"El día de la boda" ("The Wedding Date", 2005)

El día de boda

Para el equipo técnico y artístico de El día de la boda el consenso es unánime: una boda es el escenario perfecto para la comedia. “Incluso bajo las mejores circunstancias una boda resulta estresante, divertida e impredecible,” nos dice la protagonista de El día de la boda, Debra Messing. “Nada sale como quieres o esperas. A esto añádele la dinámica de familia y aparecen innumerables situaciones para la risa.”

Kat Ellis está buscando al hombre adecuado. Y lo quiere ya.

Kat no tendría tanta urgencia por encontrarlo si no fuera porque la boda de su malvada, consentida hermanastra es con el guapo ex novio de Kat. Esa boda se celebrará en Londres y está condenada a ir sola el siguiente fin de semana. La solución: contratar a un profesional, un “acompañante”.

¿Y qué si su solución cruza algunos límites morales además de costarle seis mil dólares que tendrá que descontar de su plan de pensiones?¿Y qué si su acompañante resulta ser un... “chico de compañía”? A tiempos desesperados, medidas desesperadas.

Afortunadamente para ella encuentra a Nick Mercer (Dermot Mulroney) uno de los mejores y más demandados acompañantes masculinos de Nueva York. Una vez en Inglaterra, el perspicaz y carismático Nick ayuda a Kat a navegar por las agitadas aguas de su fastidiosa familia y de su antiguo novio Jeffrey (Jeremy Sheffield) y convence a todo el que conoce de que él y Kat son de hecho, una pareja.

Siguiendo la tradición de comedias como Cuatro Bodas y un Funeral, La Boda de mi Mejor Amigo y Mi Gran Boda Griega, El Día de la Boda ofrece una visión divertida y romántica del amor, el matrimonio, la familia y las sorpresas que nos depara la vida.

Dermot Mulroney, protagonista junto a Messing, está de acuerdo. “No todo el mundo se casa pero si que es un acontecimiento universal. Todos hemos estado en una boda, así que es fácil identificarse con toda esta locura.”

Holland Taylor, que interpreta a la madre de Messing, nos comenta: “Las bodas son algo por lo que la gente está tan ansiosa porque salga bien que el detalle más insignificante hace que se produzca una situación de histeria colectiva. Dependiendo de la posición que ocupes, puede resultar bastante divertido.”

Fue este entorno de “presión” el que llevó a la directora Clare Kilner a empezar la historia de esta manera. “Me interesan mucho las vertientes pública y privada de la gente y cómo están preparados para mostrarse u ocultarse en una determinada situación. Pensé que una boda era algo divertido para poder explorar esta dicotomía.”

La directora también se sintió atraída por el elemento familiar que aportaba, y nos explica: “disfruté de la oportunidad de presentar las contradicciones cómicas y dramáticas dentro de un grupo muy diverso de familiares. Además, casi todo el mundo pretende ser algo que realmente no es, lo que aporta grandes dosis de humor.”

En la película, la tímida Kat Ellis, interpretada por Messing, es la que más aparenta y eso es algo que atrajo a la actriz. “Me encantó la idea de contratar a un acompañante para ayudar a crear la ilusión de una vida mucho más romántica de lo que en realidad es,” nos dice Messing. “Cómo reacciona la gente de Kat cuando aparece del brazo de Nick (el acompañante) – ya que es un hombre guapo y sofisticado – era algo que me fascinaba. De repente todo el mundo la mira con otros ojos, aceptándola, simplemente por el hecho de que él está a su lado. El juicio que hacen es algo que existe, pero también es muy interesante de observar.”

Conectar la película con la realidad era algo clave para Kilner a la hora de dirigir a los actores. Ella nos cuenta, “les dije a los actores desde el primer momento que hicieran sus interpretaciones reales y que no exageraran los momentos cómicos. Les dije, “sed sinceros y la comedia surgirá.”

El estilo único de dirección de Kilner tuvo una gran bienvenida entre el equipo artístico. “Realmente es una directora de actores,” dice Messing. “Clare verdaderamente sabía que la relación entre los personajes haría que todo resultara divertido, por ello, nos hacía improvisar y bromear los unos con los otros. Nos concedía estas “pequeñas joyas” para que trabajáramos con ellas y así poder pensar de manera diferente en cada una de las situaciones. Su técnica espontánea y experimental era verdaderamente gratificante.”

“Clare nos hacía maquillar las cosas y llenar las historias secundarias de nuestros personajes según íbamos avanzando,” recuerda Dermot Mulroney. “Para mí resultó ser una buena manera de conocer a Debra como persona y también como actriz. Creo que la química que existía entre nosotros realmente se ve en el trabajo que hacemos.”

Amy Adams, que interpreta a la egocéntrica hermana de Messing, nos dice: “Clare trabajó mucho para asegurarse de que entendíamos las relaciones que existían, cual era la relación entre nosotros, que teníamos en común y qué no. Le gustaba que descubriéramos cosas nuevas cada día y nos dio la libertad de probar escenas de diferentes maneras, pero siempre asegurándose que permaneciéramos fieles a la verdadera naturaleza del personaje, fuera buena o mala.

Para Jack Davenport, que interpreta al novio, fue toda una sorpresa la forma de dirigir de Kilner. “Con este tipo de historias siempre tienes la tentación de mostrar la función que tu personaje tiene dentro del conjunto y mostrarlo lo más fiel posible. Pero Clare siempre se mostraba dispuesta a que nos desviáramos de esto cuantas más veces mejor. Nos dejaba mucho espacio para crecer como personajes.”

Además, Kilner apreciaba a su equipo. Aunque nunca antes había coincidido con Debra Messing, Kilner era una gran fan de su trabajo en la serie de televisión Will & Grace. “En mi opinión Debra estaba brillante en la serie, así que tenerla en la película fue un gran orgullo para mí,” dice la directora. “Es una actriz muy versátil e increíblemente cualificada. Tiene la habilidad de aportar una gran sensibilidad al drama además de tener el punto cómico ideal para la comedia.”

Con respecto a Dermot Mulroney, Kilner también estaba impresionada. “Dermot es un gran actor, tanto en el drama como en la comedia. Aportó al papel de Nick tanto humor, tanta clase y tanta sustancia que es difícil imaginar a ningún otro actor en el papel. Era un placer dirigirle.” Kilner concluye diciendo, “De todas todas, he tenido mucha suerte con este equipo tan extraordinario.”

Dado que el equipo artístico y las localizaciones de El Día de la Boda son puramente británicas, los actores americanos tuvieron un pequeño proceso de aprendizaje durante el rodaje. Tal y como nos explica Dermot Mulroney, “ Había muchos términos británicos en la película que a nosotros los “Yanquis” nos resultaban raros. Siempre bromeábamos por el choque cultural e intentábamos crear esos momentos “actor británico contra actor americano” en las escenas, bien fuera por la forma de hablar, la de reaccionar o la de movernos. Clare nos animaba a que nos riéramos de todo esto así que al final acababa beneficiando a la comedia en sí.”

“Los británicos son sorprendentes a la vez que divertidos", nos confirma Amy Adams, nativa de Colorado, “pero tengo que admitir que no siempre entendía de qué estaban hablando. Es el mismo idioma pero a veces no lo es. De hecho, tardé unas cuantas semanas en poder traducir del inglés británico al americano.” La actriz añade, “también los británicos me miraban de la misma forma, como si yo fuera la que hablaba raro.”

Además añade, “¿Judías verdes con tomate para desayunar? No lo entiendo. Pero me dijeron que era algo sagrado así que dejémoslo pasar. Lo último que quería hacer era empezar a tener que defender la comida americana.”

Dejando a un lado la comida y el idioma, había muchas cosas más para los americanos. Holland Taylor nos cuenta, “los ingleses resultan encantadores, muestran un gran respeto no importa por qué motivo. Creo que se salen de su línea habitual tan solo para ser educados. Esto hace que el día se lleve mejor, que las cosas sean mucho más sencillas y civilizadas. No puedo decir que sea igual en los rodajes americanos.”

Además tenemos la belleza del paisaje británico, los campos en los que la mayor parte de la película se rodó. La bucólica ciudad de Guildford y sus alrededores no solo eran un encantador y sereno lugar en el que trabajar, sino que también inspiraba mucho. Esto era especialmente real para Clare Kilmer, que hizo un verdadero esfuerzo por “celebrar” su tierra en la película. La directora explica, “de la misma manera que Bertolucci hacía honor a su país, Italia, en Stealing Beaty, yo quería mostrar el esplendor natural de Inglaterra. Esta película tiene tantos exteriores que decidí, “vamos a conseguir las mejores vistas, vamos a sentirnos orgullosos del país del que somos.”

Una de las localizaciones principales fue Chilworth Manor, en Surrey. Este lugar, junto con el estado de Fletcher-Wooten sirvieron, como lugar de reunión para el fin de semana de la boda. Según nos cuenta el jefe de localizaciones Giles Edleston, “Fue el inmenso jardín el que realmente me convenció para elegir la casa. Era maravilloso, el escenario perfecto para una boda inglesa tradicional.”

Otra localización importante fue el barco, donde ocurren muchas de las escenas clave de la película. Y aunque parece como si estuviéramos en una casa de campo en tierra firme, en realidad está rodado en una zona arbórea de otra parte de Surrey. “La casa del barco fue el lugar más difícil de encontrar, ya que quedan muy pocos,” nos cuenta Edleston. “Además encontrar algo escondido en medio de un inmenso bosque requería una búsqueda bastante intensa. Pero al final, encontramos el lugar perfecto.”

El director de fotografía Oliver Curtis nos dijo,”nos quedamos literalmente con la boca abierta cuando vimos el barco. Era imposible encontrar ninguno mejor. Era exactamente como habíamos imaginado, con los gansos, los cisnes y los árboles. Era bonito, muy bonito.”

Giles Edleston también encontró la iglesia perfecta para la ceremonia, una estructura del siglo XII escondida en uno de los pintorescos pueblos de Surrey. Holland Taylor, maravillado por la historia del edificio, nos comenta, “entre toma y toma miro este arco Normando y luego este arco posterior. Luego estudio las grietas de las paredes y me pregunto que nicho en particular habría allí y por qué motivo, y entonces me doy cuenta de lo afortunados que somos por estar rodando en Inglaterra.”

Muchos de los acontecimientos anteriores a la boda se rodaron en los alrededores de Londres, incluso en un hotel en el centro de la ciudad donde se rodó la escena del cocktail de bienvenida. “Tuvimos algunos problemas para encontrar un hotel que estuviera abierto y que nos dejara estar allí rodando tres días consecutivos,” recuerda Oliver Curtis. “Tuvimos suerte de aterrizar finalmente en este hotel de Wimbledon Commons, especialmente porque la recepción, el vestíbulo y el comedor se comunicaban, permitiéndonos hacer tomas que iban de un espacio a otro sin cortes. Desde el punto de vista técnico, el sitio era perfecto.”

Unos distritos más allá, en el residencial barrio de Primrose Hill, tiene lugar el juego (similar al baseball americano) entre el “Equipo de Ellis” y el “Equipo de Fletcher Wooden”. Otros de los barrios que aparecen son West End, Little Vence, Chiswick, Richmond, Hammersmith, St John´s Wood y la zona de Islington en el norte de Londres. Además el aeropuerto de Gatwick simula en su interior el aeropuerto JFK de Nueva York.

Inglaterra nos ofrecía localizaciones así de memorables y gente educada con la que convivir, pero había algún que otro obstáculo al rodar allí: el tradicional clima inglés con lluvia continuamente. Ese clima tan húmedo por el que Inglaterra es conocida hizo acto de aparición casi todos los días de rodaje. Pero Clare Kilner, como la mayor parte del equipo, se lo tomaron con calma. “Rodar una película consiste en tirar para delante con lo que tienes sacándole el mejor partido. No puedes luchar contra los elementos así que quizá el día tenga algo más que pueda ofrecerte.”

Copyright de texto e imágenes © Vértigo Films. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • ¿Quién escribió "Instantes"?
    Escrito por
    ¿Quién escribió "Instantes"? Al final de la entrada Instantes, de Jorge Luis Borges dije: El poema Instantes esconde más misterios, que puedes descubrir si lees el divertidísimo artículo de Iván Almeida. Allí descubrirás también al que, muy probablemente, es el verdadero autor…
  • Notas del vago estío
    Escrito por
    Notas del vago estío Así titula Ortega y Gasset uno de sus ensayos. Tan vaga es su sugestión que no me animo a buscar la serie a la cual pertenece. El estío es vago por sus contornos imprecisos y…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • "OMAC" (1974), de Jack Kirby
    "OMAC" (1974), de Jack Kirby El periodo que Jack Kirby pasó en DC Comics tras abandonar Marvel en 1970 no fue lo que él esperaba. Se le había otorgado libertad creativa absoluta y control editorial sobre sus colecciones. Sin embargo,…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Un retrato de Piotr Moss
    Escrito por
    Un retrato de Piotr Moss El polaco Piotr Moss (Bydgoszcz, 1949) se incorpora de pleno derecho a la fuerte presencia actual de Polonia en la música, a la vez que resuelve de manera muy personal la exigencia ecléctica que el…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Crónica de una extinción anunciada
    Escrito por
    Crónica de una extinción anunciada En su largo peregrinar por el desierto, una vez libre del yu­go de Egipto, el pueblo de Israel enfrentó un sinnúmero de inusitadas vicisitudes. Des­pués de que la intervención divina proveyó de maná para solucionar…