"Sin compromiso" ("No Strings Attached", 2011)

Sin compromiso

Sin compromiso (No Strings Attached) es una comedia romántica dirigida por Ivan Reitman y protagonizada por Natalie Portman y Ashton Kutcher. Tres nombres que sugieren, por este orden, nostalgia, sofisticación y risa fácil.

A Ivan Reitman hemos de agradecerle su intervención en proyectos de tanto peso generacional como Desmadre a la americana, Heavy Metal, Los incorregibles albóndigas y Ghostbusters, pero no debemos perdonarle del todo desatinos comerciales como Los gemelos golpean dos veces, Evolución, Viaje de pirados o Mi súper exnovia.

Rencores y gratitudes cinéfilas aparte, hay que reconocerle a Reitman un constante empeño por calibrar el gusto de la audiencia mayoritaria. Ello queda asimismo de manifiesto en un largometraje como Sin compromiso, donde ofrece una aproximación a la comedia romántica que no elude un tema tan adulto como el sexo sin ataduras.

La idea básica de la cinta es fácil de resumir. Emma (Portman) y Adam (Kutcher) temen que un encuentro pasional arruine su amistad, y por ello sellan el pacto que da título a la cinta. En lo sucesivo, sus encuentros entre las sábanas no implicarán promesas de amor eterno ni anillos elegidos para la ocasión.

La aventura de ambos se complica por culpa de personajes secundarios como el padre de Adam, encarnado por un Kevin Kline que lleva décadas convenciéndonos de que es genéticamente incapaz de realizar una mala actuación.

La película parte de un guión de Elizabeth Meriwether que, en principio, se titulaba Friends With Benefits. La compañía Paramount Pictures puso en marcha el proyecto en marzo de 2010 y el rodaje comenzó en mayo del mismo año.

Cuando vean la película, tengan en cuenta este dato: está diseñada pensando en un público mayoritariamente femenino, de entre diecisiete y veinticuatro años. Es decir, el mismo tipo de audiencia que ya disfrutó de títulos como Algo pasa en Las Vegas

(What Happens in Vegas, 2009), y que busca una equilibrada combinación de humor físico, referencias contemporáneas, picardía y romanticismo chapado a la antigua.

No es casual que Kutcher, el torpe galán de la mencionada cinta, aparezca de nuevo en la película de Reitman, enfrentado esta vez a una actriz tan prodigiosa como Natalie Portman, cuya belleza es solo equiparable a su capacidad para desprenderse de prejuicios interpretativos.

Sinopsis

Cuando la chica de 14 años Emma Kurtzman rechazó los tímidos requiebros adolescentes de Adam Franklin en la puerta del Gran Pabellón de Camp Weehawken, ninguno de los dos sabía nada del sexo real y adulto. Pero sí que lo saben cuando, años después, Emma (Natalie Portman) y Adam (Ashton Kutcher) vuelven a a encontrarse (como parecen haber hecho al azar toda su vida) y terminan en la cama practicando el sexo. Y practicándolo muy bien.

Y puesto que Emma tiene, como ella dice, una “alergia morrocotuda a las relaciones”, y Adam igualmente las rechaza mayormente porque su padre (Kevin Kline), una antigua estrella de la televisión, está saliendo con una reciente ex novia de Adam , ambos deciden prescindir del follón emocional que conlleva una relación y ser simplemente amigos con derecho a roce. Rollo sin cuelgues, sexo sin sustos, coitos sin coste. Sin ataduras, ni mentiras, ni celos, ni achuchones, ni desayunos compartidos, sin “te echo de menos”, sin apodos para ciertas partes del cuerpo, sin liarse... en definitiva, “Sin compromiso”.

Lo que comienza siendo una solución perfecta para sus necesidades físicas se convierte en algo más peliagudo cuando Adam, sin darse cuenta, lleva sus sentimientos a la cama (y al armario del hospital, al asiento de atrás del coche y a prácticamente cualquier sitio que ofrezca un soporte horizontal). Al final, ambos terminan intentando desatar los lazos que intentaban evitar y esforzándose por responder a una pregunta clave: ¿pueden dos amigos practicar el sexo sin que el amor se interponga?

 

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Hedvige de Sulzbach, la bella teóloga
    Escrito por
    Hedvige de Sulzbach, la bella teóloga En 1760, Casanova se encuentra en Lausana. Se acaba de separar de uno de sus grandes amores, la Dubois, que ahora se ha convertido en señora Lebel, gracias a la ayuda del propio Casanova, y se dirige…
  • El caballero del cerebro
    El caballero del cerebro Conocí a Oliver Sacks (como lector; nunca tuve el privilegio de verlo en persona) gracias a… no sé. Quizá leyendo reseñas de su libro más famoso: El hombre que confundió a su mujer con un sombrero.…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Spock, Beakman y la ciencia
    Spock, Beakman y la ciencia El 27 de febrero de 2015 murió Leonard Nimoy, actor querido por nerds y fans de la ciencia ficción de varias generaciones (desde la anterior a la mía hasta las actuales) por su inolvidable y definitiva interpretación de Mr.…
  • Veritas temporis filia
    Escrito por
    Veritas temporis filia Yo tenía 16 años cuando se estrenó Lady Jane. Los mismos 16 años que Jane Grey, protagonista de la película, tenía cuando fue ejecutada en la Torre de Londres, tras un brevísimo reinado de nueve días. Nine…

Cartelera

Cine clásico

  • Vida y milagros de Quentin Tarantino
    Escrito por
    Vida y milagros de Quentin Tarantino Para hablar de los 90 es obligatorio citar ejemplos como La Macarena, Sharon Stone, las televisiones privadas, Monica Lewinski, Ray Loriga, el grunge o el bakalao. Simplezas como éstas son las obligadas referencias culturales de…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Ese músico llamado Verdi
    Escrito por
    Ese músico llamado Verdi Giuseppe Fortunino Francesco Verdi, el más italiano de los compositores, nació francés en Le Roncole, porque esta pequeña localidad era entonces un departamento napoleónico, el 10 de octubre de 1813 a las nueve horas de…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1