"El diablo viste de Prada" ("The Devil wears Prada", David Frankel, 2006)

El diablo viste de Prada

El diablo viste de Prada está basada en el bestseller homónimo de Lauren Weisberger, que estuvo durante seis meses en la lista de éxitos de The New York Times y que se ha traducido a 27 idiomas.

En el filme, las dos veces ganadora del Oscar, Meryl Streep, es Miranda Priestly, la actual reina de la moda cuyos caprichos puede hacer que una carrera despegue o termine abruptamente.

El director David Frankel, que ha explorado los caprichos de la moda y la fama en las destacadas series "Sexo en Nueva York" y "Entourage", dice que en vez de haber escogido el camino obvio, demonizando a Miranda, prefirió "explorar la implacable búsqueda de Miranda de la excelencia de forma seria", señala. "Y cuántos sacrificios ha de hacer para sobresalir".

"Hay un montón de mujeres famosas que han tenido el mismo éxito que Miranda Priestly, y es muy fácil criticarlas porque han antepuesto a todo su trabajo", continúa Frankel. "Los hombres raramente se ven criticados por ello".

Miranda ha tenido que hacer grandes sacrificios para llegar a la cumbre y mantenerse allí. Ámala u ódiala (con la mayoría de sus subordinados decantándose por esto último) y nadie puede negar que ella es el principal motor de un formidable imperio. "Miranda cuenta con una increíble cantidad de poder dentro del negocio de la moda", dice Meryl Streep. "Crea modas y tendencias y por lo tanto hace mercado. Trabaja bien bajo una gran presión y es muy exigente con su equipo".

La Miranda de Streep, señala Frankel, se mueve en el filo entre lo cómicamente vil y lo verdaderamente triste. "Una parte clave del increíble talento de Meryl radica en su habilidad para mezclar la comedia y el drama", señala. "Puede descubrir lo que es divertido en la realidad, de modo que nunca lo percibes como algo forzado".

Streep se dio de bruces con todos los aditamentos que rodean a Miranda. "Cuando nos vimos por primera vez con ella le dimos tres enormes carpetas llenas de datos respecto a la película y a la moda", recuerda la productora Wendy Finerman. "Incluían datos sobre la industria de la moda, cifras y fotos, y pensé, ‘Oh Dios, se va a reír de mí’. Pero bien al contrario, me dijo, ‘¡Es fantástico! ¿No tienes nada más? Se leyó todo lo que cayó en sus manos. Fue alucinante".

Encontrar a una buena ayudante que pueda cumplir con las enormes expectativas de Miranda es una tarea casi imposible. Esto cambia cuando la inteligente y nada elegante Andy Sachs llega a su oficina.

Anne Hathaway, la emergente estrella de "Princesa por sorpresa", y que tuvo un papel clave en "Brokeback Mountain: En terreno vedado", da vida a Andy, una estudiante de periodismo que cree que puede cambiar el mundo tras dejar la comodidad de la Northwestern University y aterrizar en la gran ciudad.

Andy, dice Frankel, "está experimentando ese proceso que todos vivimos cuando conseguimos nuestro primer empleo y descubrimos cómo es el mundo real. Nos topamos con elecciones morales y éticas que nunca nos habíamos planteado y aprendemos sobre nosotros mismos". Hathaway añade: "Si tienes más de veintiún años, probablemente hayas tenido algunas de las experiencias de Andy".

En la distorsionada estética del panorama de la moda en Nueva York, una talla seis como la de Andy no se da por vencida. "Es una chica guapa que no es tan delgada como una modelo, lo cual es un rasgo importante para este personaje", dice Frankel. Hathaway encarnó a Andy con gracia y humor. "Anne es divertida y hace las cosas de una manera que muchos actores no podrían", añade Finerman, "y cada vez que lo hace, resulta fresco y nuevo. Le encuentra el humor y nunca vacila".

Andy se entrevista con una gigantesca editorial neoyorquina, esperando conseguir un puesto como redactora junior en una de sus prestigiosas publicaciones. Los dos únicos trabajos vacantes, sin embargo, son en Auto Universe o como ayudante de Miranda Priestly. Con un impresionante currículo en su haber, Andy se adentra por los pasillos de Runway, una revista que nunca lee, cruzando un mar de chicas de altos tacones.

Los primeros momentos de Andy con Miranda son un completo desastre. Juzgada por su jersey de mezcla de algodón y su falda sin forma, Andy es despedida con un ademán por Miranda. Pero Andy no acepta un no por respuesta. Quizás no sea la chica mejor vestida en la oficina, pero es inteligente y trabajará duro. Esto impresiona a una mujer a la que a nadie se le ocurriría preguntarle algo, y mucho menos osaría contradecir.

"Cuando Miranda conoce por primera vez a Andy", señala Streep, "se trata del final de una serie de decepciones que ha tenido con otras ayudantes. Andy llega con un sorprendente currículo, y Miranda le da una oportunidad porque no encaja en el modelo típico de empleada de Runway". Por una vez, Miranda, conocida por su impredecibilidad, contrata a la "chica inteligente y gorda" en vez de la "elegante, delgada y decepcionante" tipología que normalmente va tras ella.

Pero cuando llega el momento de la primera gran tarea de Andy – traer a Miranda a casa desde una Miami golpeada por un huracán, para que así pueda llegar al recital de sus gemelos – Andy la pifia. Su fracaso es tan grande que le lleva a cuestionarse los motivos para haber aceptado el puesto.

Stanley Tucci ["The Terminal (La Terminal)", "Big Night: Una gran noche"] interpreta a Nigel, la mano derecha de Miranda, quien como todos en Runway, sobrevive a los caprichos y antojos de Miranda. Nigel se siente horrorizado cuando conoce a Andy por primera vez, por su pelo, su ropa y sus zapatos, los cuales son, de todo punto, inapropiados y un verdadero despropósito. "Decir que es un esnob sería subestimarle", dice Tucci, pero Nigel y Andy se hacen amigos. "Este compañero de trabajo tan arrogante y bicho se convierte en un amor al final".

"Nigel es muy divertido", añade Streep, "y una de esas personas que le pueden decir a Miranda cualquier cosa. Así que son amigos, aunque Miranda es siempre su jefa, y eso hace que su relación sea realmente espinosa".

Nigel sabe lo que le gusta a Miranda. "Es dura de pelar", dice Tucci. "Es una adicta al trabajo y alguien que cuenta con una tremenda cantidad de poder y lo sabe. Todo el mundo que trabaja para ella ha de estar a su entera disposición, de forma que no es la clase de persona a la que querrías encontrarte de mal humor".

Con la ayuda de Nigel, Andy se mete con calzador en un vestido Chanel de la talla cuatro de la sala de guardarropa de Runway. Un impecable nuevo corte de pelo, unos zapatos de tacón de Jimmy Choo y, de repente, Andy ya no se distingue del resto de las chicas de Runway, y se convierte en la mejor ayudante que Miranda haya tenido nunca. "¿Cómo sabes que lo estás haciendo bien trabajando para Miranda?", se pregunta Nigel. "No tienes vida personal. Cuando toda tu vida desaparece como el humo, es cuando llega el momento de una promoción".

Sinopsis

La insistente voz de Miranda Priestly (Meryl Streep) persigue a Andrea (Anne Hathaway) hasta en sueños: «¿Andreaaa?, ¡Andreaaa!». ¿Es este el trabajo con el que soñaba al salir de la universidad? ¿Es este el trabajo por el cual tiene que estar agradecida y sentirse tan afortunada? Sí, es la nueva asistente personal de Miranda, la legendaria editora de la revista femenina más glamourosa de Nueva York.

Ella dicta la moda en el mundo entero, millones de lectoras siguen sus recomendaciones. Sus empleados y colaboradores la consideran un genio. Los grandes creadores la temen. Todos, sin excepción, la veneran. Todos, menos Andrea, que no se deja engañar por este escaparate de diseño y frivolidad tras el que se agazapa un diablo que viste un traje de chaqueta de Prada (exclusivo, por supuesto), calza unos Manolo Blahnik y siempre luce un pañuelo blanco de Hermès.

Copyright de texto e imágenes © 2006 Twentieth Century Fox. Cortesía de Hispano Foxfilm. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • Un jardín, un hombre, una mujer y una serpiente
    Escrito por
    Un jardín, un hombre, una mujer y una serpiente Los arqueólogos o los historiadores tal vez logren algún día descubrir el origen de esa extraña religión que se conservó en varias decenas de relatos que los hebreos llaman Tanaj y los cristianos Antiguo Testamento. Tal vez la…
  • Cortázar y Thomas Mann
    Escrito por
    Cortázar y Thomas Mann Cabe leer en paralelo El perseguidor (1959) de Julio Cortázar y Doktor Faustus (1947) de Thomas Mann, no en busca de improbables influencias sino de sugestivos parecidos. Anoto estos elementos comunes: – Son vidas de…
  • La imprescindible filosofía
    La imprescindible filosofía La oposición entre ciencia y filosofía es tan vieja como tonta. Y como tantas discusiones inútiles, proviene de la ignorancia. Por un lado, muchos de quienes se dedican a cultivar la ciencia tienden…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Probabilidades
    Probabilidades Nada en ciencia es cien por ciento seguro. Tampoco lo es en ninguna otra área de la vida, a excepción, ya se sabe, de la muerte y los impuestos. Y sin embargo, mediante el estudio…
  • El trágico fin de los templarios
    Escrito por
    El trágico fin de los templarios En pleno corazón de París, que es tanto como decir en el corazón de Francia o, dada la época en la que nos situamos, el corazón mismo de la Europa del XIV, se levanta una…

Cartelera

  • Crítica: "Colossal" (Nacho Vigalondo, 2016)
    Escrito por
    Crítica: "Colossal" (Nacho Vigalondo, 2016) Nacho Vigalondo es un director muy conocido en ciertos círculos, y goza de una considerable popularidad más allá de nuestras fronteras por sus películas ‒en especial, por Los cronocrímenes (2007)‒. Además, es toda una estrella…
  • Crítica: "Cars 3" (Brian Fee, 2017)
    Escrito por
    Crítica: "Cars 3" (Brian Fee, 2017) Salvo en casos excepcionales (Kubo, Del revés), el cine estadounidense de animación no corre riesgos. Ante el mínimo éxito, la maquinaria de explotación se lanza a la fabricación de secuelas, spin-offs, derivaciones (¿cuántas parodias de…

Cine clásico

  • El eterno retorno de James Bond
    Escrito por
    El eterno retorno de James Bond Lo más curioso en la historia de la mitomanía de Bond es la reacción que provoca entre sus admiradores más cultos. A los elogios sobre las novelas de Ian Fleming debidos a pesos pesados de la…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El piano de Franz Xavier Dusek
    Escrito por
    El piano de Franz Xavier Dusek Certidumbre, austeridad y transparencia parecen consejos de un gobierno a la banca en tiempos de crisis. Y, sin embargo, son atributos del arte clásico, frente a los excesos bajamente románticos de la desmesura, el caos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC