"Traición sin límite" ("Extreme prejudice", Walter Hill, 1987)

Traición sin límiteEn 1987, el director Walter Hill el guión de su nuevo proyecto a Nick Nolte, junto a quien ya había trabajado en Límite: 48 horas.

Ante la brillantez del guión propuesto, el actor no puede menos de aceptar y ponerse de nuevo a las órdenes del director que le lanzó definitivamente a la fama.

En esta ocasión, Nolte se presenta sobrio en el set de rodaje. "Durante estos años –dice–, he asimilado muchas lecciones de mis innumerables errores y la mayor ha sido que un alcohólico poco tiene que hacer en esta profesión. No es respetado por nadie, ni siquiera por él mismo".

El actor es ahora más complejo, más versátil y, al mismo tiempo, más sencillo de tratar que en esa etapa dominada por el alcoholismo.

Completan el reparto elegido para el rodaje de Traición sin límite el canadiense Michael lronside, en el papel del comandante Paul Hackett, Powers Boothe como Cash Bailey y la venezolana de origen cubano María Conchita Alonso, que encarna a Sarita Cisneros, la mujer que enfrenta a los dos protagonistas.

Casi todos ellos son actores secundarios que, pese a su talento, en raras ocasiones han interpretado papeles principales.

Así, Boothe había debutado en La chica del adiós (1977), de Herbert Ross, alcanzando una relativa fama como protagonista de La selva esmeralda (1985).

lronside pasa por ser uno de los actores fetiches del moderno cine fantástico, con títulos tan populares en su filmografía como Scanners (1980).

Finalmente, María Conchita Alonso es conocida en Estados Unidos por sus intervenciones en Un ruso en Nueva York (1984) y Touch and Go (1986).

En esta ocasión, Nolte debe interpretar a Jack Banteen, un duro agente de los Rangers de Texas que, en pleno siglo XX, actúa según un código de honor y venganza más propio de los tiempos en que su corporación estaba en auge.

Quien fundó esta institución armada fue el pionero Stephen F. Austin, que en 1823 formó un estricto grupo de diez pistoleros a fin de velar por la seguridad de los colonos de Texas, acosados por aquel entonces por tribus indígenas y bandas de salteadores.

El grupo conoció su época de esplendor a comienzos del presente siglo, pasando sus hazañas a la memoria colectiva de los americanos, mitificado ya como arquetipo del orden en la frontera.

Estrellas como Clint Eastwood o Chuck Norris habían encarnado con anterioridad a rangers de inquietante presencia, aunque quizá sea Nolte quien mejor haya sabido interpretar la condición crepuscular de esta agencia, de la que apenas quedan un centenar de miembros en activo, al servicio de las oficinas locales.

El ranger Jack Banteen, libremente inspirado en un agente real, Joaquin Jackson, resume la leyenda del héroe texano: un tipo individualista e impulsivo cuya expresión cinematográfica ha dado lugar a no pocos westerns.

El propio actor aclara que "andaba buscando un papel que simbolizase de algún modo la tradición norteamericana y, a mi juicio, los rangers representan a la perfección una parte importante de la Historia de mi país".

Un elemento que la crítica especializada destacó de Traición sin límite es la expresión estilizada de la violencia que Hill pone en escena.

La deuda de Walter Hill con títulos tan épicos como Grupo salvaje (1969), de Sam Peckinpah, no es casual en el director de Forajidos de leyenda (1980), un cineasta cuyo prestigio se ha forjado precisamente en el cine de acción.

Si además se tiene en cuenta que los responsables del argumento de la película que nos ocupa son el imprevisible John Milius –quien, por cierto, trabajará más adelante con Nolte– y su amigo Fred Rexer, un veterano del Vietnam, no hay dificultad alguna para identificar las influencias que hacen de este largometraje un romántico espectáculo en torno a la amistad, la traición y el miedo.

No obstante, Hill señala a este respecto: "Hay muchos tipos de miedo. Pero en lo que a mí respecta puedo afirmar que he visto la cara del enemigo y éste no es otro que nosotros mismos".

Esto es algo que Nick Nolte conoce muy bien, sobre todo cuando recuerda los momentos en que su irreprimible afición por la bebida le arrastraba hacia un camino enfermizo, en los márgenes de la autodestrucción.

Producción: Carolco / TriStar.

Director: Walter Hill.

Reparto: Nick Nolte, Powers Boothe, María Conchita Alonso, Michael Ironside, Rip Torn y Clancy Brown.

Sinopsis

Dos amigos de la infancia, enamorados de la misma mujer, traicionan su relación y siguen dos caminos opuestos.

Uno de ellos, Jack Banteen, se convierte en la autoridad local.

El otro, Cash Bailey, es un traficante de drogas relacionado con las mafias mexicanas.

Mientras se acerca el momento del enfrentamiento entre ambos, aparece en escena Paul Hackett, comandante de un grupo de operaciones especiales que no duda en traicionar a sus hombres con tal de obtener un botín de diez millones de dólares.


ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

Cine clásico

  • Cine del pasado
    Escrito por
    Cine del pasado Martes tarde. Debo entregar el artículo de los miércoles. No tengo nada y, lo que es peor, no tengo excusa. Vivo en un estado de resaca permanente y eso que no bebo. Lo bueno de…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC

  • Aprender a amar los bosques
    Escrito por
    Aprender a amar los bosques La poetisa Emily Dickinson nos dejó esta confesión: "Cuando frecuentaba el bosque de pequeña, me decían que una serpiente podría picarme, que podría coger una flor venenosa o que los duendes me podrían raptar, pero…
  • La democracia de los babuinos
    Escrito por
    La democracia de los babuinos Los babuinos son animales que tienen claras jerarquías establecidas, como otros primates o las manadas de lobos. Un equipo internacional de científicos, de las universidades estadounidenses de Princeton y de California, la Universidad de Oxford…