorca, de la que se cumplen ahora 75 años. Su exhaustiva investigación, plasmada en el libro Las 13 últimas horas en la vida de García Lorca, redunda en la idea ya diseccionada por el autor en Historia de una familia. La verdad sobre el asesinato de García Lorca, que quita épica e idealismo a la muerte del poeta.

Él me llamaba Pikolo

Aunque todos somos iguales, no todos reaccionamos igual, en eso somos muy distintos unos de otros. Y aunque para algunos pesimistas parezca que nos dirijamos hacia un medio hecho para la supervivencia de los más inescrupulosos, la realidad es que la resistencia moral ante la injusticia no es menos valiosa que la resistencia física.

Aguirre, el magnífico

Al igual que parece ser que le ocurrió a la propia Duquesa de Alba, cuando llegó a mis manos el libro Aguirre, el magnífico, del castellonense Manuel Vicent, sentí una gran curiosidad por conocer, no sin cierto regusto a cotilleo, la vida de su, hasta ahora, último marido. Pero Jesús Aguirre también le sirve a Manuel Vicent para mostrar con humor e ironía una crónica diferente de las generaciones que ocuparon la vida política y social desde el principio de la dictadura hasta el inicio de nuestro siglo, como si tratara de una novela de ficción; cincuenta años de la España que va desde el final de la Guerra Civil a la Democracia, con sus héroes y villanos. Una "España un poco esperpéntica que Aguirre anima", ya que era alguien que "tenía todas las connotaciones para ser un gran personaje de novela, afirma el autor.

Viaje a los dos Orientes

El viaje es una experiencia de vida y de conocimiento y, como tal, un movimiento que relaciona al que lo inicia con el espacio visitado. Si el viaje es a Oriente, viene a representar, además, el retorno al origen de la sabiduría del hombre.

El enigma

Los prejuicios nos encierran, nos achican la mente, nos idiotizan, y cuando estos prejuicios coinciden, como suele suceder, con la convención mayoritaria, nos convierten en cómplices del abuso y de la injusticia. Actuar con compromiso no consiste en ponernos a favor de una causa, sino en mantenerse siempre alerta contra el tópico general, contra el prejuicio propio, contra todas esas ideas heredadas y no contrastadas que nos meten insidiosamente en la cabeza, venenosas como el cianuro, inertes como el plomo, malas ideas que inducen a la pereza intelectual y moral.

Palabras de arsénico

No hace mucho, me lamentaba en una conversación de lo dañinas que son las acusaciones lanzadas sin control ni evidencia. Mi interlocutor, como si nada, dijo que en la difamación siempre hay algo de verdad. Con ello no hacía más que poner en evidencia que en ocasiones, con demasiada frecuencia hoy en día, el lenguaje y las personas somos perversos. Las palabras no cuestan nada, pero si conociéramos toda su transcendencia, la perseguiríamos a sangre y fuego, con mucho mayor motivo que otros ‘pecados’.

La confesión de Guest o el bochorno

¿Quién no se ha visto en una situación comprometida de la que no hay manera posible de salir airoso, una de esas situaciones en la que ninguna explicación ni excusa resultan creíbles? David, en La confesión de Guest, la novela hasta hace no mucho inédita en España de Henry James, asiste a una declaración humillante. Estar en el lugar equivocado y ser testigo y actor de la conversación a la que no debiera haber asistido jamás, condicionará dramáticamente su vida futura.

Manifiesto personal

Ana María Moix, en su Manifiesto Personal reflexiona con indiscutible acierto y contudencia sobre los temas que nos importan hoy en día. Preocupaciones que ha registrado prestando atención y, sobre todo, oído, a aquellos que viven, trabajan (con suerte), votan, pagan impuestos, sufren y se divierten: experiencias, lamentos, reflexiones, esperanzas y, especialmente, preocupaciones de gentes de su entorno.

Merezco ser feliz

«Todo ser humano tiene la opción de embarcarse en la búsqueda y el disfrute de su propio bienestar emocional. Tenemos derecho a la felicidad. Ese estado especial está a nuestro alcance, en el interior de cada uno de nosotros. Un derecho que debemos reivindicar y que nos hemos ganado tan sólo por estar aquí; simplemente por vivir».

Se acabó la fiesta - The Cult.es

Todo lo que sube y sube en algún momento tiene que bajar. Tras veinte años de oportunidades y soñar a través de la arquitectura, hemos pasado de la emoción a la conmoción. Pero, ¿cómo se ha llegado al actual panorama de proyectos cancelados, espacios vacíos y edificios públicos sin fondos? Tras el banquete de los años noventa, en los que todo parecía posible, ha llegado el momento de la reflexión.

¿Por qué nos odian si somos tan buenos?

George Orwell escribió que en una sociedad libre las ideas impopulares podían suprimirse sin necesidad de usar la fuerza. La forma más importante para lograrlo es la buena educación. Si tienes una buena educación, dijo, has interiorizado que existen ciertas cosas que no deben decirse, o incluso, ni siquiera pensarse.

El hábito no hace al monje

No había leído nunca a Graham Greene. Y hace unos días me regalaron El Dr. Fischer de Ginebra. “Léelo entre líneas”, me dijo quien me lo regalaba. Y así hice. Se trata de una comedia negra, una novela breve, escrita con un sentido del humor bastante ácido en la que el personaje que mueve los hilos de la trama es el que da título a la historia.

A Manolo Safont - The Cult.es

A lo largo de mi vida, y todavía hoy en día, he tenido la suerte de encontrarme con personas que me han ayudado de manera generosa y desprendida en mi trabajo. Personas con las que coincidí en algún momento, me dedicaron su tiempo y compartieron conmigo su buen hacer profesional cuando yo era todavía más inexperto que hoy, sin la formación ni el bagaje profesional necesarios.

Benvolguda Ana María

Apenas un año después de llegar a la Fundación una mañana sonó mi teléfono. Respondí casi mecánicamente esperando, como era habitual a aquellas horas, alguna cuestión rutinaria del trabajo. Sin embargo, desde el otro lado de la línea, una voz tranquila, un poco tímida, me saludó con un “¡Hola Alfredo, soy Ana María Moix, he recibido tu carta y estaré encantada de ir a la Fundación Caja Castellón!”.