Entrevista con Peter Jackson: El Señor de los Anillos

Peter Jackson

Ocho años después de que Peter Jackson decidiese llevar El Señor de los Anillos a la gran pantalla, su ambicioso sueño se ha visto realizado.

En esta entrevista, el director toma una gran bocanada de aire y nos habla de este proyecto monumental, desde sus sorprendentes comienzos hasta su triunfal culminación.

Ha sido un largo viaje... Ahora que se ha terminado, ¿cómo te sientes?

Bueno, es una mezcla de sentimientos. Sé que no habrá más Señor de los Anillos, y eso me da mucha pena. Pero, por otro lado, también está bien, porque hemos puesto todo nuestro corazón y nuestras almas en este proyecto y hemos creado tres películas que, en realidad, ya no nos pertenecen a nosotros.

Ahora son parte del entretenimiento de la gente y ha llegado el momento de que nosotros nos dediquemos a otra cosa.

¿Creciste leyendo los libros y soñando con convertirlos algún día en películas?

Creo que fue allá por 1978 o 1979 cuando leí por primera vez los libros. Iba en un tren camino de Auckland, a un curso de grabados de fotografías, que era a lo que me dedicaba por ese entonces.

Recuerdo que pensé qué podía hacer en ese viaje de doce horas en tren y finalmente me compré El Señor de los Anillos. Y allí que me senté, viendo como el paisaje de Nueva Zelanda pasaba ante las ventanas del tren, mientras seguía leyendo la novela.

¿Fue entonces cuando te vino a la cabeza la idea de adaptar el libro a la gran pantalla?

Me gustaría decir que tuve una visión en la que me veía haciendo las películas, pero cuando tienes 18 años y un curso de grabado por delante, es imposible que te imagines haciendo El Señor de los Anillos algún día.

Podrías imaginar que sería una película grandiosa, pensar que no puedes esperar hasta que alguien al fin se decida a hacerla, pero nunca podrías soñar que algún día serías tú mismo el que lo harías.

¿Cuándo te diste cuenta por primera vez de que serías capaz de afrontar semejante proyecto?

Estábamos trabajando en Agárrame esos fantasmas en 1995 y fue cuando utilizamos por primera vez, efectos especiales generados por ordenador de forma masiva.

Creamos una pequeña compañía llamada WETA y con ella hicimos los efectos de los fantasmas, emocionándonos inmediatamente con todo lo que los ordenadores eran capaces de hacer.

Fue cuando nos dimos cuenta de que habíamos llegado a un momento de la historia en el que podíamos sacar en una película todo aquello que pudiésemos imaginar.

Lo que te llevó a pensar...

… en qué tipo de película que hasta ahora no había podido hacerse, podría llegar a hacer. Y enseguida supe que se trataría de una película de fantasía, una película con ciudades grandiosas, monstruos, batallas, cosas que ahora sí era posible enseñar en una película. E inmediatamente pensé en El Señor de los Anillos.

Habían pasado unos 20 años desde que había leído el libro y me lo volví a leer a toda velocidad. De hecho aún conservaba la vieja edición que había leído por aquel entonces.

¿Qué hiciste a partir de ese momento?

Llamé a mi agente y le pedí que mirase quién tenía los derechos de El Señor de los Anillos. Me imaginé que estarían a buen recaudo por un estudio o por algún tipo de asociación y que sería imposible conseguirlos. Pero se dieron una serie de fortuitas y afortunadas circunstancias las que me permitieron hacerme al final con los derechos.

¿Cuál fue el gran reto a la hora de adaptar El Señor de los Anillos al cine?

Bueno, en primer lugar, que el libro es demasiado largo. Llegó el momento en el que nos dimos cuenta de que deberíamos hacer tres películas y eso fue una de las mejores cosas que le pudieron pasar a este proyecto. Pero, incluso así, se trataba de un libro muy complicado.

Tolkien dotó de profundidad a los personajes y a la historia, dándoles un auténtico trasfondo. Eso queda muy bien en un libro, pero es muy difícil de trasmitir en la pantalla. Sobre todo si lo que ocurre es que no puedes contar esa historia si lo pasas por alto. Así que todo ese detallismo que hemos puesto, es el que era necesario debido a la importancia que tenía en la historia.

Y, por supuesto, había demasiados personajes.

Normalmente en una película tienes que intentar no tener más personajes de los que puedas manejar. Y obviamente tuvimos que eliminar una gran cantidad de los que aparecen en el libro.

La cantidad que aparece en la película está en el límite de lo que podíamos meter en el tiempo que teníamos y dentro de la estructura del guión necesaria para contar la historia.

¿Cuál fue tu filosofía a la hora de hacer el casting de esta película?

Hubo dos cosas principalmente: Una fue encontrar actores que fuesen capaces de representar a algunos de lso personajes más queridos de la historia.

Todo el que ha leído el libro se ha imaginado a Frodo o Gandalf o Aragorn o Arwen y teníamos una especie responsabilidad de ser fieles a esta representación. La otra era estar seguros de que esos actores eran buena gente.

Íbamos a tener que trabajar juntos al menos durante tres años y es demasiado tiempo si te toca trabajar con alguien que no te gusta. Hemos tenido la suerte de acertar de lleno. Ha sido un reparto increible.

Según tu punto de vista, ¿qué hace que El Retorno del Rey sea la película más especial de las tres?

Es la que tiene más trasfondo emocional y eso es lo más importante, porque no importa la cantidad de espectáculo que pongamos en la pantalla, no importan las batallas ni los efectos especiales, llega un momento en el que a la gente lo que le interesa es el nivel humano, la parte con la que ellos pueden identificarse.

Afortunadamente, El Señor de los Anillos es un libro que nos narra uin maravilloso drama humano, así que fuimos capaces de centrarnos en ello.

El sentimiento de final es también muy gratificante…

El viaje que los personajes han realizado, todo lo que les ha importado, todo por lo que han luchado y por lo que algunos amigos han muerto, lleva a El Retorno del Rey. Los personajes que hemos ido conociendo en las dos primeras entregas, serán cambiados definitivamente por lo que les ocurra en El Retorno del Rey. Nunca volverán a ser los mismos de nuevo.

La relación entre Frodo y Sam llega a un nuevo nivel en esta última película. ¿Puedes hablarnos de ello?

El Retorno del Rey se centra en realidad en el último tramo del viaje que lleva a Frodo y Sam hasta el Monte del Destino y, en particular, en el impacto emocional que esto les supone. Frodo y Sam se verán afectados de diferente manera y aún así deben permanecer juntos para lograr llegar al final.

Frodo es el Portador del Anillo, el único que puede llevarlo, y cada paso que le acerca al Monte del Destino es más duro para él.

Para Sam esto también es duro, aunque de diferente manera, porque ve cómo Frodo se va hundiendo más y más. Él no puede llevar físicamente el Anillo, lo único que puede hacer es apoyar a Frodo. De este modo, la presión que sufre Sam le va haciendo más puro, más valiente y más fiel a Frodo.

Todo el mundo habla de la actuación de Sean Astin. ¿Esperabas esa reacción?

Sean ha hecho con diferencia su mejor trabajo de la Trilogía en esta película. Desarrolla sus escenas de forma maravillosa y con una emoción increíble.

Fue frustrante, porque algunas de ellas las rodamos en 1999.

Recuerdo que un día en el que Sean había estado intensamente emotivo en una de las escenas del Monte del Destino, le dije: Ha sido fantástico, absolutamente sorprendente. Y si te fijas, van a pasar cuatro años antes de que nadie pueda verlo. Ha tenido que esperar pacientemente el estreno de la película.

¿Puedes hablarnos de la transformación que sufren Merry y Pippin en El Retorno del Rey?

Estos dos pequeños hobbits, que en realidad no tienen ninguna gana de participar en este conflicto, son arrastrados a la guerra de forma que realmente no pueden ser de ayuda.

La razón por la que Merry y Pippin mantienen su valor es que ellos están decididos a ayudar a Frodo. Y se dan cuenta de que la mejor forma de hacerlo, ya que físicamente no pueden, es crear tantas distracciones como les sea posible para que el Ojo de Sauron deje de estar atento a su propio territorio.

¿Hay algo especialmente significativo en el hecho de que los personajes más importantes de la película sean los hobbits?

Los cuatro hobbits son unos personajes tan importantes proque en realidad nos representan a nosotros mismos.

Quiero decir que si hay alguien con el que nos identifiquemos al ver las tres películas es precisamente con los hobbits. Representan a la persona inocente que no tiene experiencia en la guerra, que no ha vivido un conflicto, que de repente se ha encontrado en medio de todo.

Y, de algún modo, creo que nosotros nos gustaría llegar a ser como Frodo y Sam o como Merry y Pippin. Nos gustaría confiar en que nosotros en esa misma situación, tendríamos el valor suficiente para actuar como lo hacen ellos.

Uno de los personajes más memorables de toda la Trilogía es Ella-Laraña. ¿Cómo conseguiste que fuese tan terrorífica?

La escena en la que Frodo se encuentra con Ella-Laraña llevaba planeándola desde el principio y creo que si es tan larga, es porque tengo una aracnofobia increíble. Quiero decir que me asustan verdaderamente las arañas.

El diseño de Ella-Laraña se basa en una especie de araña neocelandesa llamada Tunnel Web, que me ha asustado desde que era niño. Y, sí, los planos de Shelob me ponen los pelos de punta, así que al menos he conseguido un éxito a la hora de asustarme a mí mismo.

La Batalla de los Campos del Pelennor es una escena impresionante ¿Cuál es el secreto a la hora de rodar una batalla de esa magnitud?

Las batallas son siempre un reto. Tienen que contar una historia. No puedes hacer simplemente una pelea sin sentido porque acaba aburriéndote rápidamente.

Afortunadamente casi todos los personajes protagonistas están involucrados en los Campos del Pelennor. Gandalf, Pippin, Merry, Éowyn, Théoden, Éomer, Aragorn, Legolas, Gimli,... todos están implicados en la batalla.

Centrarnos en esos personajes e ir contando sus historias en el marco de esa batalla es muy importante. Lo que nunca quieres es que simplemente sea una batalla en la que debes sentarte a mirar.

Quieres emocionarte con lo que le está pasando a la gente que te importa. Ése ha sido precisamente el reto de rodar las batallas de estas películas.

¿Qué piensas acerca de que estas películas hayan llegado al corazón de tantas personas?

Bueno, estas películas en realidad son atemporales. Éste término se ha usado muchas veces, pero es cierto que estos temas son importantes hoy igual que lo eran hace 50 años cuando Tolkien escribió el libro.

Eran importantes hace 500 años. Son cosas inherentes al ser humano. Trata de la amistad, del valor, de la lealtad, del amor, del miedo, de la lucha del Bien contra el Mal. No son temas complicados.

Por eso quiero dejar claro que la complejidad de la historia de El Señor de los Anillos, es la cantidad de personajes y de lugares divertidos que hay y que tienes que recordar, pero en la esencia trata de algo que es absolutamente simple.

Y todo lo ocurre en la película final nos lleva a…

Con lo que te encuentras en El Retorno del Rey es sobre todo con momentos llenos de emoción en los que llegas a apreciar el valor, el sacrificio, en los que te das cuenta de que hay personas que son capaces de llegar hasta la muerte por algo en lo que verdaderamente creen, por algo que verdaderamente aman.

Son temas muy básicos y dignos de honra y son cosas a las que a todos nos gustaría aspirar. Creo que eso es lo que le llegará a la gente.

Copyright de las imágenes, sinopsis y notas de producción © MMIV New Line Productions, Inc. The Lord of the Rings and the names of the characters, events, items, and places therein, are trademarks of The Saul Zaentz Company d/b/a Tolkien Enterprises under license to New Line Productions, Inc. All Rights Reserved. Cortesía de Aurum Producciones S.A. Reservados todos los derechos.


  • Antilocapra americana
    Escrito por
    Antilocapra americana Grandes velocistas han dejado huella en el legado de la humanidad, desde esa leyenda viva que es Carl Lewis a otros mitos como Ben Johnson o Florence Griffith, sin olvidar al insuperable Usain Bolt. Sin…
  • Agalychnis lemur
    Escrito por
    Agalychnis lemur Desde los tiempos de la conquista y los descubrimientos, los reinos tropicales siempre han estado avocados a los cambios, la destrucción y la fragmentación. Hay especies que ya desaparecieron, otras que hoy vemos desaparecer, y…
  • ¡A nuestra salud! Salud y áreas protegidas
    Escrito por
    ¡A nuestra salud! Salud y áreas protegidas ¿Os habéis planteado alguna vez la importancia de las áreas protegidas para nuestra salud? Todos sabemos que el principal objetivo de las áreas protegidas es la conservación de la naturaleza. Todos estaremos de acuerdo en…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

  • Manatíes, se apaga el canto de las sirenas
    Escrito por
    Manatíes, se apaga el canto de las sirenas “¡Sirenas!”, voceó el Almirante Colón el 9 de enero de 1493 cuando navegaba en La Niña, en aguas del río del Oro, a la vista de tres formas grisáceas que se desdibujaban bajo el agua.…
  • Los silencios del bosque
    Escrito por
    Los silencios del bosque Al amanecer o al anochecer, cuando el aire refresca, o en esas horas en las que un sol brillante se alza sobre el bosque. Cualquier momento es bueno para detenerse en un claro y tomar…
  • El okapi: en busca del unicornio africano
    Escrito por
    El okapi: en busca del unicornio africano Quién le iba a decir al explorador Henry Morton Stanley, famoso por sus numerosas expediciones a la misteriosa África Central, que no sólo iba a pasar a la posteridad por encontrar al misionero perdido David…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC