"Descubriendo Nunca Jamás" ("Finding Neverland", 2004)

Descubriendo Nunca Jamás

El director Marc Forster estaba buscando una historia que tuviera algo de magia. Y en ese momento el productor nominado a los Oscar Richard Gladstein le envió el guión de David Magee para Descubriendo Nunca Jamás.

A Forster le apasionó la historia, que inventa las circunstancias y los sentimientos que subyacen en la creación y en el desarrollo de Peter Pan, un cuento que ha cautivado a millones de personas en todo el mundo.

Descubriendo Nunca Jamás está inspirado en la amistad de J.M. Barrie con la familia Llewelyn Davies, que existió de verdad, y está imbuida de los mismos temas que han logrado que la obra "Peter Pan" de Barrie sea tan famosa: el poder de la imaginación, la nostalgia de la inocencia de la niñez y el deseo de creer que la magia está presente en la vida diaria.

Forster nos habla del guión: "Para mí, la película es una historia sobre el poder de un hombre que es capaz de trasladar a las personas a otro mundo gracias al poder de su imaginación. También trata la arraigada necesidad de ilusión, de sueños y de creencias que tenemos los seres humanos y que nos sirven de inspiración en los momentos más trágicos de nuestras vidas. En mi opinión, habla del poder de transformación de la imaginación, que es capaz de convertirte en una persona mejor, aunque nadie tenga fe en ti".

Para Richard Gladstein, Descubriendo Nunca Jamás supuso “una oportunidad única de crear una película que combina los sentimientos más íntimos y personales con un increíble estallido de imaginación e inventiva”. Y añade: "Es una historia tanto para el niño y como para el adulto que todos llevamos dentro".

El guión de David Magee para Descubriendo Nunca Jamás es una adaptación de la galardonada obra del dramaturgo Allan Knee “The Man Who Was Peter Pan”, que consiste en una serie de conversaciones imaginarias entre Barrie y los chicos de la familia Llewelyn Davies. La productora Nellie Bellflower había visto la obra en un taller de teatro de la localidad y quedó fascinada. Se la envió a Magee enseguida. Bellflower nos lo cuenta: "La obra de Allan Knee es una historia conmovedora sobre un hombre que se convierte en la figura paterna para estos niños y que los ayuda a superar una terrible tragedia. Siempre me ha gustado 'Peter Pan' y la obra de Allan me pareció un punto de partida fascinante para explorar la creación de 'Peter Pan' y sus temas universales".

Magee continúa: "El guión que he escrito no es una narración real de lo que le ocurrió a James Barrie cuando escribió Peter Pan. El propósito de mi historia es hablar de lo que significa madurar y hacerse responsable de las personas que te rodean. Espero que los espectadores entiendan que la película es un homenaje respetuoso al genio creativo de Barrie y que salgan del cine con la sensación de que los seres humanos podemos madurar sin perder por completo la inocencia y la magia de la niñez".

Magee también opina que la historia se iba haciendo más conmovedora y personal a medida que la escribía. Él mismo nos lo explica: "Mi primer hijo estaba a punto de nacer cuando empecé a trabajar en el guión y mi padre estaba a punto de morir tras una ardua batalla contra el cáncer, así que dedicaba mucho tiempo a pensar en lo que significa madurar y tomar conciencia de que el tiempo vuela. En mi opinión, la historia trata sobre un hombre que por fin empieza a hacer frente a los problemas de su propia vida".

Y continúa: "Como escritor, también me gusta explorar el modo en que la vida inspira el arte y cómo el arte, a su vez, transforma nuestras vidas. Se dice que los artistas se aferran a su niñez más tiempo que el resto de nosotros, pero hay momentos a lo largo de la vida de cualquier persona en que la niñez nos pesa tanto que necesitamos expresarla a través de la narración y el arte. La maestría de Barrie en 'Peter Pan' reside en que supo expresar tanto la alegría de la niñez cómo la sensación agridulce que experimentas cuando la dejas atrás. Tomó esta experiencia tan real y universal y la transformó en algo fabuloso, especial".

A sugerencia de la que entonces era ejecutiva de Miramax, Michelle Sy, Nellie Bellflower envió un borrador del guión al productor Richard Gladstein.

Sy contactó con Gladstein y el proyecto se puso en marcha en Miramax. Se desarrolló el guión y empezó la búsqueda del director. Un golpe de suerte hizo que Gladstein viera una proyección de la galardonada "Monster's Ball" de Marc Forster, que narra la terrible historia de amor entre el guarda de una prisión y la viuda de un delincuente con una ternura y una emotividad en estado puro. Gladstein nos lo cuenta: "La profundidad del personaje y la sutileza de las interpretaciones me convenció de que Marc podría aportar un toque único y especial al proyecto".

Sinopsis

Todo comienza cuando el famoso dramaturgo escocés J.M. Barrie (Johnny Depp) observa cómo su última obra cautiva y sorprende a la refinada sociedad eduardiana de la Inglaterra del siglo XIX.

Barrie es un genio de la literatura, pero está aburrido de abordar siempre los mismos temas en sus novelas, así que necesita encontrar una fuente de inspiración urgentemente. Hasta que un día, inesperadamente, la encuentra mientras pasea tranquilamente con su San Bernardo, Porthos, por los jardines londinenses de Kensington.

Allí, Barrie tropieza con la familia Llewelyn Davies: cuatro niños huérfanos de padre y su bellísima madre, que acaba de quedarse viuda (Kate Winslet). A pesar de que la severa abuela de los niños, Emma du Maurier (Julie Christie), no lo aprueba y del resentimiento de su propia esposa (Radha Mitchell), Barrie se hace amigo de la familia.

Entretiene a los chicos haciendo juegos de magia, disfrazándose, haciendo travesuras y crea para ellos mundos imaginarios de castillos y reyes, indios y vaqueros, y piratas y náufragos. Transforma las laderas de las colinas en galeones, los palos en poderosas espadas, las cometas en hadas madrinas y a los chicos de la familia Llewelyn Davies en "Los niños perdidos del país de Nunca Jamás".

Y de esas emociones incomparables y las ansias de aventura que reinan en la infancia surgirá la obra maestra más atrevida y famosa de Barrie, "Peter Pan". Al principio, su compañía de teatro parece reticente. Su leal productor Charles Frohman (Dustin Hoffman) teme que Barrie se arruine con esa fantasía infantil, pero Barrie comienza los ensayos y deja a los actores en estado de shock con sus extrañas exigencias: volar por el plató, hablar con hadas luminosas o vestir trajes de perro o de cocodrilo.

Cuando Barrie está a punto de presentar el mundo de "Peter Pan", un trágico revés de la fortuna hace que el escritor y sus seres queridos se vean obligados a entender lo que significa vivir de verdad.

 

logonegrolibros

  • Cómo arreglar cosas rompiéndolas
    Escrito por
    Cómo arreglar cosas rompiéndolas Desde hace tiempo vengo anunciando que abriré en mi sitio web unas secciones dedicadas a la ciencia y al escepticismo. Que hablaré de la ciencia, de la cuasi ciencia y de la pseudociencia. Que algo…
  • Tatuaje
    Escrito por
    Tatuaje Durante el verano, la vestimenta ligera y sumaria permite ver con más facilidad el cuerpo de los semejantes. Sin pasar de impresión, puedo decir que mi mayor curiosidad se ha dirigido a los tatuajes, tal…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La medicina de Juan de Lugo
    Escrito por
    La medicina de Juan de Lugo Que sepáis que, si os estáis bebiendo esos gintonics que tanto os gustan, se lo debéis, en última instancia, a Juan de Lugo y Quiroga, jesuita español, destacado teólogo, profesor en el Colegio Romano (vanguardia…

Cartelera

Cine clásico

  • Engaño en flashback
    Escrito por
    Engaño en flashback Phyllis Dietrichson es una rubia impostada que usa cadenitas en los tobillos. Y eso en plena década de los cuarenta. Una mujer así tiene por fuerza que engatusar a un tipo anodino, agente de seguros…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Glinka ante el piano
    Escrito por
    Glinka ante el piano Se dice, y con ameritada razón, que Glinka abre el espacio del nacionalismo musical ruso. Bien, pero: ¿estamos, con él, ante el tópico del alma rusa? Me atrevo a decir que sí, en tanto por…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC