"Ice Age 3: El origen de los dinosaurios" ("Ice Age: Dawn of the dinosaurs", Carlos Saldanha, 2009)

Ice Age 3

Ice Age 3 tiene todo lo que el público disfrutó de las dos primeras películas, añadiendo incluso más dosis de comedia, acción y unos espectaculares efectos visuales, además de la magia del formato 3-D.

La continuidad de nuestros queridos héroes, junto a la introducción de otros inolvidables personajes, forma la mezcla “Ice Age”. También es novedad en la franquicia “Ice Age” el increíble e inmenso mundo subterráneo habitado por dinosaurios. Este mundo exuberante marca un fuerte contraste con el entorno invernal de las dos primeras películas de “Ice Age”, e incluso hace parecer pequeña la grandiosidad del lugar situado sobre él, dominado por la Edad de Hielo. Es un territorio peligroso, con gigantescas criaturas y plantas carnívoras, con una temeraria comadreja, con una astuta y romántica oponente para Scrat llamada Scratte, y con sitios que llevan nombres como el Abismo de la Muerte o las Placas de la Desdicha. Incluso el mamut Manny –el G.M.D.C (Gran Mamífero del Campus) de la Edad de Hielo– se siente frágil ante la inmensidad de este mundo.

“Cuando hacen su aparición los dinosaurios, Manny deja de ser el ‘rey de la jungla’”, dice el legendario cómico Ray Romano, quien vuelve a poner la voz al mamut peludo más famoso del ámbito cinematográfico. Este nuevo mundo responde a la voluntad de los realizadores de colocar a los personajes de “Ice Age” en distintas situaciones, brindándoles un reto inesperado en cada película. “Siempre hemos querido comprobar hasta qué punto podíamos llevar a los personajes”, dice Lori Forte, que en 1999 impulsó la idea de “Ice Age” y que ha producido las tres películas.

El director Carlos Saldanha, que dirigió “Ice Age 2. El Deshielo”, añade que “Ice Age 3 es, con diferencia, la más ambiciosa de las tres películas. Introducimos a nuestros héroes –que solo conocen la Edad de Hielo y esa Edad de Hielo derritiéndose– en un hábitat para el que su naturaleza no está preparada”. El co-director Michael Thurmeier dice que la película tiene una apariencia totalmente nueva y majestuosa. “Casi parece una película de género, y eso fue lo que me atrajo de verdad. Sigue siendo una comedia ingeniosa, basada en sus personajes, pero tantos éstos como el mundo subterráneo aportan un épico tono de aventuras que es algo inédito en la franquicia de ‘Ice Age’”.

Las reglas del juego cambian dentro de la pandilla de “Ice Age”, la gran aventura se inicia en el enclave familiar: la involuntaria familia formada por el mamut Manny, su mujer, Ellie (que ahora está esperando un mini-mamut), el perezoso Sid, el tigre de dientes de sable Diego y las zarigüeyas Crash y Eddie, va transformándose a medida que cada uno encuentra su lugar dentro de la familia. “Queríamos conservar el eco emocional de los filmes anteriores respecto a que Manny, Sid y Diego experimentan importantes cambios y la relación entre ellos sigue evolucionando”, dice el coguionista Michael Berg. “Nos hemos familiarizado tanto con los personajes durante estos años que nos preocupan realmente y no deseamos que fracasen, independientemente de los cambios que puedan sufrir”, añade Peter Ackerman, compañero de Berg en el trabajo de guión.

Manny, el líder de facto de la manada, se prepara para enfrentarse a un nuevo desafío: la paternidad. Se lo toma muy, muy en serio, tanto que hasta intenta que la propia naturaleza sea “a prueba de niños”, despejándola de las innumerables piedras, ramitas y demás potenciales “peligros” que hay alrededor. Los frenéticos preparativos de la paternidad son algo con lo que el álter ego de Manny, Ray Romano, evidentemente se identifica. “Mi propia experiencia no fue muy diferente”, señala. “Que te vuelvas loco ante la llegada de un nuevo ser son gajes del oficio”.

Pero el matrimonio tiene sentido en Manny, que está muy enamorado de su novia Ellie, tras superar el accidentado inicio de su relación en “Ice Age 2. El Deshielo”. “Es un matrimonio típico y normal”, dice Romano. “Manny y Ellie están preparados para formar una familia, es algo muy natural”.

Romano también tuvo en cuenta la evolución que el personaje de Manny experimenta a lo largo de las tres películas de “Ice Age”. “En la primera película era una especie de misántropo, un auténtico resentido”, señala. “Poco a poco, Manny ha hecho amistades, ha encontrado el amor y se ha convertido en un ser mucho más equilibrado”.

Dado que el embarazo de los mamuts dura, al menos, seis trimestres, Ellie se encuentra más que preparada para acoger a su bebé. Ella siempre ha sido activa e independiente, por lo tanto, incluso aunque Manny pretenda que se tranquilice, Ellie no está dispuesta a reducir su ritmo. “Manny y Ellie se comportan de forma totalmente distinta ante la inminente paternidad”, dice Queen Latifah, que repite en la voz del personaje que interpretó en “Ice Age 2. El Deshielo”. “Manny está nervioso y se comporta como un neurótico, comprobando continuamente que todo es seguro y perfecto para el bebé. Ellie se vuelve más maternal y empieza a asumir el rol de matriarca de este familiar grupo de amigos”.

“Sí, Manny es la fuerza, pero Ellie es el cerebro de esta relación”, ironiza Romano.

Los animadores que colaboraron en la tarea de dar vida a Ellie evaluaron cómo representar el embarazo de Ellie. “No queríamos que pareciera demasiado pesada”, dice el animador principal Juan Carlos Navarro-Carrión. “Ella sigue siendo el personaje vital y optimista que conocimos en ‘Ice Age 2. El Deshielo’, y queríamos que mantuviera esa energía. Decidimos que el volumen de su vientre no variaría mucho, permanecería casi idéntico, y así no tendría que reducir el ritmo. Un embarazo requiere una cuidadosa armonía entre espacio y movimiento, para proteger el vientre y el bebé, y de eso también fuimos conscientes”.

El embarazo de Ellie le absorbe tanto a Manny que no se da cuenta de que sus propios amigos también se están enfrentando a nuevos desafíos y cambios. Sid, que ha desarrollado una relación casi de hermano pequeño con Manny, piensa que éste no le va a dejar formar parte de su floreciente familia. Por eso, cuando Sid descubre tres gigantescos huevos en una cueva, decide formar su propia familia. Manny le pide a Sid que devuelva los huevos, pero Sid insiste en adoptarlos, y, enseguida, tres adorables bebés de dinosaurio salen de sus huevos. Aunque los bebés de dinosaurio doblan a Sid en tamaño, inmediatamente lo reconocen como su madre y empiezan a imitar todos sus movimientos, convirtiéndose en “mini-Sids”. El instinto paternal de Sid se activa rápidamente, pero la mamá de los bebés –una gigantesca T-Rex– no se siente muy feliz al respecto. Todo se complica –como sucede siempre cuando se trata de Sid–, y el grupo se ve inmerso en una aventura dentro de un increíble mundo subterráneo.

Mientras la relación de Sid con Manny y el resto de la familia de “Ice Age” va cambiando, y sus aventuras suceden principalmente en nuevos parajes, lo que permanece constante en el personaje es su tendencia a hacer disparatadas travesuras, su deseo de ser tomado en serio –y su corazón–. “Con Sid, todo tiene que ver con el corazón… –y estar loco–, y nos gusta que sea así”, dice Queen Latifah, con una sonrisa.

Cuando creó la voz de Sid en “Ice Age (La Edad de Hielo)”, John Leguizamo le aportó un inolvidable ceceo lateral, tras conocer el actor que los perezosos almacenan comida en sus mofletes. En la nueva película, Leguizamo repite esa peculiar manera de hablar, al tiempo que explora otros ingeniosos matices que añaden distintas dimensiones al personaje. “Sid quiere que le tomen en serio, que le respeten y le traten como a un adulto”, dice Leguizamo. En esta película, Sid se enfrenta al formidable desafío de hacerse cargo de tres crías de T-Rex. “Bueno, por un lado, los huevos son más grandes que Sid, y él tiene que cargar con ellos”, añade Leguizamo. “Y ellos no comen lo mismo que Sid; Sid es vegetariano y sus ‘chicos’ son carnívoros. Imagina, es como si yo intentara criar los bebés de otra especie. Pues ¡mucha suerte!”

El mejor amigo de Manny, Diego, el tigre de dientes de sable, se está enfrentando a otro tipo de crisis: últimamente se ha venido comportando como un gatito más que como un feroz felino, y teme que, por unirse a esta manada, el filo de sus dientes se esté deteriorando. En vez de participar en los preparativos para el bebé, Diego se va solo en busca de aventuras, cuestionándose si no es hora ya de abandonar la manada. “Se está fustigando”, dice el actor cómico Denis Leary, quien finalizó el doblaje de Diego, por tercera vez, antes de volver a trabajar en la exitosa serie “Rescue Me”. “Diego tiene también unos momentos geniales con Ellie, en una etapa especialmente crítica para ella, y eso resultó muy divertido de interpretar”.

Leary sigue sorprendiéndose del gran interés que despierta la franquicia, tal y como comprobó en la proyección de las dos primeras películas. “Había adultos, adolescentes, niños, y todo el mundo se divertía”, recuerda. ¿Qué te parece la idea de un mundo secreto bajo el hielo? Es genial, dice Leary, un apasionado del hockey, el cual practica a nivel amateur: “Pero yo, personalmente, prefiero el hielo, me gusta estar encima de él, no debajo”.

El siguiente miembro de este familiar cuarteto de héroes es la desafortunada y sin embargo infatigable ardilla/rata prehistórica conocida como Scrat, cuya raison d’être es una inaccesible bellota. En pocas palabras, está loco por una bellota. Los desesperados gritos, chillidos, graznidos, gruñidos y gemidos del personaje son interpretados de nuevo por Chris Wedge, que fue director de “Ice Age (La Edad de Hielo)” y productor ejecutivo de las dos secuelas.

Sinopsis

Scrat todavía está intentando apoderarse de su escurridiza bellota (mientras que, posiblemente, encuentre el amor); Manny y Ellie esperan el nacimiento de su mamut; Diego, el tigre Dientes de Sable, se cuestiona si se está volviendo un blando; y Sid, el perezoso, se mete en problemas cuando crea su propia familia ficticia raptando tres huevos de dinosaurio.

Con el objetivo de rescatar al incorregible Sid, la pandilla se adentrará en un misterioso mundo subterráneo donde se toparán con dinosaurios, lucharán contra la flora y fauna, correrán enloquecidos y conocerán a una implacable comadreja llamada Buck.

 

logonegrolibros

  • Paseo por la realidad virtual con McLuhan
    Escrito por
    Paseo por la realidad virtual con McLuhan En el capítulo anterior (Ulises en Singapur) analicé una película llamada Nueve vidas (2008), que trascurre en las calles de Singapur, en la que el espectador no se sienta en la butaca del cine o en el…
  • El espejo que soy me deshabita
    Escrito por
    El espejo que soy me deshabita A lo largo del tiempo y a lo ancho de la historia, los hombres vamos pasando sin posibilidad de volver a pasar. Esto hace a la belleza del instante como único, ese instante que Fausto…
  • Simulación
    Simulación Gente muy letrada hay que se considera afrentada si se le pregunta qué libro elegiría, en caso de quedar varada en una isla tropical y solitaria, para pasar sus días y noches leyéndolo,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Mentir con estadística
    Mentir con estadística Una conocidísima frase atribuida al primer ministro británico Benjamin Disraeli se usa frecuentemente para descalificar la utilidad de la estadística: "Hay mentiras, mentiras descaradas, y estadísticas". La estadística consiste en permitir un uso efectivo de…
  • He aquí la catástrofe
    Escrito por
    He aquí la catástrofe “¡El Universo perece! ¡He aquí la catástrofe!”. Con estas palabras, de acentos próximos a Plinio, se anunciaba en 1868 la destrucción de Pompeya que daba fin a la ópera Jone, de Errico Petrella. Como podéis…

Cartelera

Cine clásico

  • Cinco motivos para criticar a Bogart
    Escrito por
    Cinco motivos para criticar a Bogart Posiblemente sea el actor más admirado por los hombres. Muchos hombres quieren ser Humphrey Bogart, desde ahora, HB. El motivo de esta admiración lo he venido pensando desde hace algún tiempo. Podría haber hecho, incluso,…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Gamera y otras tortugas de cine
    Escrito por
    Gamera y otras tortugas de cine Los quelonios  son reptiles con coraza. Son vertebrados que ponen huevos, poseen respiración pulmonar, lucen piel escamosa y que han de adaptar la temperatura de su organismo a la del ambiente. A diferencia de otros…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • Fiorenza Cedolins, pucciniana
    Escrito por
    Fiorenza Cedolins, pucciniana Adelantándose al ciento cincuenta aniversario del nacimiento de Giacomo Puccini, la soprano Fiorenza Cedolins y el director de orquesta Giuliano Carella se reunieron en marzo de 2006 en el Teatro del Giglio de Lucca, situado…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El dodo, ¿un pájaro bobo?
    Escrito por
    El dodo, ¿un pájaro bobo? A finales del siglo XVII la isla Mauricio, un pequeño pedazo de paraíso perdido en el Océano Índico, fue testigo de la extinción de uno de sus habitantes endémicos, el dodo, paradigma de la extinción…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC