Cuento de Navidad, de Robert Zemeckis

Cuento de NavidadEs muy difícil no disfrutar de este Cuento de Navidad realizado por Robert Zemeckis. Emocionante, sensible y espectacular, este largometraje puede considerarse la versión definitiva de la obra original de Dickens.

Sin duda, Charles Dickens fue autor de novelas de una admirable exactitud, conmovedoras, divertidas y muy bien resueltas. Dicen que los pioneros del cine –entre ellos, Griffith– imitaron su estilo narrativo a la hora de idear sus primeros guiones. No es raro, pues, que muchas de las obras del famoso escritor inglés hayan sido llevadas a la pantalla una vez tras otra.

Entre las piezas que mayor atención han recibido por parte del cine, la novela breve Cuento de Navidad: villancico en prosa o cuento navideño de espectros (A Christmas Carol, 1843) es una de las que ha tenido mejor fortuna.

Desde su primera adaptación, Scrooge; or Marley's Ghost (1901), hasta ahora, hemos podido admirar producciones tan redondas como Scrooge (1935), Un cuento de Navidad (A Christmas Carol, 1951) y la memorable Muchas gracias, Mr. Scrooge (Scrooge, 1970), aquel musical de Ronal Neame con Albert Finney y Alec Guinness en los principales papeles.

En la moderna versión de Zemeckis, la espectacularidad técnica y la calidad literaria se mezclan a través de una estética elegante, poco habitual en producciones de esta naturaleza, que suelen acentuar los efectismos del último software digital.

Que la película lleva al límite las posibilidades de las 3D, es indudable. Pero incluso aquellos que no tengan una predilección por este formato, pueden dejarse llevar un relato clásico, en el que los más pequeños gozarán de sentimientos como el romanticismo, el miedo sobrenatural y una cierta melancolía, sumados a ese exultante happy end que es tan propio de Dickens.

Da la impresión de que Zemeckis ha captado el espíritu dickensiano en los mismos términos con que lo definió otro escritor, Chesterton. Y es que, a juicio de este último, Dickens fue más un mitólogo que un novelista. Un creador optimista, cuya meta fue retratar a sus personajes en una especie de vacío feliz. O dicho de otro modo, en un perpetuo verano.

El cuidado puesto en la dirección artística merece un párrafo aparte. Las grandes referencias estéticas del libro pasan por sus dos ilustradores más conocidos, John Leech, que participó en la primera edición, y Arthur Rackham, que intervino en la de 1915.

Aunque personalmente prefiero a Rackham, comprendo que Zemeckis haya optado por fijar su mirada en las ilustraciones de Leech, y no hay duda de que le saca un notable partido a esa inspiración, sobre todo en el aspecto que luce el espíritu de la Navidad presente.

Con un buen guión guardándole las espaldas, el realizador procura evitar todo aquello que pueda resultar artificioso o acartonado. Aprovecha el dinamismo del formato y le añade tensión a cada plano, agilizando en todo momento la puesta en escena.

Cuento de Navidad tiene una primera hora que sigues sin pestañear, no sólo por el virtuosismo técnico, sino por el buen hacer de un reparto en el que brillan Jim Carrey, Gary Oldman, Colin Firth y Bob Hoskins.

Por lo demás, el tramo final, con su progresivo cambio de registro en el personaje de Scrooge, emociona donde debe, sin necesidad de trampas ni gestos excesivos.

El texto de Dickens, coloreado con las ilusiones de la Navidad, era leído a los postres por las familias inglesas del XIX. Ha pasado más de un siglo, pero el hechizo especial que acuñó aquel libro no ha perdido su efecto.

Así lo demuestra esta excelente adaptación, llena de buenos momentos, mucha ternura y algo de terror. Una película con el sabor del cine de ayer, pero filmada con recursos técnicos que a más de uno le parecerán prodigiosos.

Sinopsis

Ebenezer Scrooge (Jim Carrey) comienza las navidades haciendo uso de su habitual mezquindad, gritando a su fiel empleado (Gary Oldman) y a su sobrino (Colin Firth).

Pero esa misma noche los fantasmas de las Navidades Pasadas, Presentes y Futuras se presentan en su habitación para llevarle a un viaje en el que tendrá que enfrentarse a una realidad que no quiere ver.

Entonces, el viejo Scrooge tendrá que abrir su corazón e intentar arreglar todo el mal que ha hecho antes de que sea demasiado tarde.

El Fantasma de las Navidades Pasadas (Jim Carrey) aparece en la forma de una llama parpadeante. El Fantasma acompaña al avaro Scrooge en un viaje de retorno al pasado, revisitando momentos de su vida.

Se ve cuando era joven, como aprendiz de Fezziwig (Bob Hoskins), como un joven alegre que conversa con su compañero de trabajo Dick Wilkins (Cary Elwes), y como un hombre enamorado y comprometido con Belle (Robrin Wright Penn).

Estos recuerdos producen un enorme efecto en Scrooge.

El Fantasma de las Navidades del Presente (Carrey), un divertido gigante engalanado con enormes togas, llega para mostrar a Scrooge cómo es su verdadera vida en el presente.

Scrooge va a la casa de Cratchit y ve la precaria situación de su empleado, incluyendo la grave enfermedad que padece su hijo, el joven Tiny Tim (Gary Oldman). El Fantasma también permite a Scrooge observar la fiesta de Navidad de su sobrino, donde son testigos de un juego de adivinanzas en el que la deprimente vida de Scrooge es la frase clave.

Después, y puede que el más inquietante, llega el Fantasma de las Navidades Futuras (Carrey), un monstruo que transporta a Scrooge al futuro mientras la pareja indaga la reciente muerte de un hombre sin nombre.

Los hombres de negocios hablan sobre las riquezas del hombre, mientras el Viejo Joe (Hoskins) y la Sra. Dilber (Fionnula Flannagan) se reparten su ropa de cama y sus cortinas. Scrooge pregunta cuál es la identidad del hombre y se queda de piedra la ver su nombre gravado en la tumba. ¡Si tuviera otra oportunidad!

logonegrolibros

  • El reloj personal
    Escrito por
    El reloj personal Podemos ordenar a nuestra mente que nos despierte a las siete de la mañana. Y nos despertamos a la siete de la mañana. Es un fenómeno asombroso pero real. Yo no sé, y dudo que…
  • La ópera, peligro público
    Escrito por
    La ópera, peligro público Estos días he estado conversando con mi amigo Bernd, un alemán que a veces recala en España. Intenté vanamente que me hablara del asunto Volkswagen, de los asilados, de la entente de Merkel con los…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Voces silenciadas
    Escrito por
    Voces silenciadas Existe una fundación cultural estadounidense, la Advancing Women Artists Foundation (AWA), que, desde 2009, se dedica a la restauración y exposición del arte femenino conservado en museos e iglesias de Florencia. Gracias a la idea…

Cartelera

Cine clásico

  • Kim Novak, la venus rubia
    Escrito por
    Kim Novak, la venus rubia «Hitchcock era dictatorial, pero en el fondo era un hombre dulce y encantador. Simplemente no sabía cómo relacionarse con los actores como personas. Te ponía en sus tramas, pero todo era como un juego de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Orff rehace Monteverdi
    Escrito por
    Orff rehace Monteverdi   Los arreglos de Orfeo y el Lamento de Ariadna del compositor bávaro presentan problemas de ejecución, inherentes al hecho de que la mayoría de las partituras conservadas no ofrecen indicaciones precisas en cuanto a…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Vida de insecto
    Escrito por
    Vida de insecto Como el agua, la vida busca su camino y ha logrado deslizarse por innumerables veredas. Sin duda los insectos son una de las formas de vida más exitosas de la Tierra. Conocemos, por ejemplo, unas…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC