"21: Blackjack" (Robert Luketic, 2008)

21 Black Jack

¿Cómo ganar en los casinos empleando el cálculo de probabilidades? De eso trata 21 Black Jack, de Robert Luketic. El largometraje narra la aventura de unos personajes de los que nunca se sabe si son muy ambiciosos o demasiado inteligentes, unos caraduras o unos tipos con el extraño don de controlar su suerte.

Inspirada en la historia real de un grupo de matemáticos que se hicieron millonarios en Las Vegas, 21 Black Jack es un espectáculo lleno de dinamismo, sumamente entretenido. Para hablar sobre la película y sobre los desafíos que plantea, entrevistamos hoy a Gonzalo García Pelayo, comunicador, cineasta, productor musical y respetado maestro del juego.

La película de Robert Luketic interesa a Gonzalo García Pelayo por diversas razones. En primer lugar, se siente identificado con la trama, y desde el punto de vista de un jugador profesional, entiende que su actividad queda reflejada con un grado suficiente de verosimilitud. Al final –y si alguien quiere hacer una apuesta en sentido contrario, lleva las de perder–, hay situaciones en las que casi todo asiduo a los casinos acaba coincidiendo.

¿Por qué frente a historias como 21 Black Jack el riesgo de fracaso es lo primero que nos seduce? En el fondo, supongo que es así de simple: un auténtico ganador se mide al borde del abismo. Lo que atrae de este tipo de personajes es su incapacidad de manejarse con arreglo a un guión establecido, su disposición para procesar cualquier mala noticia, su claridad mental y su talento... No por fuerza en ese orden.

El personaje central de 21 Black Jack es Ben Campbell (Jim Sturgess), apocado estudiante del Instituto Tecnológico de Massachusetts. Ben se las ve y se las desea para pagar la matrícula de la universidad, y eso le lleva a aceptar la proposición de su profesor de matemáticas, Micky Rosa (Kevin Spacey).

La oferta es tentadora y también arriesgada: el joven se unirá a un grupo de talentos en el calculo de probabilidades, y juntos harán saltar la banca en los principales casinos de Las Vegas.

El guión, obra de Peter Steinfeld y Allan Loeb, está basado en la novela Bringing Down the House de Ben Mezrich, y en la hazaña real de varios estudiantes del MIT que estudiaron y dominaron las probabilidades del black-jack. Se calcula que ganaron más de tres millones de dólares en apenas dos años.

Antes de publicarla en forma de libro, Mezrich dedicó un artículo a esta peripecia en septiembre de 2002. Su publicación en Wired despertó el interés de Dana Brunetti y Kevin Spacey, quienes compraron inmediatamente los derechos de adaptación al cine.

Uno de aquellos estudiantes que desafiaron a los casinos, Jeff Ma, participó en el rodaje como asesor, y los miembros del reparto –Jim Sturgess, Kate Bosworth, Liza Lapira, Jacob Pitts, Aaron Yoo, sin olvidar a los veteranos Spacey y Laurence Fishburne– tuvieron que aprender a manejarse en la mesa de black-jack con parecida soltura.

Sinopsis

Ben Campbell es un tímido y brillante estudiante del MIT que, debido a la necesidad de pagarse el siguiente año universitario, encuentra las respuestas que busca jugando a las cartas. Ben es reclutado por un grupo de jóvenes de la universidad que van a Las Vegas a jugar. Con un profesor de matemáticas poco ortodoxo, que es un genio en estadísticas, liderando el grupo, han conseguido averiguar la clave para ganar.

Seducido por el dinero, por el estilo de vida de Las Vegas y por su inteligente y sexy compañera de equipo, Jill Taylor, Ben comienza a cruzar los límites. Aunque contar las cartas no es ilegal, las apuestas son altas, y el desafío consiste no sólo en llevar bien la cuenta de los números, sino en ir un paso por delante del amenazador policía de casinos, Cole Williams.

Copyright de inágenes y sinopsis © 2008 Columbia Pictures, Relativity Media, Trigger Street y Michael De Luca Productions. Cortesía de Sony Pictures Releasing de España. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • Chesterton contra Einstein
    Escrito por
    Chesterton contra Einstein Cuando Einstein, que era ateo, o al menos agnóstico, conoció ciertas conclusiones de la física cuántica, dijo que él no podía creer que Dios jugase a los dados. No podía aceptar un universo azaroso. Chesterton,…
  • Anomalías de la literatura argentina
    Escrito por
    Anomalías de la literatura argentina Con cierto hartazgo, los argentinos que andamos dispersos por el mundo –eventualmente, también concentrados– recibimos la machacona pregunta: ¿Cómo es posible que un país de tantos recursos ande tan mal? ¿Cuál es su anomalía? Supongo…
  • El joven de Chan Hol
    Escrito por
    El joven de Chan Hol Los seres humanos actuales son el resultado del tercer intento de los dioses por crear al hombre, de acuerdo con el relato de los mayas quichés de Guatemala, el Popol Vuh: “La abuela…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Lem: novela, filosofía y ciencia
    Lem: novela, filosofía y ciencia Pensar en relaciones entre ciencia y literatura remite siempre a la ciencia ficción. Es común verla como un simple uso fantasioso de conceptos vagamente científicos (como La Guerra de las Galaxias, que por supuesto NO…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Intimidades románticas
    Escrito por
    Intimidades románticas Acaso toda la música sea romántica. Entonces, habría que suprimir esta categoría de la historia y de la estética musicales. El pataleo general que es previsible obligaría a la restauración. Sería el momento de reconocer…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC