"The Reader", de Stephen Daldry

The Reader

The Reader (El lector) cuenta con dos ingredientes fundamentales: la dirección de Stephen Daldry (que ya ha demostrado su buen hacer en Billy Elliot y Las horas) y la interpretación de Kate Winslet (Globo de Oro por este filme y candidata al Oscar por Revolutionary Road).

La película se basa en la novela homónima de Bernhard Schlink, publicada por Anagrama en una nueva edición, a finales de 2008. Este juez y profesor de derecho demuestra tener grandes recursos para narrar con gran efectividad la vida de una alemana de mediana edad (Hanna Schmitz) que se enamora de un adolescente (Michael Berg) tras un encuentro casual.

Respetando este punto de partida literario, Stephen Daldry se adentra en el mundo de Hanna y Michael. Tras ese apasionado romance, se oculta un secreto que el joven no logra averiguar. Pasado un tiempo, siendo estudiante de derecho, Michael asiste a un juicio sobre la colaboración prestada por ciertas ciudadanas al servicio secreto nazi, y descubre entonces por qué Hanna desapareció, y qué fue de ella en todo ese tiempo.

No les adelantaré detalles que podrían arruinar más de una sorpresa. En todo caso, el juicio, la acusación y la existencia del propio Michael Berg conforman un relato que trasciendeaquel periodo histórico en el cual se removieron los cimientos de Alemania.

Los personajes de El lector son, sin duda, los pivotes sobre los que se construye este edificio imaginario, metáfora sentimental de un pueblo que todavía oculta, con temor, la parte más visible de su pasado.

Frente a ese oscuro legado, el silencio resulta necesario. Paradójicamente, la reflexión se hace desde la perspectiva de quienes, lejos de haber vivido aquellos acontecimientos, se creen capacitados para intervenir en dichos sucesos y valorarlos y criticarlos con justicia meridiana.

Por eso mismo, el espectador tiene la sensación de que, al igual que el joven Michael, sabe qué ha podido pasar realmente, pero teme ir más allá porque, quizás, la historia pueda dar un vuelco imprevisto. Sobre todo para aquellos que se consideran en poder de la única verdad.

La pasión, el encuentro amoroso, se construye en The Reader (El lector) sobre una relación egoísta: Hanna le ofrece su cuerpo a cambio de que Michael lea para ella los textos que estudia en el instituto. Juntos inician un viaje como el narrado por Homero; un viaje de conocimiento, en el que cada uno descubre sus miserias personales, sus miedos, su inseguridad… Comparten debilidades: la madurez de Hanna se corresponde con la ingenuidad de Michael.

Lo cierto es que esa verdad oculta transforma los recuerdos de Michael en culpa. Aquí prospera un sentimiento de frustración capaz de inmovilizar al indeciso protagonista durante dos décadas –toda su vida, en realidad–; un sentimiento que se proyecta en el tiempo, en la historia, como algo imposible de superar.

En este sentido, resulta ejemplar la relación que Michael mantiene con el profesor Rohl. Llegado a ese punto, insinúa qué es lo que conoce de la historia de Hanna, pero no es capaz de –como le indica el propio Rohl– dar el paso necesario para cambiar la situación.

La desnudez de Hanna es el símbolo de lo aparente; los relatos de Michael, el afán por descubrir otras realidades. Ambos se mueven por espacios de notable frialdad, carentes de ese calor que sólo encuentran cuando lavan sus culpas en un baño purificador. A decir verdad, no están de acuerdo con lo que hacen, pero no encuentran otro camino.

¿Y qué decir de las leyes? En la película, se hace evidente que están para ser cumplidas, pero siempre que se analicen a fondo los detalles enjuiciados.

Al final, hasta el dedo acusador puede formar parte de la exculpación. De hecho, cuando un poder totalitario, ejecutor, impone normas de supervivencia, los indicios no siempre bastan para justificar una condena, por más que algunos consideren probados los hechos.

Sinopsis

La historia de El lector (The Reader) comienza en Alemania, después de la Segunda Guerra Mundial. Volviendo del colegio, el adolescente Michael Berg se siente de pronto enfermo y Hanna, una desconocida que le dobla la edad, le ayuda a llegar a su casa. Una vez recuperado de la escarlatina, Michael busca a Hanna para darle las gracias. Comienza así un apasionado y secreto idilio entre ambos.

Michael descubre que a Hanna le encanta que le lea y su relación física se hace más profunda. Hanna encuentra un inmenso placer en las lecturas que le hace Michael de fragmentos de La Odisea, Las Aventuras de Huckleberry Finn y La dama del perrito. Sin embargo, pese a la intensidad de su relación, Hanna desaparece un día misteriosamente, dejando a Michael confuso y desconsolado.

Ocho años más tarde, siendo estudiante de derecho, Michael asiste a los juicios por los crímenes nazis y se queda atónito al encontrarse de nuevo con Hanna, esta vez, como acusada en un juicio.

A medida que se va revelando el pasado de la mujer, Michael descubre un profundo secreto que tendrá un gran impacto en la vida de ambos.

The Reader (El lector) es una historia inquietante sobre la verdad y la reconciliación, sobre la aceptación por parte de una generación de los crímenes de otra.

The Reader (El lector) está protagonizada por Ralph Fiennes, David Kross y Kate Winslet, y dirigida por Stephen Daldry (director propuesto al Oscar por Las horas). El guión es una adaptación de David Hare de la galardonada novela homónima de Bernhard Schlink. El lector, de Schlink, se ha traducido a 40 idiomas y ha sido la primera novela alemana en alcanzar el número uno en la lista de éxitos de ventas de The New York Times.

The Reader (El lector) © The Weinstein Company, Mirage Enterprises y Neunte Babelsberg Film. Fotos por Melinda Sue Gordon. Cortesía del Departamento de Prensa de On Pictures. Reservados todos los derechos.


  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • Cómo leer a los filósofos
    Escrito por
    Cómo leer a los filósofos 1. Leer a los filósofos directamente, en sus obras originales. 2. No anteponer prejuicios de ningún tipo, ya se refieran al aspecto físico del filósofo, a la utilización de su filosofía por uno u otro…
  • El destino de los libros
    Escrito por
    El destino de los libros Escribe Borges en una de sus Otras inquisiciones cierta reflexión acerca de un doble episodio de la historia china: la quema de libros y la construcción de la Gran Muralla. Los libros son objetos –se…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Una arqueóloga llamada Agatha Christie
    Escrito por
    Una arqueóloga llamada Agatha Christie Dicen que la vida de Agatha Christie comenzó cuando cumplió los cuarenta, edad crítica para muchas personas, pero no para la mundialmente conocida como Dama del Crimen. Fue, a los cuarenta, cuando se casó por…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

  • Mil maneras de perder el sombrero
    Escrito por
    Mil maneras de perder el sombrero ¿Qué ocurre cuando los hermanos Coen hacen un loosely based de una novela de Hammett titulada La llave de cristal? Muy sencillo. Se filma Muerte entre las flores. Así como Cosecha roja dio pie, entre…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "VerSons" (2013), de Abe Rábade
    Escrito por
    "VerSons" (2013), de Abe Rábade Comenzamos la escucha de VerSons (Nuba + Karonte Records, 2013), el noveno trabajo de Abe Rábade, con una sorprendente versión de "Solar", el tema que Miles Davis inmortalizó en su álbum Walkin' (1954). Desde…
  • El verismo agresivo de Giordano
    Escrito por
    El verismo agresivo de Giordano Como no hay tenor que deje pasar por alto (si sus medios se lo permiten y, a veces, sin esta posibilidad) el cantar Andrea Chénier, ni ninguna soprano-actriz, auténtica o pretendida, pierde por su parte…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1