"Viaje a Darjeeling" (Wes Anderson, 2007)

Viaje a Darjeeling

Viaje a Darjeeling (The Darjeeling Limited) proviene de tres intereses de Wes Anderson: los trenes, la India y los hermanos.

Anderson ya había retratado las a menudo simultáneamente divertidas y calamitosas vicisitudes de las relaciones amorosas y familiares en un ambiente escolar en Rushmore, el hogar de ex genios en Los Tenenbaums: Una familia de genios y la vida bajo cubierta de un barco de exploración marina en Life Aquatic.

Ahora con Viaje a Darjeeling, sitúa la acción de un reencuentro entre tres hermanos separados en el que tal vez sea el sitio más intrigante hasta ahora: a bordo de un tren por los desiertos de Rajastán que lleva a los traumados hermanos por vastas llanuras extrañas, tanto en lo físico como en lo emocional. “Siempre quise hacer una película en un tren porque me atrae la idea de una localización en movimiento. Así avanza a medida que avanza la acción”, cuenta Anderson. “Ya hice una película en un barco”.

Los trenes han inspirado a los cineastas desde los primeros días del cine.

Los trenes que llamaban la atención de Anderson, sin embargo, no era sólo cualquier locomotora, sino los que cruzan el país más vivo alrededor del tren del mundo, la capaz y explosivamente creciente nación de la India, con su excitante tapiz de color y cultura, belleza y absurdo, pobreza y espiritualidad. Anderson nunca había estado en la India antes de concebir la película, pero durante mucho tiempo había estado enamorado del paisaje que aparecía en la pantalla en algunas de sus películas favoritas, especialmente la visualmente sorprendente El río, de Jean Renoir, una historia intemporal situada en los bancos del Ganges, y las emocionales películas del maestro indio Satyajit Ray. La idea de trasladar su propia sensibilidad cómicamente agridulce a un mundo tan dispar del suyo propio le intrigaba.

Así fue como las tres ramas de estas historias comenzaron a trenzarse, y Anderson se encontró preparando su búsqueda de tres hombres en la India. “Decidí que me gustaría hacer una película en la India, decidí que gustaría hacer una película en un tren y pensé que me gustaría hacer una película acerca de tres hermanos”, afirma Anderson. “Luego les pedí a mis amigos Jason Schwartzman y Roman Coppola que se unieran a mí en el guión de la película y nos fuimos todos a la India”.

Antes de la India, Anderson, Schwartzman y Coppola comenzaron a escribir mientras los tres se encontraban viviendo temporalmente en París. Jason Schwartzman recuerda que este proceso comenzó de manera informal, aunque pronto se convirtió en una odisea. “Sé que esto suena trillado y pintoresco, pero empezamos a escribir gran parte del guión en pequeños cafés franceses de madrugada”, rememora Jason. Luego, en algún momento Wes dijo: ya sabes, tal vez sería mejor si nos fuéramos a la India. De modo que allí nos fuimos en marzo de 2006 y ahí fue cuando comenzamos a participar en el quid de lo que estábamos escribiendo”.

Gran parte de la inspiración inicial sobre los personajes vino de las relaciones personales y de las experiencias de viaje de los propios Anderson, Schwartzman y Coppola, señala este último. “Terminamos compartiendo cada uno experiencias personales y germinando parte de las ideas centrales del argumento”, explica Roman.

De esta manera nacieron los tres hermanos Whitman que se embarcaron hacia la India un año después de enterrar a su padre, aparentemente sin volver a hablar unos con otros nunca más. Es Francis, el mayor, el que reúne a los dispares hermanos después de un accidente de motocicleta casi mortal que lo había dejado cubierto como una momia, lleno de vendajes en la cabeza. Afirmando que sus hermanos fue lo primero que le vino a la mente al volver a la vida después de su accidente, Francis preparó detalle a detalle un cuidadoso itinerario con la idea de llevar a sus hermanos en esta antigua tierra de iluminación, a una epifanía espiritual total, o por lo menos a que estuvieran un poco más juntos.

Mientras tanto, Peter, el hermano mediano por edad, llega lleno de ansiedad como hombre que va tener un hijo con la mujer de la que siempre pensó que se divorciaría; y el pequeño Jack, el niño de la familia y un escritor que basa sus personajes “ficticios” en todo lo que le sucede a él, llega la India todavía tan obsesionado con la ex novia que ha dejado en París, que no puede dejar de escuchar indiscretamente su contestador, del que aún mantiene el código. Anderson, Schwartzman y Coppola se llevaron a estas personas con ellos en su propio viaje a la India, lo que cambió todo; el humor elegiaco, la zumbante energía y el evocador ambiente del país introduciéndose por ósmosis en las hilarantes aventuras de la historia de estos hermanos.

“No se parece a ningún otro lugar, de verdad”, cuenta Anderson de la India. “Es un sitio en el que muchos aspectos de la vida diaria son tan radicalmente distintos a los nuestros que al final afectó realmente al guión. Aun cuando el 90 % del argumento trata de Francis, Peter y Jack negociando, discutiendo e intentando comprenderse unos a otros, creímos que era muy importante que tales conversaciones tuvieran lugar en las vías del tren, realmente viajando por este antiguo país”.

Mientras los tres escritores experimentaban el país por primera vez, comienzan a sucederse muchos de los cómicos contratiempos, desde el abigarrado tren, tipo Una noche en la ópera, al choque de culturas en el que los turistas se encuentran con tradiciones espirituales.

“Obtuvimos un montón de ideas en la India, cosas que nunca podrías crear o imaginar, quiero decir, momentos maravillosos realmente dignos de ser capturados de una u otra manera”, afirma Schwartzman. “El tren y la India sí que se convirtieron en personajes. La interacción resulta muy interesante puesto que al principio la India queda muy al fondo, como algo desdibujada debido a que estos tres tíos están sumergidos verdaderamente en su propio mundo, incluso en este país extranjero. Pero luego, la India y los hermanos se ven obligados a encontrarse y los hermanos se acercan cada vez más al tipo de experiencia que buscaban”.

Sinopsis

Tres hermanos, que no se han hablado en un año, se embarcan en un viaje en tren por la India con la intención de encontrarse a sí mismos y estrechar lazos entre ellos, para volver a ser los hermanos que siempre fueron.

Sin embargo, su “búsqueda espiritual” pronto se aparta de su curso, y al final se encuentran solos en medio del desierto con once maletas, una impresora y una máquina de laminación. En ese momento, de pronto, comienza un nuevo viaje que no estaba en los planes.

 

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • En la ciudad del tango
    Escrito por
    En la ciudad del tango Estuve un par de semanas en Buenos Aires, como sabe quien haya leído mis anteriores crónicas. Participé de unas jornadas sobre la actualidad del tango que se situaron en la Villa Ocampo de San Isidro,…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • La confiabilidad de la ciencia
    La confiabilidad de la ciencia A veces parecería que la ciencia aspira a ser la única verdad posible. Que ninguna otra forma de conocimiento es válida. Que quien crea en algo que no pueda comprobarse científicamente es un tonto. Hay…
  • Princesa, monja y compositora
    Escrito por
    Princesa, monja y compositora "Anónimo fue una mujer", que decía la Woolf. Los conventos, reductos de saber femenino durante siglos. "Es que ninguna mujer publicó nada, pintó nada, compuso nada", dicen los absurdos ignorantes. Id a los conventos, ¡lerdos!,…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La constelación Perosi
    Escrito por
    La constelación Perosi El oratorio es el género por excelencia de monseñor Perosi. Lo demuestra desde su juventud, ya que su Masacre de los inocentes data de 1900, o sea cuando su autor no había llegado a los…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • El arte de la guerra animal
    Escrito por
    El arte de la guerra animal "Ya que nada puede parecer engañoso para aquel que gana." (Shakespeare, "Enrique IV") Toda actividad de guerra está basada en el engaño, escribió Sun Tzu en el año 481 antes de Cristo. Para poder comandar…

bannernewsletter1