"Tristram Shandy", de Laurence Sterne

Tristram ShandyPatrick Wildgust representa al “Laurence Sterne Trust” y es conservador de la extensa colección de libros y pinturas que se guardan en la mansión Shandy Hall. Patrick promueve la obra literaria de Laurence Stern entre el gran público a través de su fundación, las visitas guiadas, y las conferencias que organiza. En el siguiente artículo reflexiona sobre la obra de Sterne y sobre su adaptación al cine por parte de Michael Winterbotton.

The Life and Opinions of Tristram Shandy, Gentleman fue escrito por Laurence Sterne, un pastor del siglo XVIII que vivía en Yorkshire. Publicada en nueve volúmenes entre 1759 y 1767, la novela fue un éxito inmediato. Amado por su humor subido de tono y su sátira además de por las excentricidades narrativas, el libro hizo que Sterne se convirtiera en una celebridad admirada en Londres y París.

Narrado por el personaje que da título al libro, la novela es una autobiografía. Sin embargo, la cronología es puesta en suspenso rápidamente para dar paso a un discurso sobre su nacimiento. Las reflexiones se siguen unas a otras, y se superponen, incluyendo historias dentro de historias alrededor de los peculiares personajes que viven en y alrededor de la hacienda de la familia, Shandy Hall en Yorkshire. Está el educado Walter Shandy, cuyos elevados planes para su hijo se ven continuamente desbaratados; el adorable y cándido hermano de Steve, el Tío Toby, todavía obsesionado con la guerra en la que recibió misteriosas heridas, de las que nunca se habla, en sus partes íntimas; y el doctor Slop, cuyo trato al paciente no es todo lo atento que debería ser. Al final, la biografía de Tristram es incapaz de pasar del nacimiento, mientras descubre que la vida simplemente es demasiado complicada como para ser contada de manera lineal.

Revoltoso e irreverente, Tristram Shandy, el libro, es pionero en estructura y forma, y anticipa la experimentación en las novelas modernas, desde el “Ulises” de Joyce hasta autores más recientes como Dave Eggers. Tristram se dirige a menudo al lector, discutiendo las prerrogativas que le corresponden como autor de la historia y defendiendo sus excursiones narrativas. También hay efectos visuales, como una página negra a la muerte de un personaje, una cruz cuando el doctor Slop se santigua, y las páginas en blanco que representan pasajes que se han arrancado. Y Tristram, quien escribe sobre eventos de los que no puede haber sido testigo, dado que aún no había nacido, es de algún modo un narrador en el que no podemos confiar.

Tristram Shandy es un título básico en el temario universitario, y fue en la universidad donde tanto Michael Winterbottom como su colaborador habitual, el escritor Frank Cottrell Boyce, se encontraron con el libro por primera vez. En un punto, consideraron adaptar el libro para televisión, como culebrón o como comedia de situación. Hace tres años, sin embargo, Winterbottom decidió intentar una adaptación para la gran pantalla. Era un proyecto complicado. Por la cantidad de divagaciones y un personaje principal que no es muy sensible que digamos, la novela siempre se ha considerado como imposible de llevar al cine. ¿Por que intentarlo entonces? “Porque es divertido”, contestó Winterbottom.

Comentario de Wildgust

No tiene sentido esperar una obra "completa" en Tristram Shandy. No la vas a encontrar. Tampoco un modo convencional de contar historias. Tristram y Sterne le dejan claro al lector que nunca tendrán la historia completa. Algo de cotilleo, historias de primera mano, rumores, todo se mezcla para formar una narración divertida, que entretiene pero no es algo a lo que el lector se pueda agarrar, no es una historia con la que el lector se sienta totalmente cómodo.

La historia completa es imposible de contar, la realidad es demasiado compleja para registrar cada detalle:

"Tengo cincuenta cosas más importantes que necesito que sepas antes, tengo un centenar de dificultades que debo arreglar y un millar de molestias y problemas domésticos unos encima de otros... de todas las perplejidades en que se ha visto a un autor mortal, esta es sin duda la mayor."

Sterne nos hace pensar sobre la construcción narrativa. Tristram Shandy: A Cock and a Bull Story nos da una visión nueva del libro y a la vez intenta contar la historia de Steve Coogan (el ficticio), actor, famoso, padre y amante.

Sterne escribió: "No escribo para comer, sino para ser famoso". Tuvo éxito creando una obra que causó sensación cuando se publicó en Londres en 1760, a pesar de que cuando escribió los dos primeros volúmenes ningún editor quiso publicarlos. Tuvo que publicar el libro él mismo. El revuelo fue todavía mayor, dado la naturaleza irreverente de la obra, cuando se supo que el autor era un párroco. Cuando se descubrió que el párroco era tan ingenioso en la vida real como lo era en su libro, su fama aumentó aún más. El ascenso a la fama de Stern fue meteórico, y se sumergió en el torbellino de vida social y en los beneficios que esto le trajo. Al igual que muchas celebridades actuales Sterne descubrió que la fama le traía nuevas oportunidades. Se enamoró locamente de Eliza Draper, que tenía 23 años cuando se conocieron en 1767. Él tenía 56.

Tristram Shandy: A Cock and a Bull Story muestra al público cómo es hacer una película. La vida es real, una película no, ¿o sí? Sabemos que estos actores (en la película) son actores de verdad, creemos que los conocemos, los hemos visto entrevistados en la televisión como personas reales, pero aquí son personajes, aunque hagan de ellos mismos, ¿cuál es su verdadera identidad? Las identidades van superponiéndose, y en particular la del protagonista, Steve Coogan, que es particularmente "resbaladiza".

Coogan interpreta a 4 personajes en la película: Steve Coogan, Walter Shandy, Tristram Shandy y al escritor, Sterne, cuya personalidad no puede ser separada del libro.

A medida que Coogan pretende aferrarse a su fama quiere también alejarse de su personaje Alan Partridge, que fue el que le dio la fama. Al mismo tiempo se ha convertido en un objetivo que otros quieren derribar. La rivalidad entre Coogan y Brydon por ser el protagonista de la película es una versión divertida de lo que podría ocurrir entre dos actores en la vida real.

Una secuencia ejemplifica muy bien el toque de Sterne para mostrar múltiples capas de identidad y realidad. La cámara muestra a un hombre vestido con uniforme militar del siglo XVIII caminando en compañía de una mujer vestida con su mejor vestido. Sabemos que ambos personajes son actores. Escenas previas nos los han mostrado firmando sus contratos, ensayando sus diálogos, en vestuario y maquillaje, reflexionando sobre la importancia de sus partes en la película. Sabemos que el personaje masculino se llama Tío Toby y el femenino Viuda Wadman. También reconocemos a Rob Brydon como el hombre y a la mujer como Gillian Anderson. La escena es una adaptación de un conocido episodio del libro. Estemos familiarizados con el libro o no, nos sentimos cómodos con todos los ingredientes necesarios para un drama de época. El escenario es el adecuado, la música es la correcta. Seguimos a la pareja mientras pasean por el jardín. El personaje Rob Brydon/Tío Toby pronuncia sus frases no como uno de los dos, sino imitando a Roger Moore. De repente el espectador se da cuenta de que la escena es producto de la imaginación de Steve Coogan y más capas de realidad se van revelando.

Sterne también se presentaba a sí mismo con diferentes personalidades.

Al principio era anónimo, no aparece el nombre del autor en la portada de la primera edición del libro. Después se convirtió en Mr. Yorick cuando publicó su primera colección de sermones. Tristram Shandy era la persona por la que la gente se congregaba para verle predicar en 1764 en París. Yorick era el nombre del personaje principal de su anterior novela "A Sentimental Journey", y adoptó otros nombres según lo que estuviera escribiendo en cada momento.

La película consigue capturar la esencia del libro y crea una nueva obra a partir de una que encantó y confundió al público cuando se publicó por primera vez, y que lo sigue haciendo hoy en día.

Nota editorial

"Una obra rica, ambiciosa, compleja, burlona y poco definible –escribe Javier Marías–, que valió a su autor en su época tanto fama como denuestos, y en todas las demás épocas hasta hoy conocidas una ardiente admiración.

Tristram Shandy es mi libro favorito: es, a un mismo tiempo, la novela clásica más cercana al Quijote y a la del siglo en que escribo; tanto su recuerdo como su frecuentación esporádica me producen un indefectible placer; puede abrirse por cualquier página, con asombro y sonrisa siempre. No creo haber aprendido más sobre el arte de la novela que durante su traducción. Sin duda, mi mejor obra".

Ficha editorial

Tristram Shandy

Traducción: Javier Marías

Alfaguara

Colección: Clásicos Modernos

Páginas: 760

Publicación: 22/03/2006

Precio: 23,50 €

ISBN: 9788420428451

EAN: 9788420428451

Copyright de texto e imágenes © Vertigo Films. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • Semblanza de Enrique José Varona
    Escrito por
    Semblanza de Enrique José Varona Enrique José Varona (Camagüey, 13 de abril de 1849 - La Habana, 19 noviembre de 1933) es un filósofo y pedagogo cubano al que no creo que nadie conozca, excepto en las escuelas de filosofía…
  • Dos mocedades y una antigüedad
    Escrito por
    Dos mocedades y una antigüedad Yo era un mocito veinteañero cuando Marshall Mac Luhan dijo aquello de que el medio es el mensaje, lo cual se popularizó en una suerte de tautología amable: el mensaje está en el medio. Dicho…
  • Carl Sagan y los secretos del universo
    Escrito por
    Carl Sagan y los secretos del universo Nacido en Nueva York en 1934 y fallecido en 1996, Carl Sagan fue un popular astrónomo y divulgador científico. Pionero en campos como la exobiología y promotor del proyecto SETI (siglas en inglés…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • Un Verdi desde Cagliari
    Escrito por
    Un Verdi desde Cagliari Se conoce muy bien la actividad del Teatro Lírico de Cagliari en Cerdeña, que cada año sorprende con una programación original con respecto a otros escenarios italianos, a través de la cual se van llenando…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC