"Casino Royale" (Martin Campbell, 2006)


Cómo se hizo

Eva Green está llena de elogios por el distintivo enfoque de los productores Broccoli y Wilson sobre cómo hacer la película. “Sienten pasión por hacer películas y harán cualquier cosa para conseguir que funcione. No había visto nunca una implicación tan positiva de los productores. Al principio me ayudaron mucho con el personaje. Me hicieron sentir que formaba parte de esta gran familia. Estar rodeada de gente tranquila te quita la presión y puedes simplemente centrarte en el trabajo que tienes delante".

Green cree que la apasionante línea argumental y el romance de CASINO ROYALE le dan el potencial para atraer al público más allá de la legión de inquebrantables fans de 007.

“Por supuesto es una película de acción y un thriller, pero también es una historia de amor, y creo que las mujeres se identificarán con Vesper y se conmoverán con sus problemas. En comparación con otras películas de Bond, es mucho más enérgica y realista y se basa más en los personajes que en la acción. Es un James Bond diferente —crudo y sensible— que la gente verá con otra luz. Ves sus debilidades y ves cómo se convierte en el Bond que crees que conoces”.

El actor danés Mads Mikkelsen estaba encantado de asumir uno de los papeles más despreciables (y valorados) del cine —el malo de Bond. “Me atraen los guiones donde mi personaje puede tener algunos secretos, así que fue perfecto cuando me ofrecieron el papel de Le Chiffre, ‘la cifra’, un hombre sin nombre real. Muchos actores dicen que interpretar al malo es más interesante que interpretar al bueno porque su personaje siempre tiene algún giro. Pero yo creo que cuando interpretas al malo, a veces intentas mostrar su lado bueno, y que cuando interpretas al bueno, intentas mostrar alguna debilidad, para que no tenga sólo una dimensión para el público. Mi malo Bond favorito fue Christopher Walken en Panorama para Matar. Tiene lo que hay que tener para ser un buen malo —tiene algo bueno y algo malo al mismo tiempo".

Mikkelsen prefirió no leer la novela de Ian Fleming antes de que empezara la producción de CASINO ROYALE, y en su lugar eligió desarrollar su personaje exclusivamente a partir del guión y de sus largas conversaciones con el director Martin Campbell. Anota que Le Chiffre no es el típico malo de las películas de Bond: Más que un loco megalómano que quiere conquistar el mundo, Le Chiffre es un cerebro criminal sin moral con sed por la moneda fuerte.

“Vive en el mundo contemporáneo e intenta hacer todo el dinero posible, como todos los demás”, dice Mikkelsen. “Es elegante e inteligente y no presume de sus éxitos. Raramente se ensucia las manos, pero lo hará si tiene que hacerlo. Cuando lo conocemos es rico y tiene éxito, pero Bond le pisa los talones. Y cuando llega la hora de la verdad no muestra sus emociones —es frío como el hielo”.

Para recuperar sus grandes pérdidas en Bolsa, Le Chiffre organiza una partida de poker en Montenegro para grandes jugadores internacionales con 10 millones de dólares de entrada. El actor tomó clases de poker y ensayó los juegos antes de empezar el rodaje para que las actuaciones fueran frescas y para que las manos pudieran jugar y volver a jugar durante varios días. El propio productor Wilson, que se describe a si mismo como “adicto” al poker, supervisó los ensayos.

“La mayoría de nosotros ya sabíamos jugar al poker y, además de ensayar el torneo, jugábamos al poker por diversión”, dice Mikkelsen. “De hecho, a menudo terminábamos jugando en los pasillos de los estudios Barrandov (en Praga) entre escenas”.

Aparentemente, jugar a las cartas delante de la cámara durante tres semanas sólo avivó el apetito de los actores por el juego. Una noche, Mikkelsen y algunos de sus compañeros actores salieron a un casino de Praga —donde pronto se encontraron con Wilson.

Como la mayoría de los jugadores, Le Chiffre tiene un punto débil —un tic involuntario que revela cómo se siente a través de sus manos, explica Mikkelsen. “Tiene una cicatriz en un ojo, y la vena empieza a hincharse cuando se le acelera el ritmo cardiaco, así que la presiona con el dedo con indiferencia para que pare; pero Bond se da cuenta. Tiene que ser todo lo sutil que pueda, por supuesto, o no ganará muchas partidas de poker. Pero Le Chiffre consigue convertir su debilidad en una ventaja”.

La ganadora de un Oscar, Dame Judi Dench, regresa en su quinta película como M, la dura superior de James Bond en el MI6, el Servicio Secreto Británico. “Ahora Judi es una parte fundamental de Bond, es un tesoro nacional”, dice Campbell.

Al contrario que su papeles previos en GoldenEye, El Mañana Nunca Muere, El Mundo Nunca es Suficiente y Muere otro Día, en CASINO ROYALE se nos muestra un destello de la vida en casa de M cuando el desenvuelto y joven James Bond se cuela en su casa para conseguir el acceso a una base de datos secreta usando su ordenador. "Es una pregunta fascinante", dice Campbell, "¿qué clase de casa crees que tiene M? ¿Una vieja casa georgiana en un barrio elegante de Londres? No, esta mujer está llena de sorpresas, así que nos fuimos a un ático moderno en el río en Canary Wharf, en Londres. ¡Y le queda bien!"

Dench está de acuerdo: “Me encanta el piso que Peter Lamont ha diseñado para M. Creo que extrañará a la gente que esperase que tuviera una casa pequeña en Kensington o un apartamento en Covent Garden. Es muy minimalista, de muy buen gusto. Y por supuesto la dirección exacta es un secreto, excepto para mí, ¡y ahora para James Bond!”

Dench, que ha sido nominada a cinco premios de la Academia y recibió el Oscar a la Mejor Actriz Secundaria por su interpretación de la Reina Isabel en Shakespeare in Love, también disfrutó de la oportunidad de sacar a su personaje de los confines del cuartel general del MI6, rodando escenas en los estudios Barrandov en Praga y en localizaciones de las Bahamas. También estaba feliz de que la película se alejase claramente de los aparatitos de espías de alta tecnología: "En esta película no tenía que enredarme con ningún aparato, lo que era fantástico, ¡porque ni siquiera sé manejar una plancha!”

En CASINO ROYALE, M acaba de otorgarle a Bond su condición de 00 y su relación con él todavía está en sus primeras etapas. Cuando recibe una reprimenda del Parlamento por culpa de un tiroteo sangriento en una embajada extranjera, la oficial en jefe de Inteligencia le deja perfectamente claro que espera que Bond se ajuste al protocolo. En lugar de eso, él ignora a su superior y se dirige por su cuenta a las Bahamas para investigar los orígenes de una trama terrorista, lo que enfada todavía más a M.

“Después de eso, se muestra reacia a confiarle la responsabilidad de jugar en la partida de poker, pero parece que no tiene alternativa", dice Dench. "Al final de la película comprendes que Bond ha crecido, y M sabe que está ante algo bueno".

Dench aprueba cálidamente al actor que ha tomado el papel de su inconformista subordinado. “Daniel tiene una presencia maravillosa. Es muy guapo y muy fuerte, aunque al mismo tiempo, no querrías estar en su parte mala. Todas estas características son perfectas para un actor. Parece que está relajado en el papel. Estoy segura de que se ponía nervioso, como lo haría cualquier actor, pero no lo deja ver en el escenario. Tiene un gran sentido del humor y siempre he pensado que un sentido del humor compartido es la primera clave para trabajar bien con un actor. También tiende a la propia desaprobación, lo que resulta muy atractivo”.

La venerable actriz de cine y teatro describe al director Campbell, con el que trabajó por primera vez en GoldenEye, como “un par de manos seguras”. “Hice mi primera película de Bond con Martin, y es fantástico volver a trabajar con él. Es muy entusiasta y conoce las condiciones con las que nos gusta trabajar a los actores. Sabe que cuando haces tomas repetidas, necesitas tener una atmósfera de calma y tranquilidad suspendida, para poder pasar rápido a la siguiente toma mientras todo sigue claro en tu mente. No hay nada peor que un descanso enorme entre tomas, en el que la gente se relaja y da vueltas por ahí. Martin es alentador, amable y nervioso. Y conoce el escenario de Bond muy, muy bien”.

La actriz italiana Caterina Murino casi pierde la oportunidad de interpretar a Solange, la bella aunque infeliz mujer del rudo socio de Le Chiffre, Alex Dimitrios. Estaba rodando en Argentina cuando fue la primera sesión de casting en París, pero tuvo una segunda oportunidad cuando estaba rodando en Roma, donde tuvo lugar otra audición. “El día antes de mi cita me caí de un caballo mientras ensayaba y terminé en el hospital con la espalda lesionada. Fui a la sesión de casting con muchísimos dolores (¡casi no podía andar!). Y luego me preguntaron si podía montar y ¡tuve que responder que me acababa de caer de un caballo!

A pesar del duro comienzo, Murino pronto recibió una llamada en su casa de Sardinia ofreciéndole el papel de Solange. “Estaba rodando ese día, vestida como un soldado, con una barba postiza y un bebé (¡lo contrario a una chica Bond!). Todo el mundo me preguntaba: ‘¿Estás segura de que la llamada era para ti?’”

Aunque CASINO ROYALE es el primer papel en cine de Murino en inglés, la actriz de 29 años aprende idiomas con facilidad. “Aprendí francés en cuatro meses para interpretar a la hermana de Jean Reno en una película francesa, y también rodé en español en Argentina. Pero aunque he trabajado en inglés en un drama para televisión, tuve que practicar el idioma —y montar a caballo— durante un par de meses".

Murino describe a Solange como una mujer muy moderna con poco gusto para los hombres. “Mi marido es Dimitrios, la mano derecha de Le Chiffre. Él es fuerte y rico y malo —una poderosa combinación que atrae a las mujeres. Cuando conoce a Bond, su marido acaba de ser muy grosero con ella frente a todo el casino. Decide divertirse un poco y devolvérsela, así que se va con Bond. No sabe quién es él. Sólo es un chico sexy que la invita a tomar una copa. Tienen un sexo fantástico, y luego él se va. Pero ella termina pagando un alto precio por divertirse".

Sobre el atractivo casi universal de Bond para las mujeres, Murino dice, “Siempre nos enamoramos del hombre imposible, del hombre que tienes una noche y que nunca vuelve. James es duro, peligroso, y elegante. Viaja por todo el mundo, pero nunca da su corazón, sólo su cuerpo. No debes enamorarte de él. Entre Bond y Solange la energía es puramente sexual —pura química”.

“Normalmente no encuentro muy cómodas las escenas de sexo”, añade la actriz. “Pero Daniel y Martin Campbell me lo pusieron muy fácil, y me sentí muy tranquila. Martin tiene mucha energía, y mucha autoridad. Puedes ver que le gusta hacer películas de acción, pero también es genial con las escenas íntimas".

Murino dice que estaba emocionada por trabajar con Judi Dench, aunque bajo extrañas circunstancias: “Sólo tuve una escena con Judi y para entonces ya estaba muerta. ¿Puedo seguir diciendo que he actuado con Judi Dench, aunque sólo estuviera haciéndome la muerta?”

La actriz americana nacida en Bosnia, Ivana Milicevic, cuyos numerosos créditos en cine y televisión incluyen "Mind of the Married Man" de HBO, Ojalá Fuera Cierto y Love Actually, interpreta a la mortal compañera de Le Chiffre, Valenka.

“Veía 007 cuando era una niña, y recuerdo estar aterrorizada con el personaje Tiburón en La Espía que me Amó”, dice Milicevic. “De repente ser adulta e interpretar a una villana en una película de Bond es fantástico”.

Aunque la mayoría de la considerable experiencia en la actuación de Milicevic ha sido en dramas y comedias, dice que se sintió como en casa en el rodaje de CASINO ROYALE. “De algún modo, es como estar trabajando en las películas independientes a la que estoy acostumbrada. Hablábamos de las escenas, ensayábamos, discutíamos los detalles y todos exponían ideas. Estaba impresionada de que éste fuera el modo en que Martin Campbell llevaba una película tan grande. Una película Bond parece una familia que sabe exactamente cómo sacar lo mejor de los otros. Te sientes cómoda viendo cómo todo el mundo está centrado en lo que quieren; es fantástico”.

“Espero que a todos los fans de Bond les encante CASINO ROYALE”, dice Milicevic, “pero también espero que la gente que nunca haya visto una película Bond la vea como una gran historia y un gran thriller”.

Sébastien Foucan (uno de los creadores y uno de los profesionales más importantes del arte del Parkour) interpreta a Mollaka, el creador de bombas sorprendentemente rápido y diestro al que Bond persigue por la Embajada de Nambutu. También conocido como “free running”, el Parkour llamó por primera vez la atención del público del Reino Unido en 2003, cuando la BBC emitió un anuncio en el que aparecía un hombre corriendo y saltando por encima de objetos con mucha prisa por llegar a casa a ver la televisión. Más tarde apareció en el thriller de acción policiaco francés futurista, Distrito 13, protagonizado por David Belle, amigo de la infancia de Foucan y uno de los creadores del Parkour.

Basado en la palabra francesa parcours, u obstáculo, Parkour enfatiza el uso de obstáculos en el entorno como accesorios que ayudan al corredor a moverse con rapidez por el terreno. “No sólo es correr y saltar”, dice Foucan. “Tiene que ver con adaptarte dentro del entorno para superar barreras a tu progreso físico. Trata del movimiento fluyendo en libertad. La habilidad de mi personaje es que puede moverse muy rápido para escapar de Bond, así que intentamos encontrar un modo de moverse rápida y eficazmente, más que hacer trucos de especialistas”.

Foucan, que a menudo pasa seis o siete horas practicando Parkour en un circuito especial en su ciudad natal en Francia, se adaptó con facilidad a los rigores del rodaje de CASINO ROYALE. Aún así apreció los consejos dramáticos que recibió de la estrella Daniel Craig. “Daniel me fue de mucha ayuda, dándome consejos sobre cómo actuar con cámaras. Aunque él no practica Parkour, es muy fuerte y le resulta fácil correr y perseguirme. Hemos pasado tres meses trabajando en esta secuencia que quizá esté en pantalla cinco minutos —pero espero que sean 5 minutos intensos, y que la gente los disfrute".

El Parkour se inspira en la acrobacia, el baile, las artes marciales y las formas de arte populares como el cine y el cómic, aunque también en antiguas escuelas de pensamiento asiáticas, dice Foucan. “Sin filosofía, la acción no significa nada. La vida está hecha de obstáculos y desafíos. Superarlos es progresar”.

Martin Campbell, cuyos créditos incluyen los éxitos de taquilla de acción, La Máscara del Zorro y La Leyenda del Zorro, además de GoldenEye, dice que estaba emocionado por asumir el mando de CASINO ROYALE por la transformación que sufre el personaje del agente secreto. “Esta es la primera misión 00 de Bond y tiene mucho que aprender. Al principio comete errores y es reprendido por M. Piensa más con el corazón que con la cabeza, y las cosas van mal. Pero al final de la película se está convirtiendo en el hombre que conocemos. Vemos a Bond enamorarse de Vesper, pero también se involucra en violencia realmente brutal. Esta película es más realista y más implicada emocionalmente que las anteriores”.

Aunque la novela de Ian Fleming en la que está basada la película se publicó por primera vez en 1953, la ambientación de la película es inconfundiblemente contemporánea. Aunque la trama se sigue centrando en el villano Le Chiffre que pierde el dinero de alguien en una conspiración aparentemente a prueba de tontos y organiza un torneo en el casino para intentar recuperar sus pérdidas, la película recupera referencias a la Guerra Fría, como la némesis de Bond, SMERSH, el grupo terrorista internacional más diabólico que ha habido nunca.

Otra actualización de la novela de Fleming es la partida que Bond y Le Chiffre juegan en el Casino Royale. En el libro, la partida es de Chemin de Fer, una variante del bacarrá. Para la película, la partida se cambió por una de Texas Hold’em, en parte por el reciente fenómeno mundial del poker, dice Wilson, pero también porque el poker es un juego de faroles y estrategia que ofrece más posibilidades dramáticas en pantalla.

Rodar el maratón de cartas de la película resultó ser incluso más duro que algunas de las espectaculares escenas de acción de CASINO ROYALE, dice Campbell. “Esto es lo más difícil que he rodado nunca —diez jugadores en torno a una mesa, jugando al Texas Hold'em, todos mirando sus cartas y a los demás. Mantener la tensión y la continuidad fue una pesadilla. De hecho, sería una buena prueba para los estudiantes de cine como ejercicio. Afortunadamente, el productor Michael G. Wilson es un genio del poker y muy bueno con los números. No podría haberlo hecho sin él".

Copyright de texto e imágenes © 2006 Eon Productions. Cortesía de Sony Pictures Releasing de España. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • Los nuevos medios audiovisuales
    Escrito por
    Los nuevos medios audiovisuales El desarrollo de los ordenadores y los sistemas digitales de grabación, edición y reproducción ha traído grandes cambios al medio audiovisual. Por un lado, ha hecho fáciles cosas que hasta hace poco resultaban muy costosas…
  • Del oso al mono
    Escrito por
    Del oso al mono Un adagio tradicional sostiene que el hombre es como el oso: cuanto más feo, más hermoso. Vista la deriva de las identidades sexuales en estos tiempos, si se vuelve al refrán caben, al menos, dos…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Acupuntura y ciencia
    Acupuntura y ciencia Imagen superior: sala de acupuntura en Taipei (Autor: Tomás Fano, CC) Los charlatanes que ofrecen curas “místicas” merecen la consideración de estafadores, sobre todo en el caso de fraudes burdos, que inducen a los clientes…
  • Recuerdos peruanos
    Escrito por
    Recuerdos peruanos Hace veinte años que me leí mi primer Vargas Llosa. Siempre me pasa lo mismo. Voy a los sitios virgen de experiencias, virgen de conocimientos. Así fui a Perú. Había solicitado una beca Intercampus y,…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Pequeño gran Mendelssohn
    Escrito por
    Pequeño gran Mendelssohn Siempre hay que volver a elogiar en Mendelssohn la conseguida conciliación entre una sensibilidad romántica y una mentalidad clásica, el sentimiento controlado por la inteligencia o, si se prefiere, una inteligencia sentimental hecha sentimentalidad inteligente.…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC