"La chica del tren" ("La Fille du Rer", André Téchiné, 2009)

La chica del tren

Jeanne (Emilie Dequenne) vive en una casa en las afueras junto a su madre Louise (Catherine Deneuve). Las dos mujeres se llevan bien. Louise se gana la vida cuidando de niños mientras Jeanne busca trabajo sin mucha convicción.

Un día, Louise lee un anuncio en internet que le hará creer que el destino ha llamado finalmente a su puerta. Tiene la esperanza de que la firma de Samuel Bleistein, un conocido abogado que conoció cuando era joven, contrate a su hija.

El mundo de Jeanne y el de Bleistein están a años luz, pero una increíble mentira fraguada por Jeanne les hará encontrarse.

“La chica del tren” es la historia de esta mentira que se convertirá en la noticia más mediatizada y politizada de los últimos años en Francia.

Entrevista con André Téchiné

Antes de pensar en hacer una película, ¿qué recuerdos tienes de “el caso RER D” que ocurrió el 9 de julio de 2004?

Pues el del tema más mediatizado y politizado de los últimos 10 años. Pero fue gracias a la obra de Jean Marie Besset, titulada “R.E.R” que recordé este caso. Me conmocionó la violencia del acto de esta joven mujer, y todo lo que trajo. Esta historia se convirtió en el espejo de todos los miedos de Francia, miedos profundamente anclados en la sociedad, una revelación de lo que llamamos el inconsciente colectivo. ¿Cómo una mentira asilada se transforma en una verdad respecto a la comunidad y susmiedos?

Es un tema realmente fascinante.

La película está dividida en dos partes. Primero, las circunstancias, y luego las consecuencias de la mentira.

Si, una de las primeras ideas fue partir la película en dos. Primero, mostrar la genealogía de la mentira, y después, las increíbles consecuencias que esta invención está a punto de traer hasta el juicio en los tribunales. Del trabajo de JeanMarie Besset he mantenido su trabajo documental que es de dominio público. Por otro lado, la parte más íntima, el trabajo de los personajes y sus relaciones fue cambiada completamente. También hice uso de los archivos de noticias.

Reproduje rigurosamente las declaraciones que se hicieron en su momento. Simplemente enfaticé el hecho de que todo se basaba en un caso judicial vacío.

¿Pero inventaste el romance entre Jeanne y Franck?

La heroína real de esta historia estaba estrechamente ligada a su compañero y a su madre. Cuando fue interrogada sobre las razones de su acción, ella respondió que quería “existir más” a ojos de estas dos personas. El triángulo es por tanto bastante real. Pero es sólo una referencia. Desde ese momento, lo inventé todo.

“Existir más” es algo vago. El gran misterio sigue siendo la motivación detrás de esta mentira. Las motivaciones no son transparentes. No pueden serlo. Su mentira la supera. Era importante para mí preservar su carácter enigmático. Incluso si tiendo a pensar que era una necesidad de amor que tomó proporciones monstruosas, sigue siendo turbador e inquietante. Cuando llegas al fondo, creo que fue el aspecto monstruoso y el escándalo lo que me llevó a hacer la película. Estoy algo cansado de personajes inconsistentes, con poca fuerza en el cine. Con Jeanne, de repente había algo inhumano que salió a la superficie. Se convirtió en un personaje extraordinario, tanto en la realidad como para la película.

Se podría decir también que es un personaje subversivo, no sé. Chocamos con un bloque de resistencia si intentamos comprenderlo. Con una película, uno siempre persigue lo invisible. Y a la vez, estaba fuera de discusión para mí imaginármela como un marciano. Al contrario, tiene una cierta alegría de vivir, se desliza en su patines, tanto real como metafóricamente. De cualquier manera, quería amar a esta mujer, sin oscurecerla o lavar su imagen, a ella, que es la raíz de todo el asunto.

Ella es alguien que creyó tocar la felicidad con la punta de los dedos, y de repente se le arrebató todo...

Durante el romance con Franck, la seguí paso a paso, desde que se encontraron la primera vez hasta la separación final, sin ninguna elipsis. Quería que su deseo se fuera construyendo secuencia a secuencia, para que se fuera creando un vínculo entre ellos. Era una experiencia cinematográfica y erótica el dar vida a una pareja. No tenía un plan para ello. No estaba en el guión. Por ejemplo, les mostré los diálogos como si se hubieran grabado con una webcam, para como una especie de explorador familiarizarme con este moderno medio de establecer contactos personales. Se desarrolla en el mismo momento pero en un espacio diferente. Esto desafía las reglas tradicionales de los ángulos de filmación, y es bastante realista. Las miradas no se pueden cruzar. Sus presencias son virtuales y reales a la vez. Nos encontramos en el centro de una imaginería íntima y a la vez con una alta carga sexual. Por el contrario, cuando muestro las noticias de la televisión, nos vemos transportados al imaginario colectivo de las noticias y lo verdadero. Era importante para mí mostrar a la verdadera víctima de la agresión antisemita de acuerdo con la versión de los medios mayoritarios de televisión. Esto ciertamente jugó un papel en la fabricación de la mentira de Jeanne. Este es el caso de muchos elementos en la primera parte de la película con los que nos encontramos de manera distorsionada por las mentiras en su declaración. De cualquier manera, hasta el ataque con el cuchillo que llega después de una hora, la película no tiene nada de dramático. Buscaba más bien el disfrute. Usé sus patines para dar una idea de libertad y movimiento, el gozo de estar en el suelo y a la vez poder despegar. Quería algo ligero como un baile. En esta primera parte, sobre todo, tuve que evitar avanzar la tormenta que se avecinaba. Odio la sombra del drama inminente.

Era necesario mostrar momentos de felicidad.

En la segunda parte de la película, el foco se concentra en las consecuencias de la mentira de Jeanne y la explosión en losmedios. Una descripción del estado de una sociedad...

Esa es la segunda parte. Para mí, es casi como si una segunda película empezara. Cuando el tema es aireado por los medios, y su madre le dice que va a hablar en la televisión, Jeanne no puede creer lo que oye. La ficción que había inventado, con los pocos elementos de que disponía, incluyendo el auge real del antisemitismo en forma de agresión física, de repente se convierte en un “éxito”. De repente todo el mundo cuenta la historia, y todo el mundo tiene una opinión, todo esto supera el sufrimiento de esta joven urbanita y mitomaniaca. En sumundo, ella habría ido directamente a la policía a denunciar, pero su atacante no habría sido encontrado, puesto que no había tal asaltante, y la historia se habría acabado.

El asunto entero podría y habría acabado ahí. Pero no lo hizo. ¿Por qué? ¿Cómo podemos explicar el éxito de esta ficción fabricada? La película expone todas las fases de la espiral, pero deja que el espectador encuentre su propia respuesta. Cada uno deberá intentar comprender cómo este asunto se fue de las manos de esa manera. Por encima de todo, no quería hacer una película con mensaje. El punto de vista más sorprendente es el del personaje de Mathieu Demy cuando dice que el estado lo ha inventado todo, y no esta pobre mujer. Pero lo que hace este caso tan interesante es que no sólo refleja nuestros miedos sino también el peligro mismo de nuestro orden moral.

Copyright de texto e imágenes © Vertigo Films. Reservados todos los derechos.


logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Realidad y redes
    Realidad y redes Es común pensar que para hacer ciencia basta con observar sin prejuicios la realidad, recabar datos sobre ella y construir, mediante razonamientos lógicos, explicaciones —hipótesis— que le den sentido a lo observado. Luego, los científicos…
  • La rebeldía de Sor Juana
    Escrito por
    La rebeldía de Sor Juana Sor Juana había nacido al mundo como Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana. Y era hija natural, en aquel México del XVII que no era tal México sino Virreinato de Nueva España. Era…

Cartelera

Cine clásico

  • "Emma" (1996), de Douglas McGrath
    Escrito por
    "Emma" (1996), de Douglas McGrath En 1996 el director Douglas McGrath realiza Emma, cuya protagonista, Gwyneth Paltrow tuvo que comenzar por hacer el esfuerzo de hablar inglés inglés y no inglés americano. Parece que lo logró y que ese aprendizaje…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Entre Mozart y Gluck
    Escrito por
    Entre Mozart y Gluck Como antes Lully, Haendel o Gluck, recordando sólo a los que lograron que sus obras basadas sobre la Jerusalén conquistada de Tasso sobrevivieran al paso del tiempo, Giuseppe Sarti compuso para la inauguración del Teatro…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1