Crítica de "Sherlock Holmes 2: Juego de sombras"

sherlock-holmes-1

Al plantear su primera aproximación al personaje, Guy Ritchie exploró detenidamente el canon holmesiano –los escritos de Conan Doyle– y actualizó al personaje con humor y acción, sin perder el respeto a su perfil literario. Hubo polémica, y más de un ruidoso malentendido por parte de críticos que desconocían u olvidaron los textos originales. Por suerte, aquello se saldó con un rotundo éxito comercial que justifica esta segunda parte: Sherlock Holmes: Juego de sombras (Sherlock Holmes: A Game of Shadows).

En esta segunda entrega, Ritchie se muestra en plena forma y es incapaz de provocar un solo bostezo. Guy Ritchie pone su creatividad al servicio de un sentimiento general que oscila entre el cinismo, la insolencia y la fatalidad. No sé por qué, pero el cine de este inglés inspira una simpatía que va más allá de sus méritos como narrador. Lo suyo son las situaciones extremas, abordadas con un dinamismo casi publicitario, que funciona impecablemente en la gran pantalla.

sherlock-holmes-2

Entiendo que a los que se ponen firmes, en primera posición de saludo, cuando se habla del Holmes de Basil Rathbone, la versión de Ritchie les provoque ansiedad o rechazo. Pero creo que sus méritos son suficientes como para no despertar las iras de los holmesianos old style, que pueden disfrutarla como un cómic muy meritorio.

Además, el film tiene multitud de referencias: de las que se esconden –esos matices sutiles que recomiendan los Irregulares de Baker Street– y de las que se lanzan a la cara, como la habilidad pugilística de Holmes o su afición a los disfraces.

sherlock-holmes-3

En realidad, Sherlock Holmes: Juego de sombras es aún mejor que su predecesora, y su relato está mejor tramado. Por otro lado, el villano James Moriarty tiene una estupenda encarnación en Jared Harris, y eso aumenta el vigor de esta entrega, basada precisamente en su rivalidad con el irresistible y libérrimo Holmes que nos brinda –una vez más, y demos gracias por ello– Robert Downey Jr.

Corresponde a Moriarty la habilidad de urdir, desde su refugio en Oxford, un plan que conducirá a una guerra catastrófica. Para lograrlo, se vale de un complot anarquista sumamente elaborado, que a más de uno le recordará las películas de James Bond.

Sobre todo en su cierre, el guión se inspira en el relato El problema final, que podemos leer en las Memorias de Sherlock Holmes. Por supuesto, aquí hay mucho de invención, pero sin enfadar al difunto Conan Doyle. En realidad, tengo la impresión de que don Arthur no se habría sentido demasiado molesto ante esas libertades que se toman Ritchie y los suyos.

sherlock-holmes-4

El vibrante juego de ajedrez que enfrenta a Holmes y a Moriarty a lo largo de Europa tiene piezas conocidas –Irene Adler (Rachel McAdams)– y otras nuevas –la gitana Simza Heron (Noomi Rapace)–, por no hablar de interludios tan divertidos como los preparativos de la boda del buen Dr. John Watson (Jude Law) con su amada Mary (Kelly Reilly).

Los seguidores del personaje se sentirán encantados con otro participante en esta fiesta: me refiero al hermano de Sherlock, Mycroft, a quien interpreta con soberanía y mucha picardía –ya verán a qué me refiero– el gran Stephen Fry.

Deducción, inteligencia y comedia. Un cóctel que, en esta cinta, se aligera con fabulosas e inventivas secuencias de acción, como las que Ritchie integra en los combates de Holmes con sus diversos adversarios, en la fiesta de despedida de Watson o en las escenas del tren, durante el viaje de bodas, y asimismo en las del bosque (No daré detalles que, por cierto, explicita con demasiada claridad el tráiler).

SherlockHolmes2

Para que los efectos especiales se integren adecuadamente, esta entrega vuelve al steampunk: nos situamos en 1895, en el Londres victoriano, pero las explosiones son dignas del un thriller futurista. Lo mismo sucede en París o en Suiza, los otros dos escenarios de la historia.

El sello que imprime Downey Jr. sabe a inteligencia, oiginalidad y carisma, virtudes que le permiten ocupar muy dignamente el 221B de Baker Street. Solo por eso ya vale la pena pagar la entrada.

grande3

Copyright del texto © Cine y Letras. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © 2011 Legendary Pictures, Playtone Productions, Village Roadshow Pictures, Lin Pictures y Silver Pictures. Cortesía de Warner Bros. Pictures International España. Reservados todos los derechos.

logonegrolibros

  • El autor del Quijote
    Escrito por
    El autor del Quijote No contamos con un retrato fiable de Cervantes. Pienso, enseguida, en un personaje coetáneo, un protagonista del barroco español: Diego Velázquez, el pintor que nunca se dejó retratar. Dos imágenes de su cara nos vienen…
  • El universo de Stephen Jay Gould
    Escrito por
    El universo de Stephen Jay Gould El museo de Historia Natural de Nueva York, imponente y elaborada construcción que bordea Central Park, seguramente no es la obra mas kistch de la ciudad. Sus extraños dioramas son celebres por las…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Los jardines de Felipe II
    Escrito por
    Los jardines de Felipe II Los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla fueron utilizados como "estación de tránsito" de diversas especies vegetales que, procedentes del Nuevo Mundo, se traían a la Península con el objetivo de adornar los jardines…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Chris Foss
    Chris Foss El británico Chris Foss fue uno de los nombres más importantes en la ilustración de ciencia ficción durante la década de los setenta. Sus portadas para novelas del género ayudaron a vender incontables ejemplares de…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Billy Cobham: fusión de ritmos
    Escrito por
    Billy Cobham: fusión de ritmos Tras sus lejanos inicios en el quinteto de Horace Silver y después de consolidarse como batería en grabaciones de George Benson y Grover Washington Jr., Billy Cobham fue ganando prestigio en el ámbito del jazz…
  • Cuando "Poliuto" volvió a Bérgamo
    Escrito por
    Cuando "Poliuto" volvió a Bérgamo En su día, llegaron crónicas registrando la tempestuosa velada donizettiana que tuvo lugar en el teatro de Bérgamo que lleva con justicia el nombre del compositor local con un Poliuto (septiembre de 2010), que regresaba…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El arbolito de Darwin
    El arbolito de Darwin En 1837, regresando de su viaje de cinco años en el velero Beagle, e iniciando las dos décadas que emplearía en pensar sobre la “transmutación de las especies”, Charles Darwin escribió en su cuaderno de notas “Creo que”,…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC