"El ilusionista" ("The Illusionist", 2006)

El ilusionista

Si una persona va a ver El ilusionista lo hará principalmente por el reparto, liderado por dos magníficos intérpretes y una de las mujeres más sicalípticas del panorama cinematográfico actual.

El cartel no miente, y realmente en la película aparecen esos actores, así que en ese aspecto el film no decepcionará.

Es más, Edward Norton y Paul Giamatti desarrollan sus respectivos y obsesivos papeles con la efectividad esperada, si bien la abundante vestimenta propia de las mujeres de clase alta de hace un siglo impide que Jessica Biel ejerza su talento, también llamado "curvas".

El bueno de Rufus Sewell también aparece como malo malísimo, quizá demasiado caricaturesco como para cogerle manía.

Amén de la "ficha artística", la película plantea una intrigante historia en la que la ambientación cumple un papel muy importante: esa Viena de 1900 aún no especialmente decadente, una época en la que la psicología, la parapsicología y la verdadera ciencia estaban más mezcladas que en la actualidad, lo que propiciaba una extraordinaria popularidad de los ilusionistas, siendo el más mítico Harry Houdini. Como suele pasar con más frecuencia de lo esperable, El ilusionista ha coincidido en el tiempo con otro film sobre magos enmarcado en la misma época, El prestigio.

Sin comparar ambas obras, cabe destacar la buena factura de un film de presupuesto moderado, desde la puntillosa labor de dirección artística a la melancólica y somnolienta fotografía de Dick Pope, sin obviar la banda sonora de Phillip Glass, un tipo tan prolífico como infalible.

Con tan impecables ingredientes y un arranque y desarrollo sin mácula, la chapucera resolución de El ilusionista desilusiona al más pintado. No se debería juzgar a las películas por su final, lo sabemos, pero el apresurado desenlace de la cinta echa por los suelos su arquitectura como si todo se tratara de un castillo de naipes. De naipes de mago.

Ya sabemos que los ilusionistas son profesionales del engaño, pero es que la película se queda en puro truco de Magia Borrás.

Quizá la moraleja sea que es mejor no conocer el truco y dejarse llevar por la ilusión. Lo que no sabemos es si la moraleja va destinada al espectador o a los creadores de la película.

Sinopsis

Cuando Eisenheim (Edward Norton) comienza a actuar con su asombroso espectáculo de ilusionista en Viena, pronto corre la voz sobre sus poderes sobrenaturales… llegando a oídos de uno de los hombres más poderosos y pragmáticos de Europa, el príncipe heredero Leopold (Rufus Sewell).

Convencido de que el mago no es más que un experto impostor, Leopold asiste a uno de los espectáculos de Eisenheim. Pero cuando la bella prometida del príncipe, Sophie von Teschen (Jessica Biel), aparece, Eisenheim y Sophie se reconocen de la infancia y un amor latente revive. Con Eisenheim y Leopold luchando por el afecto de Sophie, pronto se hará evidente que ambos están dispuestos a no poner límites para reivindicar y mantener su amor. La relación clandestina continúa y el inspector de policía Uhl (Paul Giamatti) tiene como misión, por órdenes de Leopold, desenmascarar a Eisenheim, por lo que intensifica sus esfuerzos a pesar de que el mago sigue cosechando grandes éxitos entre su público. Mientras que Uhl insiste tenazmente en descubrir los trucos de este hombre, Eisenheim prepara su número más ambicioso.

Copyright del texto © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © 2006 Yari Film Group, Bob Yari Productions, Koppelman-Levien Productions, Michael London Productions, Contagious Entertainment y Bull's Eye Entertainment. Cortesía de Aurum. Reservados todos los derechos.


logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

logonegrociencia

Maneed, CC

  • ¿Vida artificial?
    ¿Vida artificial? A principios del siglo 20, el ruso Aleksandr Oparin y el inglés J.B.S. Haldane propusieron (por separado) que la distinción entre la materia viva y la inerte era sólo de grado, no de esencia. Es decir que los…
  • La batalla celestial
    Escrito por
    La batalla celestial Patrocinio de ángeles y combate de demonios, del aragonés Francisco Blasco de Lanuza, es un libro de demonología. En realidad, bien podría decirse que es un tratado de estrategia militar. De la misma forma que…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

  • Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos
    Escrito por
    Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos Los tentáculos nos siguen fascinando. ¿Por qué? Depende la persona a la que se pregunte, eso es parte de su encanto. Para algunos, simplemente son cosas repulsivas, para otros un manjar delicioso. Enigmáticos, feos, bonitos,…

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • A soplar se ha dicho
    Escrito por
    A soplar se ha dicho Antonio Rosetti se llamaba, en verdad, Anton Rössler. No sabemos bien cuándo nació en Bohemia, aunque se supone que fue por 1750. Tampoco, por qué se hacía pasar por italiano. Le tocó morir en 1792.…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1