"Transformers: El Lado Oscuro de la Luna" (Michael Bay, 2011)


Lorenzo di Bonaventura, el productor de Transformers

Había pasado 13 años como ejecutivo de Warner Bros., en los puestos de presidente de producción y vicepresidente ejecutivo mundial de películas, entre otros. Y de repente, se hizo productor.

Aunque había supervisado las sagas de Harry Potter y de Matrix, nunca antes había ejercido de productor, y aunque es un tipo inteligente (tiene el título de licenciado en historia intelectual de la Universidad de Harvard y un MBA de la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania), se sintió un poco abrumado.

Así que se fijó un objetivo: hacer tres películas en cinco años.

“Eso era un reto pero a la vez era algo razonable”, recuerda.

Actualmente un productor con sede en Paramount, donde dice que el director general Brad Grey “me facilitó un aterrizaje suave”, di Bonaventura ha cumplido con creces sus objetivos. Desde 2005, ha producido 13 películas, entre ellas las películas de Transformers, Salt y G.I. Joe: The Rise of Cobra.

Con Red a punto de estrenarse esta semana, sus películas han recaudado ya más de 2.600 millones de dólares en todo el mundo.

“Lorenzo es una extraordinaria mezcla de emprendedor, tenaz y creativo, lo cual es perfecto para un productor”, dice Adam Goodman, presidente de Paramount Film Group. “Mucha gente habla mucho, el actúa”.

“Todas las aptitudes que puedas desear en un productor, él las tiene, y además tiene muy buen ojo para el material que va a lanzar, así que estamos contentos a más no poder de tenerle en Paramount”.

Di Bonaventura, hijo de un director de orquesta que se crió en la ciudad universitaria de Hanover, New Hampshire, “piensa en las películas a lo grande, y eso proviene de su experiencia en los estudios”, dice Bob Weinstein, de Weinstein Co., quien trabajó con di Bonaventura en la película de terror de 2007 1.408.

“Es una película de género, pero recaudó más de 70 millones de dólares”, dice Weinstein. “Me enseñó que la base de un público se puede ampliar”.

Sin embargo, di Bonaventura por lo general se siente atraído por películas con mayor tirón.

“Como ejecutivo, he estado mayormente a cargo de películas de gran presupuesto”, dice. “Tiendo a hacer lo que me gusta”.

Y lo que le gusta es la acción, tanto en el cine como en la vida.

Después de Harvard, di Bonaventura fue propietario de una empresa de rafting, llevando a sus clientes por los ríos de Nueva Inglaterra, entre ellos los ríos Kennebec y Penobscot de Maine. Incluso ahora sigue intentando hacer rafting dos veces al año, y baja una vez al año por el Gran Cañón.

“Se trata de 24 personas en mitad de la nada”, dice, “con un único pensamiento en mente: ¿cómo maximizar la cantidad de diversión que podemos disfrutar?”

Y dice que sus experiencias guiando a la gente a través de los rápidos le han venido muy bien a la hora de hacer películas.

“Aprendes como funcionan los egos bajo una presión extrema”, dice. “Aquí tenemos mucho de eso. Presión extrema, quiero decir”.

Su viejo amigo Akiva Goldsman, un productor ganador del Óscar, dice que la pasión de di Bonaventura por el rafting es una muestra de su coraje.

“Él aprieta los dientes, empieza a gritar tiránicamente como el capitán de un navío antiguo, y te saca de los rápidos más impresionantes que te puedas imaginar”, dice Goldsman. Y Goldsman, que produjo Constantine con di Bonaventura, dice que el coraje de su amigo se aplica también a los negocios.

Recuerda que una vez, estando en Hollywood, recibió una llamada de di Bonaventura, que era un creador ejecutivo en Warner Bros. “Nos sentamos y sacó una pila de guiones, como unos cuatro... y me dijo: 'Aquí no tengo ningún poder, así que ninguno de estos guiones le dice nada a nadie. Pero te contrataría por el salario mínimo para que reescribieras alguno de ellos'. Ese fue mi primer trabajo”.

Goldsman dice que la tendencia de di Bonaventura a arriesgarse se refleja también en las películas que hace, lo cual le convierte en un gran productor.

“Lorenzo tiene un gran corazón, y también unas opiniones excelentes, pero además sabe escuchar, y esa combinación es extraordinaria”, añade Goldsman.

A Di Bonaventura le gusta escuchar, le gusta analizar, le gusta leer, le gusta pensar. Su doctorado en Harvard se aplica a lo que hace ahora.

“Fueron estudios acerca de cómo piensa la gente”, dice. “De una forma mucho menos seria, eso es lo que hacemos con las películas... lo que hay que hacer para seducir la mente de las personas”.

Ahora, dice, busca historias que tengan un gran eco. “Hay que entretener al público”, dice.

Di Bonaventura atribuye su éxito (al menos en parte) a tres cosas que aprendió de Bob Daly y Terry Semel, sus antiguos jefes en Warner Bros.: cómo ser un abogado firme, cómo ver los muy diversos elementos que componen una película, y cómo tomar una decisión.

“Soy como un molino”, dice di Bonaventura. “Me gusta trabajar duro, y me parece que en cierto modo uno puede compensar su falta de talento a base de moler”.

Dice que en la Warner Bros. se enseñaba a la gente a tomar decisiones, y que cuando trabaja con gente que ha trabajado allí, sabe que también tomarán decisiones.

“Veo eso en algunos antiguos compañeros, como Rob Friedman”, dice.

Friedman, co-presidente y director general de Summit Entertainment, que está distribuyendo “Red”, elogia a su antiguo compañero de Warner Bros.

“Es un pensador sumamente lógico, muy detallista, y se preocupa por tu dinero como si fuera el suyo”, dice Friedman. “Esas cualidades son irreemplazables en un productor y ejecutivo”.

Cronología

1957

Nace en Nueva York

1980

Comienza el negocio del rafting

1987

Comienza su carrera en los estudios en Columbia Pictures

1989

Se une a WB como productor ejecutivo, pronto es ascendido a VP de temas creativos

1992

Nombrado VP de Producción, después VP primero de producción en 1993 y VP ejecutivo de producción en 1995.

1996

Es ascendido y comparte el puesto de jefe de producción de Warner con Bill Gerber.

1998

Nombrado presidente único de produccción mundial de WB.

2002

Tras trabajar en más de 130 proyectos, entre ellos las sagas de Harry Potter y Matrix, abandona WB.

2003

Funda di Bonaventura Pictures, con sede en Paramount.

2005

Estreno de su primera película como productor independiente, Constantine.

2009

Consigue recaudar 400 millones de dólares en las taquillas estadounidenses con Transfomers: La venganza del caído.

Copyright de texto e imágenes (fotografías de Jaimie Trueblood) © 2011 Paramount Pictures, Hasbro. Cortesía de Paramount Pictures International Spain. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • Recordando a Alberto Moravia
    Escrito por
    Recordando a Alberto Moravia La evocación que sigue tiene una fecha: noviembre de 1988. Es entonces cuando pasa fugazmente por Madrid Alberto Moravia, que morirá no mucho después, el 26 de septiembre de 1990. A sus ochenta años, la…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¡A nuestra salud! Salud y áreas protegidas
    Escrito por
    ¡A nuestra salud! Salud y áreas protegidas ¿Os habéis planteado alguna vez la importancia de las áreas protegidas para nuestra salud? Todos sabemos que el principal objetivo de las áreas protegidas es la conservación de la naturaleza. Todos estaremos de acuerdo en…