"Océanos de fuego" ("Hidalgo", 2004)

Océanos de fuego

Los realizadores de Océanos de fuego (Hidalgo) estaban encantados ante la perspectiva de rodar esta película de Touchstone Pictures, ya que es una mezcla de acción, aventuras y la historia del viaje de un hombre hacia su redención.

Casey Silver, el productor de Océanos de fuego (Hidalgo) nos da su opinión: "Creo que el público conectará a las mil maravillas con la historia de Frank Hopkins". El marco de la historia es una emocionante carrera de caballos, pero la auténtica carrera es la que libra un hombre para perdonarse a sí mismo. Se trata de un tema muy interesante".

La película narra la historia del vaquero Hopkins y su potro, dos extraños en una tierra extraña cuando se convierten en el primer americano y en el primer caballo de raza no árabe a los que invitan a participar en la carrera de resistencia más dura del mundo. Viggo Mortensen protagoniza Océanos de fuego (Hidalgo) en el papel del mejor jinete que jamás ha existido en el Oeste americano.

"Lo más complicado es dar con una historia que merezca la pena contar. Pero el guionista John Fusco nos lo puso muy fácil. Nos contó una historia que es muy importante para él, una historia que nace de lo más profundo de su ser. Valoro mucho su talento y para mí es un honor formar parte de este proyecto", declara Silver.

Hace más de cincuenta años, el guionista John Fusco descubrió la semilla que posteriormente se transformaría en la película Océanos de fuego (Hidalgo). Fusco es un apasionado de la historia del Oeste Americano, de la cultura de los indios de las llanuras y de los caballos. Descubrió la historia de Hopkins y su caballo mientras realizaba tareas de conservación con caballos de pura raza americana.

"Estaba investigando los ponies indígenas que se ven en las esculturas de Remington y Russel y el nombre de Hopkins, aparecían constantemente, así como el de Hidalgo, el famoso pony indio que montaba. Empecé a buscar documentación sobre ellos y al final me topé con la historia de la legendaria carrera a través del desierto de Arabia. No pude encontrar demasiada información sobre ellos, pero sí la suficiente para darme cuenta que me encontraba ante una historia increíble".

Fusco, que también ha escrito los guiones de “Thunderheart” (Corazón de Trueno), “Young Guns” (Arma joven), “Young Guns II” (Intrépidos forajidos) y de la película que acaba de ser nominada a los Premios de la Academia® “Spirit: Stallion of the Cimarron” (Spirit - El corcel indomable), pasó unos 12 años investigando y escribiendo el guión. Consultó a 15 prestigiosos historiadores para desentrañar esta sorprendente aventura. A principios de este año, Fusco recibió su segundo Premio Western Heritage, un galardón de investigación que concede el National Cowboy Museum. "Es una historia magnífica. Tuve que investigar múltiples aspectos históricos porque es una auténtica joya", declara Fusco.

Mortensen, que encarna al legendario jinete, nos habla de la película: "En esencia, es la clásica historia del viaje de un héroe. Hopkins tiene que abandonar su entorno y superar múltiples obstáculos y peligros en una tierra extraña". Y continúa: "Lo más interesante de la carrera Océano de Fuego es que no importan quién gane. Lo importante es superarla y el modo en que semejante experiencia influye en las personas".

Para dirigir la película, Silver eligió a Joe Johnston, un director que ha demostrado su habilidad para captar las emociones en “October Sky” (Cielo de octubre), su visión épica en “Jurassic Park III” (Parque Jurásico III) y su enorme originalidad en “Jumanji”. Silver alaba al director: "Existen muy pocos directores con la experiencia que Joe Johnston puede aportar a una película. 'Hidalgo' es uno de los escasos largometrajes que incluye todos esos elementos. Joe ha conseguido hacer realidad una fabulosa historia gracias a su pasión y su gran visión".

Y añade: "Lo contraté para dirigir 'October Sky' (Cielo de octubre), pero esa es la única película en la que hemos trabajado juntos. No creo que ningún otro director pudiera haberlo hecho mejor que Joe en esa película. En mi opinión, su discreción hace que sea uno de los directores más infravalorados de los Estados Unidos. Si ‘Hidalgo’ hubiera caído en manos equivocadas, habría resultado excesivamente patriótica, sentimental o cursi, pero Joe le ha aportado una sensibilidad estoica. Deja que la historia fluya sin apenas manipularla".

El director continúa: "No estaba buscando trabajo cuando Casey me pidió que echara un vistazo al borrador del guión de 'Hidalgo', pero una vez que empecé a leerlo no podía parar. Fue como leer un best-seller. Cuando terminé de leerlo me fue imposible negarme. Oportunidades así sólo se presentan una vez en la vida, si tienes suerte. Por la acción y el carácter épico del argumento, me di cuenta que podría ser una película magnífica desde el punto de vista visual, pero el elemento que me sedujo fue la simplicidad de la historia de un alma errante y su mejor amigo, que resulta ser un caballo. El núcleo de esta increíble historia es la historia de un hombre que está huyendo de sí mismo, que no sabe quién es. Su bautismo de fuego, la titánica carrera de caballos de 4.800 kilómetros, logra que vuelva a descubrirse a sí mismo y que encuentre sentido a su vida".

Johnston añade: "Para que la historia funcionase, teníamos que lograr que los espectadores sintieran curiosidad por Frank Hopkins, pero también por su caballo y por la relación que existe entre ellos. Era consciente de la delgada línea en la que nos encontrábamos al tratar esa relación. Queríamos asegurarnos de no humanizar al caballo, de no convertirlo en un 'súper caballo'. En cierta forma, lo más fácil hubiera sido superar los límites de la inteligencia del caballo, pero no queríamos convertirlo en un Trigger, un Silver o una Lassie. A mí me parece más interesante mantener a ambos protagonistas dentro de la realidad de sus especies, y ese realismo al final da sus frutos en el campo emocional. Nuestro objetivo era que el caballo fuera el compañero de Hopkins, pero tal y como lo era para un vaquero de 1890. Queda muy claro quién está al mando; el caballo sirve al hombre, pero existe una relación increíblemente íntima y humana entre ellos".

"Joe ha manejado el material estupendamente", opina Mortensen. Y continúa: "Me han gustado mucho todas las películas que ha dirigido y fue un placer conocerlo. Sin embargo, hasta que no empezamos a superar obstáculos juntos, en equipo, no sabíamos cómo iba a quedar la película. Joe es muy profesional y, además, es optimista y mantiene la calma en todo momento. Es ese tipo de persona para la que no existen los obstáculos. Si surgía algún problema, se sentaba tranquilamente con el equipo hasta que lo resolvían. Inspira mucha confianza a los actores y al equipo".

Sinopsis

Basada en un hecho real sobre la carrera de caballos de larga distancia más importante, Océanos de fuego (Hidalgo) es una historia épica de aventuras y acción que cuenta el camino que tiene que recorrer un hombre para recuperar su dignidad.

Esta carrera, llamada el Océano de Fuego, que se celebró todos los años durante siglos, era una prueba de supervivencia de 3.000 millas por el desierto de Arabia y constituía un reto que sólo los mejores caballos árabes podían superar, la raza más pura y noble, propiedad de las poderosas dinastías reales.

En 1890, un rico jeque invitó a un americano y a su caballo a participar por primera vez en la carrera. Frank T. Hopkins (Viggo Mortensen) era un cowboy y un jinete de expediciones perteneciente al cuerpo de Caballería de Estados Unidos declarado el mejor jinete de la historia del Oeste.

El jeque (Omar Sharif) quiso poner a prueba sus pretensiones, enfrentando al jinete americano y su caballo, Hidalgo, contra los mejores caballos árabes y los mejores jinetes beduinos –algunos de los cuales recibieron órdenes de impedir que el extranjero consiguiese terminar la carrera–. Para Frank, en el Océano de Fuego no sólo estaba en juego su orgullo y su honor, sino también su supervivencia ya que tanto él como su caballo intentaban hacer realidad una hazaña imposible.

 

logonegrolibros

  • Leibniz y la manía de guardarlo todo
    Escrito por
    Leibniz y la manía de guardarlo todo “Incluso es preciso que cada mónada sea diferente de cualquier otra. Pues jamás hay en la naturaleza dos seres que sean completamente iguales uno al otro y en los que no sea posible encontrar una…
  • Piano, Piano
    Escrito por
    Piano, Piano Tú, yo, todos nosotros, pasaremos pero como testigos de nuestro paso por el tiempo quedarán, por ejemplo, los edificios del arquitecto genovés Renzo Piano. Seguramente conocerás el Centro Pompidou de París. ¿Te gusta? A mí,…
  • Los infiernos de la depresión
    Los infiernos de la depresión Hay un libro titulado Mística y depresión: San Juan de la Cruz (1997), en el que el psiquiatra Francisco Javier Álvarez Rodríguez estudia la posibilidad de que la experiencia mística guarde relación con la…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Ciencia y no ciencia
    Ciencia y no ciencia Cuando se habla de ciencia, uno de los temas más polémicos es cómo distinguir al producto auténtico de sus versiones “pirata”, sus imitaciones fraudulentas. La búsqueda de este “criterio de demarcación” ha sido larga y,…
  • El Bálsamo de Fierabrás
    Escrito por
    El Bálsamo de Fierabrás "Es un bálsamo de quien tengo la receta en la memoria, con el cual no hay que tener temor a la muerte, ni hay que pensar morir de ferida alguna. Y ansí, cuando yo le…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Los dedos de Liszt
    Escrito por
    Los dedos de Liszt Franz Liszt, aparte de su obra sinfónica, vocal, organística y oratorial, o por encima de ella, según se mire su catálogo, se pasó la vida sentado al piano. Escribió su propia obra pianística pero, además,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC