"Heidi", de Purita Campos

HeidiEste volumen encierra un pequeño tesoro para todas las edades. Y ese tesoro es la adaptación que Purita Campos realizó de dos clásicos de la narrativa infantil: Heidi y Otra vez Heidi, de Johanna Spyri.

En mi opinión, una de las grandes imágenes de la infancia es la de aquellas vistosas portadas de la colección Historias Color.

Ni tan sólo el que su papel haya empezado a amarillear ha disminuido –al contrario– la simpatía que aún inspiran.

Claro que no es simple cuestión de nostalgia.

En aquellos libros de Bruguera, adaptaciones de la literatura clásica juvenil, participaron algunos de los autores de cómics más admirables de nuestro país.

Pienso todo esto a propósito del tomo recién publicado por Glénat, donde se reúnen dos de esas adaptaciones, firmadas por la gran Purita Campos: Heidi (1973) y Otra vez Heidi (1975).

En ambos casos, se trata de versiones de las populares novelas de Johanna Spyri, dibujadas con delicadeza, intensidad y envidiable destreza, sin nada que perjudique la frescura de su mensaje.

Estaremos de acuerdo en que ya no se hacen historietas como Heidi: una producción de muy buen nivel, que transpira una vitalidad contagiosa y agota cualquier sinónimo del encanto y la inocencia (lo que acaso sea una declaración de principios de la dibujante).

Esa colorida sensibilidad, aunque despierte en nosotros el recuerdo de viejos tiempos, merece ser disfrutada por los jóvenes lectores de hoy.

En este sentido, el volumen que edita Glénat demuestra que la voz personalísima de Purita mantiene su atractivo más allá de las modas.

Cada viñeta aporta claridad y fluidez a una historia que, por razones obvias, debe quedar reducida a una cantidad determinada de planchas.

Ah, pero ahí están las ediciones que Juventud hizo de los libros de Spyri –inolvidables las láminas de Mercedes Llimona– para confirmar que Purita Campos los resume con solvencia, sin traicionar su espíritu.

No hay un momento de decaimiento ni un solo tramo en el que el candor degenere en ñoñería.

Como siempre, donde Campos es insuperable es en la frescura, en la humanidad de sus personajes y en el suave matiz de cada uno de sus gestos.

Sin alejarse de este registro –auténtico marchamo de la casa–, ya saben que la dibujante reunió un amplio catálogo, destinado con preferencia al público femenino.

Y aunque esta Heidi no figure entre sus obras más populares, respira ternura, tiene temperamento y puede satisfacer tanto el gusto de un lector veterano como el de los más pequeños.

Nota editorial

La autora superventas de Esther y su mundo, Purita Campos, hizo en los años setenta su propio acercamiento a Heidi, el clásico de Johanna Spyri, que a día de hoy sigue siendo uno de los libros más leídos de la literatura infantil en todo el mundo y que ha hecho soñar a varias generaciones de niños.

Heidi, el abuelo, Clara, la señorita Rottenmeier y todos los demás personajes de este cuento inolvidable vuelven ahora a la vida gracias a esta nueva edición integral, que combina los tomos Heidi y Otra vez Heidi.

Purita Campos (Barcelona, 1937), estudió dibujo durante siete años en la Llotja de Barcelona y después trabajó como ilustradora y figurinista, colaborando en varias revistas de modas.

A finales de la década de 1950 entró en el mundo de la historieta gracias a su calidad como dibujante y a su buen hacer, se inició profesionalmente como portadista en colecciones como Can Can o Celia, de Editorial Bruguera, y pronto comenzó a realizar historietas para las colecciones de tebeos para niñas de la misma editorial, Sissi, Blanca, Dalia, etc.

Años después comenzó a trabajar para las editoriales inglesas, para las que realizó diversas series de historietas femeninas a través de la agencia Creaciones Editoriales, alcanzando un gran éxito al dibujar los guiones de Phillip Douglas para la serie Patty´s World, que realizó durante casi veinte años para diversas revistas inglesas y que fue publicada en España con el título Esther y su mundo; esta obra supuso para la autora el éxito y el reconocimiento internacionales.

Purita Campos forma parte de la generación de dibujantes que en las décadas de 1970-1980 contribuyeron al renacimiento de la historieta española, con obras realizadas en gran medida para editoriales y lectores ingleses, holandeses, alemanes, nórdicos, y también americanos.

A través de sus historietas, Purita se muestra como una de los mejores dibujantes españoles de su tiempo, con una obra que no ha perdido frescura e interés y que, más allá de la nostalgia, muestra su valía e interés actuales.

Su alta calidad como dibujante no ha sido suficientemente valorada hasta ahora, pese a ser, quizá, la autora más importante de la historieta española, junto con Pili Blasco.

Entre sus historietas más famosas están, además de Patty´s World, la protagonista de la revista holandesa Tina, un personaje con el mismo nombre que la revista, sobre guión de Andreis Brandt.

Y la serie propia Gina, desarrollada en equipo con el guionista Francisco Ortega.

Gina parte de los modelos y convenciones de la historieta inglesa para niñas.

En la serie se refleja la vida diaria de Gina, sus amigos, su familia, con los pequeños acontecimientos que resumen la vida de una adolescente a la que vemos crecer como persona y como mujer a lo largo de este libro, desde las amistades juveniles hasta los primeros amores en el ambiente acelerado de los años 70/80.

Se trata de una obra de autor, pues, pese a los nombres y la ambientación británicas, Purita Campos y su guionista trabajaban con la vista puesta en las adolescentes y las jóvenes españolas de aquellos años, por ello Gina puede considerarse una serie ejemplar en tanto que retrata a las muchas Ginas, Puras, Mercedes, Pilares, Estrellas y Paquitas que protagonizaban el gran cambio sociológico de aquellos años, en un mundo que en el último tercio del siglo XX estaba evolucionando profundamente.

Copyright de imágenes y nota editorial © 2009 Ediciones Glénat España. Cortesía de Glénat. Reservados todos los derechos.


  • El gran peligro
    El gran peligro Primero fue la bomba atómica, que traía consigo lo que nunca había ocurrido: la posibilidad aterradora de que el ser humano fuera la primera especie capaz de destruirse a sí misma. Los temores de un invierno nuclear,…
  • Verdad científica y consenso
    Verdad científica y consenso No hace mucho, presenté un comentario sobre el calentamiento global y el cambio climático que trae aparejado, y los describí como “la más grande amenaza para la supervivencia humana”. En respuesta, más de un lector me acusó de estar…
  • ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares?
    Escrito por
    ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares? Un estudio realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals descubrió en 2016 que la cantidad de CO2 emitida por el suelo a través de…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC