"Las horas" ("The Hours", Stephen Daldry, 2002)

Las horas

Cuando Scott Rudin compró los derechos para la pantalla de la novela de Michael Cunningham, muchos se preguntaron cuáles serían las dificultades que deberían afrontarse para adaptar una pieza literaria no lineal y tan llena de matices.

Sin embargo, el entrelazado de varias historias que acontecen en épocas distintas resulta ser un concepto enormemente cinematográfico cuyos orígenes se remontan, cuanto menos, tan lejos como 1916 con Intolerance (Intolerancia, 1916), de D.W. Griffith. Contando con un reparto y un director de primerísimo nivel, y con un guión escrito por uno de los más aplaudidos dramaturgos contemporáneos, Las Horas se ha asegurado una sólida traslación del papel a la pantalla. El director Stephen Daldry comenta: «Realmente, la idea de tres historias y tres mujeres, y de la relación entre ellas, me pareció una magnífica oportunidad para intentar crear con ello una única narración.»

El guionista David Hare entendió la novela de Michael Cunningham como un «ejercicio literario extraordinariamente logrado.» Y añade: «Me pareció que la estrategia de narrar tres historias sin que el lector pueda entender el modo en que se entrelazan era absolutamente seductora.» De algún modo, Michael ha conseguido mantener el interés del lector aunque éste no sepa exactamente cómo encajan las piezas. Logra generar una espléndida fascinación. Luego, cuando se comprende el rompecabezas, ello resulta enormemente satisfactorio.»

Hare entendió que el guión tenía que disponer de una estructura distinta a la de la novela. «Encontré mi propia manera de mezclar las historias y de crear nuevos entrelazados» —nos dice—. «Sabía que podíamos emular el placer que el libro proporciona, el de la lenta comprensión del mecanismo por el que las tres historias encajan en un todo.»

Sin embargo, debido a que casi todo lo del libro se refiere a lo que sucede en la cabeza de las protagonistas, el mayor reto para Hare en tanto que guionista consistía en conseguir comunicar por medio de la acción y el comportamiento lo que en la novela de Cunningham son pensamientos íntimos.

«En la película, no se puede disponer de la voz interior a menos que sea voz en off» —observa Hare—. «Desde el mismo principio, convenimos meridianamente que no usaríamos la voz en off; una vez que esto estaba claro, tuve que crear cierto número de situaciones que expresaran lo que estaba pasando en el interior de la mente de los personajes sin tener que explicarlo. Por ejemplo, todo el tema del estado en que el marido de Laura ha regresado de la guerra: necesitamos saber cómo ha afectado al matrimonio su experiencia bélica. Hay la sensación de que la Segunda guerra mundial se filtra en la película, lo que tuve que explicitar en la escena de la fiesta de aniversario hacia el fin del film, donde él habla acerca de la primera vez que la vio. Por supuesto, eso no se expresa abiertamente en el libro. Tuve que generar toda una serie de situaciones como ésta para comunicar lo que pasaba en el interior de los personajes. Otro ejemplo: también tuve que cambiar completa y radicalmente al compañero de Clarissa, y la vida privada de ésta, para recrear y expresar varios aspectos que se producen en sus mentes.»

Ha sido un reto que le ha encantado a Hare. «Aquí es donde la realización de filmes se hace divertida. Porque no sólo me estaba privando de la voz en off; también deseaba abstenerme por completo de los flashbacks. Obviamente, en el libro se ahonda en lo que les sucede a Clarissa y Richard cuando eran jóvenes, y ello es excelente para la novela. Pero nosotros ya teníamos las tres historias, y la idea de retroceder en el tiempo en alguna de ellas no me parecía apropiada. Quería hacerlo por medio de lo que dicen los personajes, y del modo en que permanecen juntos, en lugar de mostrarlo. Creo que descartándose uno mismo estas vías, se aplica una disciplina en las cosas que resulta más enriquecedora.» Hare se encontró con Michael Cunningham antes de empezar a escribir.

«Inicialmente, Michael había concebido un libro mucho más largo, así que estaba en disposición de proporcionarme una información inapreciable acerca de todos los personajes y sus vidas,» —recuerda Hare—. «Sabía todo de ellos. Se mostró absolutamente predispuesto y generoso con su tiempo. Cuanto más trabajaba en el guión, más crecía mi admiración por lo que Michael había escrito. Creo que no es muy frecuente escribir un guión a partir de una novela y sentir que la admiración por ésta no ha decrecido un ápice cuando se llega al final del trabajo. Y eso es lo que me pasó con el libro de Michael. Resistió brillantemente el examen de verse pasado a guión cinematográfico. De lo que estamos hablando aquí es de una tradición entre escritores que se transfieren contenidos de uno a otro. Un día en la vida de una mujer es el arco de su vida entera: ésa es la idea. Michael me dijo: “Virginia Woolf lo enfocó de una manera; yo lo hice de otra; ahora, David, abórdalo tú y hazlo a tu modo.” Ésa era una oferta muy generosa. En ella se depositaba la mayor de las confianzas. Y, por supuesto, si un autor brinda a otro tal oferta, se tiende a hacer todo lo posible por respetarla.»

Hare ya había mantenido una duradera asociación con Stephen Daldry antes de Las Horas. Daldry le había dirigido en su debut como actor en una pieza propia: Via Dolorosa, que se representó en el Royal Court de Londres y que se mantuvo en Broadway durante cuatro meses. «Se trata de un director con un gran don para entender la esencia emocional de cualquier material» —opina Hare.

Daldry aún no había leído la novela de Michael Cunningham cuando Scott Rudin le presentó un primer borrador del guión de Hare. «Estaba de vacaciones en el sur de Francia cuando me llegó el guión» —nos dice—. «Mi primera reacción fue considerar que se trataba de un guión extraordinariamente logrado, y una maravillosa oportunidad para tratar de explorar e investigar “Mrs. Dalloway,” una de los más impresionantes libros que se hayan escrito jamás.»

Daldry añade que el libro de Cunningham le encantó sobremanera, y que aunque el autor les dio total libertad para transformar la novela en película, se mantuvieron fieles a la obra del escritor. «Michael nos dijo que debíamos sentirnos libres para hacer lo que consideráramos más apropiado» —sigue Daldry—. «Eso fue muy liberador y, una vez metidos en el desarrollo del guión, acabamos por ser plenamente fieles al nutrido mundo que la novela explora.»

Sinopsis

Las horas es la historia de tres mujeres en la búsqueda del sentido de sus vidas. Cada una vive en una época y lugar diferentes, pero están vinculadas entre sí por sus anhelos y sus miedos.

Virginia Wolf (Nicole Kidman), en los suburbios de Londres a principio de 1920, inicia su batalla instantáneamente, cuando comienza a escribir su primera novela “Mrs. Dallo-way”.

Laura Brown (Julianne Moore), una esposa y madre en Los Angeles a finales de la Segunda Guerra Mundial, está leyendo “Mrs. Dalloway”, novela que encuentra tan reveladora que decide hacer un cambio abrupto en su vida.

Clarissa Vaughan (Meryl Streep), una versión contemporánea de la Sra. Dalloway de Wolf, vive en la ciudad de Nueva York en la actualidad y está enamorada de su amigo Richard (Ed Harris), un brillante poeta que está muriendo de SIDA.

Las historias de ellas tres interactúan, y finalmente se encuentran en un sorprendente y trascendente momento de compartido reconocimiento.

 

logonegrolibros

  • La fiel Penélope
    Escrito por
    La fiel Penélope Para continuar nuestra indagación sobre la fidelidad como si fuera un paseo, usaremos otro método que también practicaba Aristóteles: lo mejor que se puede hacer si se quiere averiguar qué es la prudencia es observar…
  • "Carpe diem"
    Escrito por
    "Carpe diem" Ante las ruinas de Europa, tras la guerra de 1914-1918, Paul Valéry reconoció, lastimero, la mortalidad de las civilizaciones. Años antes, Hegel había sido más categórico: todas las civilizaciones llevan en sí mismas el germen…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El problema educativo
    El problema educativo Vengo de una familia de maestros. Quizá en parte debido a eso, siempre he pensado que el principal problema de México es la educación. O, mejor dicho, que la educación es el primer paso para solucionar…

Cartelera

Cine clásico

  • "El último boy scout" (1991)
    Escrito por
    "El último boy scout" (1991) “… Y si me tocas, te mato”. ¿Quién no recuerda esta mítica frase de Bruce Willis en El último boy scout (The Last Boy Scout, 1991), pronunciada segundos antes de matar a un sicario hundiéndole…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Un retrato de Piotr Moss
    Escrito por
    Un retrato de Piotr Moss El polaco Piotr Moss (Bydgoszcz, 1949) se incorpora de pleno derecho a la fuerte presencia actual de Polonia en la música, a la vez que resuelve de manera muy personal la exigencia ecléctica que el…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Antilocapra americana
    Escrito por
    Antilocapra americana Grandes velocistas han dejado huella en el legado de la humanidad, desde esa leyenda viva que es Carl Lewis a otros mitos como Ben Johnson o Florence Griffith, sin olvidar al insuperable Usain Bolt. Sin…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC