"María Antonieta" (Sofia Coppola, 2006)

María Antonieta

María Antonieta supone la tercera película de la escritora y directora Sofia Coppola, y es, de largo, la más ambiciosa. Transforma a la incomprendida María Antonieta mediante un enfoque nuevo y optimista, ajeno a las convenciones de época.

En su lugar ha creado una historia conmovedora sobre la angustia y el espíritu adolescente que trasciende en el tiempo. La visión sorprendentemente personal y el ingenioso estilo visual de Coppola re-imaginan a María Antonieta y a toda la corte de Versalles a través de las lentes de la cultura popular de hoy.

“Todo lo que hicimos está basado en la investigación sobre la época, pero se ve todo desde un punto de vista del mundo contemporáneo”, dice Coppola. “Mi mayor miedo era hacer una película tipo ‘obra maestra de teatro’. No quería hacer una película de época seca e histórica con unos encuadres fríos y distantes. Para mí era muy importante contar la historia a mi manera. Del mismo modo en que quería que Lost in Translation diera la sensación de que habías pasado un par de horas en Tokio, quería que esta película dejara que el público sintiera lo que debía ser estar en Versalles en esa época y realmente se perdiera en ese mundo".

María Antonieta evoca hoy imágenes de una sofisticada reina que vivía en el lujo y que pronunció las palabras inmortales — “Si las masas no tienen pan, que coman pasteles” mientras la clase campesina francesa se moría de hambre. Finalmente, los campesinos se amotinaron y ella fue sentenciada a muerte por el desprecio y la indiferencia que demostraba.

Sin embargo, investigaciones históricas recientes demuestran que la mayoría de lo que creíamos saber sobre María Antonieta era sólo un mito —y de hecho ella nunca pronunció aquellas palabras inmortales que popularmente se le imputan.

La auténtica María Antonieta era una adolescente ingenua y perdida que no estaba preparada para asumir su lugar como personaje principal de la turbulenta historia de Francia de finales del siglo XVIII.

La princesa austriaca fue enviada a Versalles a los 14 años, donde se vio impactada por la rígida etiqueta, las brutales luchas internas de la familia y los cotilleos sin piedad de la corte real francesa.

Atrapada en un matrimonio sin pasión y obligada a vivir bajo la implacable mirada pública, María Antonieta encontró el escape en el único refugio que le quedaba —los sensuales placeres de la juventud. Pero sin querer, su frivolidad la hace objeto del escándalo, objetivo de la propaganda política y una conveniente válvula de escape para una sociedad agobiada por la pobreza en vísperas de la revolución. Al final, se enfrenta a sus enemigos y acepta su destino con dignidad y coraje.

La historia real de la incomprendida vida de María Antonieta consiguió una atención generalizada en 2002 con la publicación de la amena biografía de Antonia Fraser, Marie Antoinette: The Journey.

El libró recibió la aclamación inmediata por su investigación meticulosa, que ofrecía una visión completamente nueva y convincente de la difamada reina. Fraser no dibujó un cuadro de una reina imperiosa ajena al sufrimiento sino el de una extravagante adolescente llena de vida que era cariñosa y empática por naturaleza, pero que no estaba preparada para las exigencias de una vida tan pública en la corte real francesa de Versalles ni para las intrigas del poder político.

La ironía era que, a pesar de estar rodeada por miles de espectadores y miembros de su séquito, María Antonieta se siente completamente abandonada y sola —una joven atrapada en un mundo de fantasía que le daba su pequeña y preciosa libertad.

Fue esta inusual y sorprendente parte de María Antonieta lo que captó la atención de la escritora y directora Sofia Coppola. Como la mayoría de nosotros, Coppola sólo estaba familiarizada con los mitos normales sobre la reina más infame del mundo. Mediante la biografía de Fraser, surgió una joven humana más comprensiva y creíble. Aquí se muestra una María Antonieta que era vibrantemente joven y sorprendentemente contemporánea en sus problemas —con la soledad, los cotilleos, el deseo, el amor y el paso de los años— excepto que las consecuencias de su viaje desembocaron en una gran etapa histórica.

“He oído muchos clichés sobre María Antonieta y su decadente estilo de vida”, comenta Coppola. “Pero nunca me había dado cuenta antes de lo jóvenes que realmente eran ella y Luis XVI. Eran básicamente adolescentes encargados de dirigir Francia durante un periodo muy volátil y desde un escenario increíblemente extravagante, la corte de Versalles. Eso es lo primero que me interesó: La idea de que esos chicos hubieran sido situados en esa posición e intentaran descubrir por lo que tenían que pasar tratando de crecer en una situación tan extrema".

Cuanto más aprendía de ella, Coppola se sentía más fascinada por la experiencia interna de María Antonieta. Estaba intrigada por la historia de cómo María Antonieta estaba completamente desarraigada en medio de la adolescencia, casada con un personaje real que no le ofrecía ni cariño ni afecto, sometida a un severo escrutinio, a reglas arbitrarias y al ridículo público —y al mismo tiempo con licencia para satisfacer todos sus caprichos. Coppola se preguntaba cómo una adolescente moderna hubiera manejado una situación completamente surrealista como ésta.

“Me interesé en las cosas por las que pasó María Antonieta que tuvieran que ver con un nivel humano", continúa Coppola. "Básicamente estaba considerada como una extranjera en Francia y tenía que tratar con leyes internas que no la aprobaban, un marido que no estaba interesado en ella y toda esta corte, que era muy crítica con ella. Era como la chica nueva del colegio —pero en un entorno muy extraño. Podía imaginármela yendo a su habitación privada con sus amigas para escapar de las severas reglas de la etiqueta de la corte. Empecé a imaginarme como sería estar en esa situación. A través de la historia se la ha mostrado como una villana, pero a medida que leo sobre ella me parece cada vez más dulce, un poco ingenua o protegida, pero sobre todo una persona creativa y con buen corazón inconsciente del mundo de fuera de Versalles".

Coppola también estaba interesada en María Antonieta como joven esposa luchadora, desesperada por complacer a su marido pero incapaz de hacerlo feliz. "Estaba absorta con la idea de que, al ser infeliz en su matrimonio, empezó a hacer compras y a ir a fiestas como distracción —como una esposa rica contemporánea en un matrimonio sin amor. Realmente no quería ir a casa con este chico que siempre la rechazaba, así que encontró otras maneras de distraerse”, observa Coppola.

Para transmitir todas estas ideas, razonaba Coppola, tendría que escribir la historia de María Antonieta de un modo completamente nuevo. En lugar de una historia épica con trajes amplios, ella quería contar un cuento más íntimo, con toda la energía y toda la angustia de la adolescencia de una joven. Su María Antonieta tenía que ser una mujer imperfecta, que finalmente se redime por la gracia que muestra bajo presión.

Sinopsis

María Antonieta (Kirsten Dunst) es un simple peón en un matrimonio concertado para solidificar la armonía entre dos naciones.

Su esposo adolescente, Luis (Jason Schwartzman), es el delfín, el heredero al trono de Francia. Pero María Antonieta no está preparada para ser el tipo de regente que espera el pueblo francés. Bajo todo su lujo, ella es una joven protegida, asustada y confundida, rodeada de pérfidos detractores, falsos aduladores, titiriteros y chismosos.

Atrapada por las convenciones de su condición en la vida, María Antonieta debe encontrar la forma de encajar en el mundo complejo y traicionero de Versalles. A sus males se añade la indiferencia de su nuevo marido.

Su matrimonio no se consuma durante siete años. El tímido futuro rey resulta ser un desastre como amante, desatando graves preocupaciones (e incesantes cotilleos) por que María Antonieta nunca llegue a tener un heredero. Abrumada y angustiada, María Antonieta busca refugio en la decadencia de la aristocracia francesa y en una aventura secreta con un seductor conde sueco, Fersen (Jamie Dornan). Sus indiscreciones pronto están en boca de toda Francia.

 

logonegrolibros

  • ¿Dónde están los escritores soviéticos?
    Escrito por
    ¿Dónde están los escritores soviéticos? A menudo muchos nos hemos preguntado dónde están los escritores soviéticos que la Revolución de Octubre prometió. El que tan pocos de los partidarios del régimen comunista hayan pasado a la historia de la literatura…
  • La ópera, peligro público
    Escrito por
    La ópera, peligro público Estos días he estado conversando con mi amigo Bernd, un alemán que a veces recala en España. Intenté vanamente que me hablara del asunto Volkswagen, de los asilados, de la entente de Merkel con los…
  • Ivan Ilich se muere
    Ivan Ilich se muere Hace algunos años, cuando daba clase de redacción en un posgrado de biomedicina, para señalar la necesidad de que un profesionista tuviera una cultura amplia, más allá de sus necesidades e intereses técnicos,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Diseño inteligente
    Diseño inteligente Quizá alguna vez haya oído usted decir que las grandes obras arquitectónicas de la humanidad, como las pirámides de Egipto (o las de Teotihuacán), no pudieron haber sido construidas por humanos. “Evidentemente” requirieron de una…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Jon Vickers a lo grande
    Escrito por
    Jon Vickers a lo grande El tenor canadiense, fallecido en julio de 2015, protagonizó, junto a la también desaparecida Joan Sutherland, una intensa versión de Samson, de Haendel. Cuando el negocio de la ópera comenzó a no serle rentable, Haendel…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El dodo, ¿un pájaro bobo?
    Escrito por
    El dodo, ¿un pájaro bobo? A finales del siglo XVII la isla Mauricio, un pequeño pedazo de paraíso perdido en el Océano Índico, fue testigo de la extinción de uno de sus habitantes endémicos, el dodo, paradigma de la extinción…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC