"The Company Men" (2010), de John Wells

The Company Men

Casi todo el mundo entiende la premisa de The Company Men por experiencia propia o, al menos, por referencias muy próximas. Al fin y al cabo, este sólido drama dirigido y escrito por John Wells nos habla de cuestiones tan desgraciadas como los despidos y la dramática perspectiva a la que se enfrenta un desempleado.

Los protagonistas de The Company Men tienen una tipología muy diversa, pero hay un nexo que los une. Todos ellos fueron participaron en el ascenso de una gran compañía, General Transportation Systems, que en un determinado momento pasó a llamarse GTX, antes de que el huracán de la crisis resquebrajara sus cimientos.

Bobby Walker (Ben Affleck) era un ejecutivo de GTX, el típico white collar que contemplaba su porvenir con una media sonrisa. Conducía un Porsche, no tenía problemas financieros y compartía esa seguridad económica con su esposa, Maggie (Rosemarie DeWitt).

La vida de Walker se desploma cuando le despiden. Del lujo, la arrogancia y el consumismo pasa a la incertidumbre y los grupos de terapia.

Phil Woodward (Chris Cooper), un veterano de GTX, lo tiene aún peor. Adicto al trabajo y muy comprometido con la firma, Woodward comprende que, tras leer su carta de despido, todo o casi todo cuando hizo carece de valor.

Con su edad y sin el empuje de la ilusión, es muy probable que no disfrute de una segunda oportunidad.

Frente a dramas personales como los de Phil y Bobby, los dos dueños de GTX mantienen diferentes opiniones. Salinger (Craig T. Nelson) cree que la frialdad emocional es un rasgo clave a la hora de liderar un negocio en el que lo único relevante son los beneficios. En contraste, el idealista McClary (Tommy Lee Jones) piensa que toda corporación debe una cierta lealtad a sus empleados.

Hasta aquí, The Company Men pone el foco en una realidad de todos conocida, no exenta de estereotipos. Pero el drama crece en temperatura cuando el personaje de Ben Affleck se ve obligado a aceptar la propuesta de su cuñado Jack Dolan (Kevin Costner): un trabajo humilde, que nada tiene que ver con su experiencia en las altas esferas.

Rodada en Boston, Massachusetts, The Company Men se estrenó el en Festival de Sundance el 26 de enero de 2010. Una vez adquirida por The Weinstein Company, la cinta obtuvo buenas críticas durante el primer tramo de su explotación comercial, a fines del mismo año.

Aunque el film de John Wells refleja el colapso económico de 2008, su tratamiento del impacto humano que supone el desempleo nos parecerá intemporal. Y no hay duda de que esa voz de la conciencia encarnada por el personaje de Gene McClary sonará en el futuro igual de clara, aunque siempre pueda asaltarnos un prejuicio: McClary es un privilegiado que habita en una mansión sureña decorada con maderas nobles.

En cierto modo, John Wells presenta un cuento moral: una fábula sobre la responsabilidad y los compromisos, en la que todos los personajes emprenden un viaje sin retorno tras despertar del Sueño Americano.

Copyright del texto © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Odyssey Entertainment, Pathé, Battle Mountain Films, Company Men Productions, Spring Creek Productions, The Weinstein Company. Cortesía de TriPictures. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • La hora más gloriosa
    Escrito por
    La hora más gloriosa El señor Johann Wolfgang von Goethe —era un colega: se ganaba la vida escribiendo— dijo alguna vez que, al repasar los más recientes cuarenta años de su existencia, sólo encontraba en ellos quince días felices.…
  • Periodismo, salud y responsabilidad
    Periodismo, salud y responsabilidad ¿Puede el periodismo causar daño? Sin duda, de muchas maneras, que se resumen en una: al desinformar. Es decir, al difundir información falsa, inexacta, tendenciosa o insuficiente. Hablando del periodismo científico en particular, hay una…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Tabaco
    Tabaco El conocimiento científico sirve, entre otras cosas, para tomar decisiones informadas y con alta probabilidad de resultar acertadas. La ciencia, consecuencia natural —aunque no inevitable— del desarrollo cerebral de nuestra especie, es una herramienta de…
  • Los afectos del historiador
    Escrito por
    Los afectos del historiador Creo recordar que fue Paul Preston quien dijo aquello de que no quería escribir una biografía de Hitler por no cogerle cariño al tipo. Es inevitable. Cuando te acercas a un personaje histórico, cuando empiezas…

Cartelera

Cine clásico

  • ¡Camarero, hay una película en mi libro!
    Escrito por
    ¡Camarero, hay una película en mi libro! Es muy posible que al lector interesado exclusivamente en el contenido de un libro (el cuerpo de la obra, su maquetación, una buena traducción sin erratas ni censura, etc.), la portada no le preocupe demasiado.…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mendelssohn empuña el violonchelo
    Escrito por
    Mendelssohn empuña el violonchelo Un largo e ilustre camino recorre el violonchelo alemán entre Bach y Brahms, un camino que va de la suite a la sonata, cuyo enlace puede ser Boccherini, que amaba ambos géneros y era un…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC